La Isla de Patmos es de las más célebres y hermosas de Grecia. A pesar de su pequeña dimensión es un importante centro de atracción turística para el País, ya que cuenta con varios kilómetros caracterizados por una sugestiva mezcla de playas de arena clara y fina y acantilados sugestivos. Las aguas que rodean la Isla de Patmos, de un color azul transparente, son el hogar de muchas especies de animales acuáticos de todos los colores y de todas las dimensiones.

Esta pequeña isla, además, es un símbolo de la tradición cristiana, porque durante la época romana representaba un importante y célebre lugar de exilio. En adición, es justamente aquí que ha sido exiliado San Juan. En efecto, es en la isla de Patmos que San Juan ha escrito el libro de la Revelación. En consecuencia, en esta isla se encuentra un importante Monasterio ortodoxo, o sea el Monasterio de San Juan el Teólogo.

Conocé en detalles todas las características de la Isla de Patmos y sus lugares de interés para planear un viaje ideal:

Geografía de la isla

Patmos es una sugestiva isla que forma parte del archipiélago del Dodecaneso, en el Mar Egeo. Particularmente, el archipiélago se encuentra frente a Turquía, no muy lejos de Esmirna, y cuenta con doce islas, algunas muy grandes y otras más pequeñas.

Patmos, en efecto, es una de las más pequeñas, ya que está caracterizada por una superficie de poco más de 34 kilómetros cuadrados y una población de 3000 personas, más o menos. La isla tiene una forma muy particular que recuerda el número ocho y cuenta con varias colinas rocosas, muchos kilómetros de playas hermosas, una vegetación escasa y dos pequeñas ciudades en las que se concentra casi toda la población de la isla.

Cómo llegar a la Isla de Patmos

Es posible llegar a la Isla de Patmos tomando una embarcación o un avión. De hecho, es posible tomar una de las embarcaciones que salen casi todos los días del puerto El Pireo, cerca de Atenas. En este caso hay que tener en cuenta que el viaje es bastante largo, ya que se trata más o menos de ocho horas.

En cambio, es posible llegar en avión a una de las otras islas del archipiélago del Dodecaneso, como Rodas, la capital, Kos, Leros y Kálimnos, o a una de las islas más cercanas, como por ejemplo Ikaria. Obviamente, es posible tomar una embarcación desde cada una de estas islas. El viaje, en consecuencia, puede variar dependiendo de la distancia, de 40 minutos a un par de horas.

Cuándo viajar

El clima de las islas griegas es favorable durante casi todo el año. Lo más recomendable, en todo caso, es viajar a la Isla de Patmos y a las otras islas griegas entre abril y octubre.

Hay que saber, además, que los meses más calurosos del año son julio y agosto. Eso significa que julio y agosto son los meses de temporada alta, en que hay muchos turistas. Entonces, puede ser recomendable viajar a las islas griegas en junio o en septiembre, o sea cuando las temperaturas son muy agradables y hay menos turistas. En este caso hay la posibilidad de disfrutar de la belleza de Patmos en una época de tranquilidad y sosiego. 

Chora

Chora es el centro histórico de la Isla de Patmos: un lugar muy sugestivo, antiguo y fascinante. Aquí es posible pasear por las pequeñas calles de la ciudad disfrutando de la sugestiva arquitectura de las casas, de las terrazas, de los arcos y de los edificios religiosos.

Aquí, en efecto, se encuentra el Monasterio ortodoxo de San Juan el Teólogo, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 1999. Este edificio ha sido fundado en el año 1088 y es el verdadero protagonista de Chora. En este centro histórico, además, se encuentra también un museo en donde están expuestos todos los objetos más valiosos que pertenecían al Monasterio. Por último, en Chora se encuentran muchos bares y restaurantes en donde probar la comida típica griega, tiendas en donde hacer compras y galerías de arte en donde admirar pinturas y mucho más.

Skala

Skala es otra de las pequeñas ciudades principales de Patmos y se encuentra a pocos kilómetros de distancia de Chora. Particularmente, Skala es el pivote alrededor del que gira la vida de la pequeña isla, ya que aquí se encuentra el puerto para entrar a Patmos.

Skala, además de ser un centro turístico, es una ciudad muy sugestiva y pintoresca. En efecto, la presencia de las casas blancas típicas de Grecia, la lujuriante vegetación y las flores de mil colores que adornan los edificios y las terrazas dona a este lugar una atmósfera única y peculiar. Aquí, además, se encuentran varios hoteles, bares, restaurantes, cafés y locales nocturnos. Por último, en Skala hay muchas tiendas para comprar regalos y pequeños recuerdos.

Gruta del Apocalipsis

La Gruta del Apocalipsis, o Cueva del Apocalipsis, es otra atracción muy importante de la Isla de Patmos. Se encuentra entre Chora y Skala, en una área caracterizada por un bosque de pinos muy grande y lujuriante, y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2006.

La Gruta, de poco más de 6 metros de largo y 5 metros de ancho, es un símbolo para la comunidad cristiana, ya que se dice que sea el lugar en donde San Juan ha oído la voz de Dios a través de una hendidura en la pared rocosa de la gruta. Se dice, en efecto, que Dios haya dictado el Apocalipsis a San Juan justo en esta sugestiva cueva

Playas Didimes

Las Playas de Didimes se encuentran en la zona norte de la Isla de Patmos y son unas de las más amadas por los turistas. Se trata de dos playas adyacentes, más o menos de la misma dimensión y caracterizadas por las aguas turquesas y la alternancia de arena clara y fina y pequeños acantilados rocosos.

Aquí el paisaje es bastante árido, ya que no hay mucha vegetación. Sin embargo, la vista sobre estas dos playas gemelas y el mar es increíble. Además de esto, hay que saber que esta zona es muy tranquila, silenciosa y poco frecuentada. La atmósfera salvaje y natural de las Playas de Didimes, en efecto, es el verdadero punto fuerte de la zona.

Playa Livadi Tou Geranou

La Playa de Livadi Tou Geranou se encuentra bastante cerca de las Playas de Didimes, o sea en la parte norte de la Isla de Patmos. Particularmente, esta playa se encuentra en una pequeña y sugestiva bahía que es muy tranquila. Aquí, en efecto, las aguas son muy calmadas y cristalinas.

En la Playa de Livadi Tou Geranou, por consiguiente, hay una atmósfera de sosiego y tranquilidad increíble, ya que esta playa es de las menos frecuentadas de la Isla de Patmos. Por esta razón, en Livadi Tou Geranou es posible relajarse bajo el sol y desconectar de la rutina disfrutando de la paz de la playa en compañía de la familia, de la pareja o de los amigos.

Playa Psili Ammos

La Playa de Psili Ammos es considerada la más hermosa de Patmos y se encuentra en el sur de la isla, en la costa oeste. Se trata de una playa de arena dorada que a lo largo de los años ha encantado a muchos turistas.

La playa se encuentra en una pequeña bahía y está caracterizada por unas lindas dunas de arena y por las aguas cristalinas. En esta zona más que en otras, además, hay unos lindos y grandes árboles que rodean la playa y crean zonas de sombra. 

Para llegar a esta hermosa playa hay que caminar por un paseo dedicado, que permite apreciar las bellezas del paisaje natural, salvaje, rocoso e indomable. De otra forma, se puede llegar a la Playa de Psili Ammos en barco.

Las mejores islas de Grecia

Las islas griegas son conocidas en todo el mundo por la belleza de las playas de arena dorada y de las aguas turquesas. Sin duda, representan unos destinos ideales para broncearse bajo el sol y relajarse frente al mar. Además de esto, hay que saber que estas islas cuentan con una naturaleza que deja sin palabras a todos los turistas y con una atmósfera única de alegría y vivacidad. Escogé tu favorita entre las islas más célebres como Santorini, Corfú, Mykonos, Zante, Kos, Creta y muchas más. Averiguá todo lo que hay que saber sobre las mejores islas de Grecia.

Descubrí el Mar Mediterráneo viajando con Costa

Queda claro, entonces, que la Isla de Patmos y las otras islas del archipiélago del Dodecaneso sean unas verdaderas maravillas naturales. Estas islas griegas representan el destino ideal para unas vacaciones inolvidables con tu familia, tu pareja o tu grupo de amigos. Viví lo mejor de la Isla de Patmos: sus playas hermosas, sus aguas turquesas y sobre todo su atmósfera de jovialidad.

Desvelá, además, los otros lugares de interés del Mar Mediterráneo, como España, las Islas Baleares y Canarias, Italia y Francia. Zarpá con Costa Cruceros, entonces, para vivir el viaje de tu vida.