El continente europeo cuenta con muchos lugares de interés para los turistas que quieran conocer el increíble legado histórico, cultural y artístico de Europa. De otra forma, no hay que subestimar las maravillas naturales que caracterizan Europa y las actividades al aire libre, divertidas y joviales, que es posible hacer para transformar un viaje en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos en unas vacaciones excepcionales y, sobre todo, inolvidables.

Lo más recomendable, por consiguiente, es considerar una estadía en uno de los numerosos archipiélagos de Europa, para conocer las mejores islas europeas. Pues, descubrí más sobre las mejores islas de Grecia, Francia, España, Italia, Portugal y otros Países europeos y planeá un viaje de ensueño. En efecto, estas islas, conocidas y apreciadas en todo el mundo, son de los destinos más atractivos del continente, ya que están caracterizadas por algunos de los paisajes más sugestivos y cautivadores de esta parte del mundo. Entonces, no te pierdas la ocasión de conocer todo los detalles sobre las diez mejores islas europeas:

Skye, Escocia

La primera de las mejores islas europea sin duda es la Isla de Skye, o sea la más grande del archipiélago de las Hébridas Interiores, en Escocia. Esta isla es muy conocida por los paisajes excepcionales y por las maravillas naturales, entre montañas, colinas, cascadas, calderas y restos de la actividad volcánica. 

Skye cuenta, en efecto, con unas atracciones naturales inigualables, como por ejemplo “The Quiraing”, a media hora de la capital Portree, caracterizada por el paisaje montañoso y rocoso típico de Escocia. No hay que olvidarse, además, de la formación rocosa e irregular más peculiar de la isla, o sea el “Viejo Hombre de Storr” y de las montañas Cuillin, en donde se encuentran varios castillos antiguos e imponentes.

Islas Lofoten, Noruega

El archipiélago noruego de las Islas Lofoten, ubicado por encima del círculo polar ártico, es muy conocido por el encanto de sus paisajes naturales y salvajes, por la excelencia en la pesca, por la posibilidad de explorar las bellezas naturales en kayak y de practicar tus deportes favoritos, como el senderismo, el surf, el buceo y el rafting marino.

Lofoten cuenta con la certificación que indica que este archipiélago es un “destino sostenible”, ya que se están realizando esfuerzos considerables para reducir el impacto de la actividad humana sobre el medio ambiente. La particularidad de estas islas, además, es que de mayo a julio es posible disfrutar del sol a medianoche y en otras épocas del año es posible admirar las increíbles auroras boreales.

Córcega, Francia

Córcega es la cuarta isla más grande del Mar Mediterráneo. Esta isla francesa es conocida como “La isla de la belleza” por su increíble naturaleza y por las aguas divinas. No es una casualidad que parte de sus extraordinarias riquezas naturales hayan sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En efecto, el paisaje es muy variado, ya que cuenta con unas playas de arena fina muy acogedoras, el mar de un color azul turquesa, los profundos acantilados irregulares, los bosques mediterráneos, la gran cantidad de ríos y lagos y las montañas muy altas, de más de 2000 metros de altura. Es por eso que más de la mitad de la superficie de la isla forma parte de una reserva natural y de un parque marino, que protegen al punto fuerte de la Isla de Córcega: la naturaleza.

Capri, Italia

La célebre Isla de Capri, ubicada frente al Golfo de Nápoles, es una de las más pintorescas de Italia. En efecto, se trata de un lugar bastante exclusivo, que desde la época romana ha sido uno de los destinos más célebres para pasar las vacaciones. Capri, además, es muy conocida por los paisajes sugestivos que dejan sin aliento a todos los turistas.

Esta isla ofrece unas atracciones inigualables, de alto interés histórico y cultural, como el centro y los restos arqueológicos de las grandes mansiones romanas. El otro punto fuerte, sin embargo, es la naturaleza considerable, cuyos protagonistas son los “Faraglioni”, unos acantilados imponentes, de formas irregulares, que salen de las aguas turquesas creando un paisaje único que es posible admirar gracias a las excursiones en barco.

Santorini, Grecia

Santorini es una de las islas europeas más célebres y forma parte del archipiélago de las Islas Cícladas, que incluyen también Mykonos, Naxos y Paros. Se trata de una de las islas griegas más típicas, caracterizada por la atmósfera de sosiego y jovialidad, por las casas blancas y azules y por las flores que adornan las ventanas y las terrazas de los edificios.

De otra forma, no hay que olvidarse de los paisajes excepcionales caracterizados por las aguas turquesas, la vegetación salvaje, la caldera de un antiguo volcán y los acantilados rocosos e irregulares. Por último, puede ser que no todos sepan que, según la leyenda local, en Santorini se encontraba la misteriosa Atlántida, destruida por una erupción del volcán.

Madeira, Portugal

Madeira es una de las dos islas mayores y habitadas del archipiélago portugués homónimo, de origen volcánico. Esta isla cuenta con un clima favorable durante todo el año y está caracterizada por una belleza natural increíble: los protagonistas del paisaje son las zonas de un verde brillante y los acantilados irregulares de formas muy singulares. Por eso, una de las actividades turísticas más populares en Madeira es hacer senderismo.

Otro punto fuerte de la isla portuguesa es la atmósfera de tranquilidad y sosiego, ya que Madeira no es el típico destino de los amantes de las playas tropicales: se trata, más bien, del lugar ideal para conectar con la naturaleza y relajarse en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.

Gozo, Malta

Gozo es la segunda isla más grande del archipiélago de Malta, ya que cuenta con una superficie de casi 70 kilómetros cuadrados. Esta isla es una pequeña joya del Mar Mediterráneo, por la belleza de sus paisajes y por la importancia histórica, ya que Gozo fue habitada desde el año 5000 a.C. En efecto, en la isla es posible admirar los célebres Templos de Gantija, unas considerables estructuras megalíticas.

Además de broncearse en las playas de la isla, bajo el sol radiante y calentito, en Gozo es posible practicar varios deportes. Generalmente, los turistas aman hacer senderismo en la sugestiva zona de los Templos  y practicar buceo y hacer snorkel para descubrir la vida submarina del Mediterráneo.

Creta, Grecia

Creta es la isla más grande de Grecia y una de las más importantes de todo el Mar Mediterráneo: es por eso que se trata de un destino muy célebre y deseado. Esta isla cuenta con un legado histórico, arqueológico, arquitectónico y cultural muy valioso y, sin duda, está caracterizada por unos paisajes muy variados y atractivos y por la típica atmósfera encantadora y jovial de Grecia.

El clima muy favorable es otro punto fuerte de la isla, además de las playas de arena dorada, de las aguas transparentes y de la lujuriante vegetación. De otra forma, no hay que olvidarse de la gran cantidad de actividades para hacer, de los restaurantes, los bares, los locales nocturnos y las tiendas que Creta ofrece a los turistas para pasar unas vacaciones inolvidables.

Isla de Elba, Italia

Se trata de la más grande del archipiélago toscano: la Isla de Elba cuenta con muchos kilómetros de playas acogedoras, con unas aguas transparentes de un color azul muy intenso y con unos paisajes únicos. El área de la isla, en efecto, forma parte del Parque Nacional del Archipiélago Toscano, cuya misión es proteger a la flora y a la fauna típicas de esta parte de Italia.

La Isla de Elba, además, cuenta también con muchos servicios para los turistas y con innumerables actividades para hacer, con varios lugares para visitar y con la posibilidad de practicar muchos deportes. En efecto, en la isla hay varios campos de golf y unas zonas perfectas para hacer snorkel y practicar buceo disfrutando de la vida submarina de la Isla.

Formentera, España

La última de las mejores islas europeas sin duda es Formentera, que junto a Mallorca, Menorca e Ibiza forma parte del archipiélago de las Islas Baleares. Se trata de la isla habitada más pequeña, que cuenta con una considerable extensión de la costa, con un clima muy seco y con la atmósfera de alegría y vivacidad típica de España.

Formentera está caracterizada, además, por una biodiversidad considerable y por una variedad de flora y fauna increíble. Por eso, parte de la isla está incluida en un parque natural que protege las especies de animales y de vegetales tanto terrestres como acuáticas típicas de las Baleares. No te pierdas, entonces, este lugar espectacular: desvelá lo mejor de Formentera.

Descubrí todo el mundo viajando con Costa

Europa, sin duda, cuenta con muchas islas espectaculares, caracterizadas por lindas playas de arena, acantilados peculiares, bosques lujuriantes, zonas verdes y reservas naturales, una biodiversidad considerable y un increíble legado histórico y cultural. No hay duda, pues, que las diez islas europeas anteriormente presentadas pueden ser unos destinos excelentes para tus vacaciones en familia, en pareja o con un grupo de amigos.

Hay que saber, sin embargo, que Costa Cruceros te lleva a conocer las maravillas de los cinco continentes del mundo: ¡escogé tu destino favorito y tus fechas ideales y zarpá ya!