La Isla del Coco, en Costa Rica, es una verdadera joya que merece ser visitada. Se trata de una isla deshabitada que se encuentra a más de 500 kilómetros de distancia de Puntarenas. Por lo tanto, la Isla del Coco es un verdadero paraíso natural, un laboratorio de alto interés naturalista y científico que merece ser analizado y protegido, ya que ha sido aislado por muchísimo tiempo. En efecto, esta isla ha sido introducida en el célebre Atlas de Islas Remotas por sus peculiaridades y por la riqueza de sus elementos clave.

Esta isla legendaria y misteriosa, además, ha sido el escenario de muchas escenas de la película “Jurassic Park” y, a lo largo de los siglos, ha sido el refugio de los piratas del Pacífico que, según las leyendas locales, han escondido sus tesoros justamente en la Isla del Coco, en Costa Rica. En consecuencia, no te pierdas la oportunidad de desvelar todos los secretos de esta isla única en el mundo y planeá una visita inolvidable en compañía de tus seres queridos:

Geografía de la isla

La Isla del Coco, en Costa Rica, se encuentra en el Océano Pacífico, a más de 500 kilómetros de distancia del país, y es una verdadera joya natural de origen volcánico. Se trata de una isla deshabitada: sin embargo, es la sede de un espectacular parque nacional, razón por la cual en la isla siempre hay numerosos biólogos y guardaparques.

La particularidad de la Isla del Coco, de apenas 24 kilómetros cuadrados de superficie, además, es ser el lugar ideal para realizar importantes investigaciones sobre la evolución de varias especies de animales y plantas, ya que este lugar ha sido aislado del país por muchísimo tiempo y, por lo tanto, está caracterizado por una biodiversidad increíble y por una riqueza de alto interés científico y naturalista.

Historia de la isla

La Isla del Coco, en Costa Rica, fue descubierta en el año 1526 y, probablemente, ha sido por mucho tiempo el refugio de los piratas del Pacífico. En efecto, según algunas leyendas, esta isla ha sido el lugar en donde varios piratas han escondido sus enormes y valiosos tesoros.

En los últimos tiempos, particularmente en el año 1978, la isla y sus aguas divinas se han convertido en el Parque Nacional Isla del Coco y, varios años después, han sido declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. De hecho, ya que es muy lluviosa, esta isla está caracterizada por una lujuriante vegetación que es el hogar ideal para muchísimas especies de animales y plantas que el parque protege.

Cuándo viajar

Puede ser muy útil para los turistas saber cuál es la mejor época para viajar a la Isla del Coco, en Costa Rica. De hecho, lo más recomendable para disfrutar de la playa y de sus aguas divinas es viajar a esta isla durante la época más calurosa y menos lluviosa y húmeda del año, es decir de diciembre a abril.

Esto permitirá a los turistas disfrutar de los paisajes de ensueño de la Isla del Coco. Sin embargo, hay que saber que se trata justamente de los meses de temporada alta, lo cual significa que en esta isla y en el resto del país hay muchísimos turistas.

Cómo llegar a la Isla del Coco en Costa Rica

Para llegar a la Isla del Coco, en Costa Rica, obviamente hay que tomar una embarcación, que generalmente sale de Puntarenas, o un crucero. Hay que tener en cuenta, además, que la isla está ubicada a más de 500 kilómetros de distancia de Costa Rica, lo cual significa que el viaje es bastante largo. 

En efecto, el viaje para llegar a la Isla del Coco por vía marítima es de más o menos 36 horas. Sin embargo, sin duda vale la pena, ya que la Isla del Coco es una verdadera joya natural y cuenta con unos paisajes tropicales que parecen salidos de un sueño.

Cerro Iglesias

El Cerro Iglesias se encuentra cerca de la costa noroeste de la Isla del Coco, en Costa Rica. Se trata de la montaña más alta de esta pequeña isla, ya que cuenta con 635 metros de altura. Por consiguiente, desde este punto de la isla es posible disfrutar de unas vistas divinas sobre toda la superficie de la Isla del Coco.

En efecto, el punto fuerte de este cerro, el más alto de la isla, es la posibilidad de apreciar la belleza de las vistas sobre el territorio montañoso, las florestas tropicales de la isla, los acantilados a lo largo de la costa y las aguas azules increíbles.

Buceo

El buceo sin duda es una de las actividades más interesantes y divertidas para hacer en la Isla del Coco, en Costa Rica, ya que sus aguas forman parte del increíble Parque Nacional Isla del Coco y están caracterizadas por una considerable biodiversidad.

Esta isla, en efecto, es el hogar de más o menos 600 especies de moluscos y de más de 300 especies de animales acuáticos, todas para descubrir y admirar desde muy cerca. Los varios conjuntos de arrecifes y corales y las muchas grutas submarinas, después, crean una atmósfera inigualable: en efecto, esta isla es sin duda el paraíso de los buceadores y de los amantes del snorkel.

Animales y plantas

Como dicho anteriormente, la Isla del Coco está caracterizada por una biodiversidad increíble, ya que ha sido aislada del país por muchísimo tiempo. Es justamente por esto que la isla forma parte del Parque Nacional Isla del Coco y constituye un laboratorio natural que merece ser estudiado por la comunidad científica y protegido. 

Además de las muchas especies de animales acuáticos, hay también una gran variedad de especies de animales terrestres y más de 230 especies de plantas, que crecen abundantemente y crean un hábitat excelente. Muchas de estas especies, de hecho, son endémicas y, por lo tanto, extremadamente valiosas. No es una casualidad que esta isla, por su riqueza y por sus peculiaridades, haya sido introducida en el célebre Atlas de Islas Remotas.

Mejores playas

Sin duda, la Isla del Coco, en Costa Rica, cuenta con unas de las mejores playas del país. En efecto, se trata de unas playas paradisíacas que están perfectas para relajarse en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos y desconectar de la rutina bronceándose bajo un lindo sol radiante.

Las playas de la isla cuentan con una arena blanca y fina y con unas aguas de un increíble color turquesa que saben dejar sin palabras a todos los turistas. Varias playas, además, están caracterizadas también por unos miradores en donde disfrutar del paisaje de esta isla tropical. Por último, casi todas las playas de la Isla del Coco están indicadas para practicar buceo o hacer snorkel, es decir las actividades principales de la isla.

Descubrí el Océano Atlántico viajando con Costa

Queda muy claro, en conclusión, que la Isla del Coco, en Costa Rica, sea un destino perfecto tanto para los amantes de las playas de ensueño y de los mil matices de azul y turquesa de las aguas calmadas y transparentes como para los amantes de la naturaleza y de los animales.

De otra forma, no hay que olvidarse de los muchísimos destinos fascinantes del Océano Atlántico que Costa Cruceros ofrece a todos los turistas que quieran vivir un viaje inolvidable en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos.