Uno de los destinos más exóticos y atractivos de todo el mundo sin duda es la Isla de Pascua, extremadamente alejada del continente y caracterizada por una atmósfera de misterio y leyenda. Rapa Nui, o sea la Isla de Pascua, está ubicada, en efecto, a más de 3600 kilómetros de distancia de Chile. 

Esta isla de origen volcánico no es muy grande: cuenta con una superficie de poco más de 160 kilómetros cuadrados y está caracterizada por un paisaje increíble, cuyos protagonistas son los cuatro volcanes: Rano Kau, Rano Raraku, Terevaka y Poike. El símbolo de la Isla de Pascua, pero, son las célebres cabezas, o sea los Moáis, esculturas enormes con forma humanoide realizadas con roca volcánica. Los Moáis son unas obras artísticas muy misteriosas, ya que todavía no está muy claro lo que simbolizan y cuando han sido construidas.

Si la Isla de Pascua te intriga y, como muchos turistas, deseás descubrir todos sus secretos y vivir un viaje único, aquí encontrás todas las informaciones útiles con respecto a Rapa Nui:

Cómo llegar a la Isla de Pascua

Rapa Nui, o sea la Isla de Pascua, está ubicada muy lejos de Chile y del continente sudamericano. Por consiguiente, para llegar a esta isla legendaria y peculiar hay que tomar un avión o un crucero.

En efecto, se puede llegar a la Isla de Pascua con un vuelo desde Santiago de Chile o desde Tahití. En ambos casos, se trata de un vuelo de más de 5 horas, ya que esta isla se encuentra en la Polinesia, en medio del Océano Pacifico, a más de 3600 kilómetros del continente. Asimismo, es posible llegar a Rapa Nui por mar, o sea con un crucero por Sudamérica.

Cabezas Isla de Pascua

El símbolo de la Isla de Pascua, conocida en todo el mundo, son las célebres cabezas, o sea los Moáis. Se trata de centenas de estatuas monolíticas gigantes con forma humanoide presentes en toda la isla. La palabra “Moái” en efecto significa escultura. 

Los  Moáis son tan célebres porque, además de ser el emblema de la Isla de Pascua, son unas obras artísticas misteriosas, ya que se sabe muy poco al respecto. Las dichas cabezas están realizadas en toba, o sea una roca volcánica. No está muy claro en qué periodo histórico han sido construidas, pero parece que no haya sido hace más de 1500 años, como se solía pensar. La altura puede variar entre 2 y 20 metros y las estatuas tienen pequeños detalles que reproducen la cultura de la época en que han sido realizadas. En efecto, algunas están caracterizadas por peinados singulares y otras por el “Pukao”, un moño rojo situado sobre la cabeza.

El significado de los Moáis tampoco está muy claro. Es probable que hayan sido construidos por los polinesios alrededor del año 1000 como símbolo de prosperidad y bienestar y para proteger la población de la Isla. En efecto, las estatuas están orientadas hacia el interior de la isla, como para proteger el territorio. Por último, es posible que representen personajes importantes para la antigua comunidad de la Isla, o que sean parte de una ceremonia religiosa.

Ahu Tongariki

Ahu Tongariki es el monumento más grande de la Isla de Pascua y forma parte del Parque Nacional de Rapa Nui. El “Ahu” es una plataforma de piedra muy larga, en este caso de 100 metros. Aquí están dispuestos 15 Moáis: es por eso que Ahu Tongariki es la principal atracción turística de la Isla, renombrada en todo el mundo.

Los 15 Moáis de esta atracción han sido parcialmente dañados a lo largo de los siglos: en los años 1990, entonces, han sido reconstruidos y arreglados. De los 15 de Ahu Tongariki, solo un Moái lleva el célebre Pukao. Otro, además, es el más pesado de toda la Isla de Pascua. Para entender la excelencia y la particularidad de la Isla y de su cultura, en definitiva, hay que visitar este monumento único en el mundo.

Volcán Rano Kau

Rano Kau es el cráter más grande de la Isla de Pascua y se encuentra en el extremo sur. Rano Kau es famoso por las impresionantes dimensiones: el cráter, en efecto, cuenta con una diámetro de un kilómetro y medio, y hoy en día corresponde a una enorme caldera caracterizada por una laguna de agua dulce.

La erupción de Rano Kau ha sido una de las tres que hace muchísimos años han dado origen a la Isla de Pascua. Hoy en día se presenta como una gran depresión caracterizada por mucha vegetación floreciente y por una considerable microfauna. El paisaje que rodea Rano Kau, por lo tanto, es lujuriante y abundante.

Volcán Rano Raraku

Rano Raraku es otro cráter volcánico de la Isla de Pascua, que se encuentra en la parte este. Como Rano Kau, la caldera de Rano Raraku corresponde a una gran laguna de agua dulce, de unos tres metros de profundidad, rodeada por una considerable y abundante vegetación.

En el exterior del cráter se encuentran muchos  Moáis, incluso el más alto de toda la Isla de Pascua, caracterizado por los 21 metros de altura. Además de esto, desde el cráter Rano Raraku es posible disfrutar de una vista increíble sobre casi toda la Isla. De hecho, desde aquí es posible ver también Rano Kau, ubicado en el otro extremo de la Isla.

Tahai

Tahai es un monumento ceremonial muy célebre de la Isla de Pascua: se trata de un sitio arqueológico de importancia histórica y cultural considerable, ubicado en una zona de la Isla que cuenta con un paisaje de una belleza impresionante.

Tahai es un área de 250 metros cuadrados en la que se encuentran varias atracciones. Primero, hay la plataforma Ahu Vai Uri, en la que están dispuestos 5 Moáis de estilos y alturas muy diferentes. Algunos, lamentablemente, están dañados, pero a pesar se trata de obras de arte increíbles por la peculiaridad y la grandeza. Además, cerca de esta plataforma se encuentra Ahu Tahai, un Moái solo e imponente, que probablemente es el más antiguo de toda la Isla de Pascua.

Todo eso, por último, está rodeado por un paisaje impresionante, cerca del Océano. Aquí, entonces, es posible admirar unos atardeceres incomparables.

Playa Anakena

Playa Anakena es el balneario principal de la Isla de Pascua y el más célebre. Anakena se encuentra a 25 minutos de Hanga Roa, o sea la única ciudad de la Isla, y está caracterizada por la arena blanca y suave, las aguas turquesas transparentes y el clima favorable durante todo el año, elementos típicos de los lugares exóticos. Anakena está perfecta, entonces, tanto para relajarse y disfrutar del paisaje como para practicar varios deportes acuáticos.

Además de esto, cerca de Anakena se encuentran también varios restos arqueológicos de alto interés, como el Ahu Nau Nau. Se trata de una plataforma ceremonial con 7 Moáis, que gracias a la restauración que se hizo están perfectamente conservados. Por último, en la zona de la playa es posible visitar también Ahu Ature Huki, un Moái parcialmente dañado pero muy impresionante. 

Información turística

La Isla de Pascua, Rapa Nui, es un lugar único en el mundo, extremadamente alejado del continente y caracterizado por una atmósfera de misterio y leyenda incomparable. Los 1000 Moáis que están diseminados por toda la superficie de la Isla son testigos de la singularidad y la excentricidad de este fascinante lugar.

Sin duda es por eso que Rapa Nui es el primer destino exótico de Chile y cada año recibe miles de turistas que desean descubrir todo sobre los misterios de las cabezas de la isla de Pascua y disfrutar del hermoso paisaje, entre los volcanes y las playas paradisíacas.

El clima de la Isla es favorable durante todo el año. Sin embargo, la mayoría de los turistas viaja a Rapa Nui entre enero y marzo, ya que son los meses más calurosos. Además de esto, en febrero se celebra una de las fiestas más importantes de toda la Polinesia, que atrae a muchos turistas: Tapati Rapa Nui. Se trata de un homenaje a la cultura y a las tradiciones de la Isla de Pascua.

Descubrí Sudamérica viajando con Costa

Queda muy claro que la Isla de Pascua sea un destino muy deseado por su unicidad y por la atmósfera de misterio que caracteriza cada rincón de esta isla tropical. Entre la naturaleza incomparable, los paisajes hermosos, las playas acogedoras y el legado histórico y cultural tan peculiar, que es posible conocer gracias a los sitios arqueológicos, Rapa Nui puede ser el destino ideal para un viaje que nunca podrás olvidar.

La Isla de Pascua, de hecho, es solamente una de las etapas de los cruceros que permiten viajar por Sudamérica y disfrutar de todo lo que este fascinante continente puede ofrecer. Empezá, pues esta aventura con Costa Cruceros.