Las Islas Bermudas no son sólo un destino de ensueño con un clima ideal, aguas claras y playas de arena rosa. Estas islas revelan tradiciones típicamente británicas, estrechos lazos comerciales con América y son una agradable mezcla de culturas que tienes que descubrir.

Su historia es bastante aventurera y comienza con Juan De Bermúdez, el explorador español que las descubrió en 1505. Forman parte del territorio británico y son un archipiélago en el Océano Atlántico, compuesto por decenas de islotes situados entre Florida y la isla de Puerto Rico, con el que forman el "tristemente famoso" Triángulo de las Bermudas: una enorme extensión del Océano Atlántico en la que el fondo marino alcanza una profundidad de hasta 9 mil metros. Un área de más de un millón de kilómetros cuadrados en la que se han producido hechos inexplicables, incluyendo desapariciones de barcos, aviones de los que se ha perdido el rastro o barcos que reaparecieron sin tripulación. Leyendas, misterios y curiosidades que tocan estas islas que has de descubrir.

Fue la hija de la reina Victoria, la princesa Luisa, quien abrió la temporada de turismo en la zona: Una estancia en el invierno de 1883 en Hamilton, la capital del archipiélago, fue suficiente para preparar las islas para el futuro del turismo exclusivo y elegante. Hoy en día conservan el estilo y la atmósfera del pasado, en una bella alternancia de pintorescas fortalezas y casas de colores claros, rodeadas de refinados jardines. Su riqueza histórica junto con la belleza natural del lugar las convierten en uno de los destinos turísticos más populares.

Las playas de las Bermudas están bañadas por un mar tranquilo y rico en matices en los que los turistas pueden relajarse o nadar, tomar un zumo natural de frutas o un refresco, leer o incluso tratar de conocer las costumbres de los locales. Las playas están rodeadas de edificios de colores brillantes. Gran Bermuda es el mejor lugar para aquellos que quieren nadar o practicar deportes acuáticos: el agua es clara y las playas son extensas. La más larga se llama Warwick Long Bay, y se extiende a lo largo de 8 kilómetros entre arenales, árboles y praderas.

Las 15 paradas imprescindibles de las Bermudas: 

  • Isla de Saint George
  • Cueva Crystal
  • Cueva Fantasy 
  • Museo Nacional de las Bermudas
  • Zoológico, Museo y Acuario de las Bermudas
  • Hamilton: la capital
  • Galería Nacional de las Bermudas (Hamilton)
  • Jardínes Botánicos de las Bermudas (Hamilton)
  • Catedral de la Santísima Trinidad (Hamilton)
  • Instituto de Exploración Submarina de las Bermudas (Hamilton)
  • The Dockyard Glassworks (Cristalería de Dockyard)
  • Dolphin Quest (Nadar con delfines)
  • Church Bay
  • South Shore Park
  • Horseshoe Bay Beach

Isla de Saint George

Al este de Gran Bermuda, está la Isla de Saint George: bellezas naturales, hallazgos históricos y también numerosas curiosidades. Saint George es el corazón administrativo de las Bermudas. Además del único aeropuerto, encontrarás playas vírgenes, una pintoresca plaza y numerosas reliquias históricas llenas de curiosidades, como una vasija y una estatua de bronce que nos recuerdan a George Somers, que fundó aquí una colonia inglesa.

Que no te extrañe si en todas partes ve a hombres de negocios en ciclomotores o bicicletas que llevan las tradicionales "bermudas" (los típicos pantalones cortos de las Bermudas). Incluso las verás en los escaparates, pues aquí son un símbolo, incluso si su historia comenzó en Londres, pues primero fueron usados por los marineros de la Marina Real. ¿Una curiosidad? Hay reglas muy estrictas: empezando por la altura que deben alcanzar es de 7,5 centímetros por encima de la rodilla, los dobladillos deben ser cosidos a mano, debe haber lengüetas para meter para el cinturón y dos bolsillos delanteros. El logo de todas las prendas de las Bermudas es un triángulo que hace referencia al triángulo "maldito".

Saint George es conocida por sus fortalezas. Fueron las defensas de la costa durante más de 300 años y ahora son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El Fort St. Catherine, completamente restaurado, contiene una galería de dioramas que representan la historia de las Bermudas, una colección de armas de fuego, y réplicas de las Joyas de la Corona de Gran Bretaña. Construido en 1620, el Gates Fort es pequeño pero estratégicamente situado con vistas al Atlántico, y la Alexandra Battery, que data del 1840, tiene vistas a una playa llena de coloridos cristales marinos.

Las vistas del mar no son la única maravilla: descubre la antigua ciudad colonial, donde todavía se respira el ambiente de la época gracias al Palacio del Ayuntamiento (Town Hall). En las cercanías se encuentra el Palacio del Gobernador, hoy transformado en un museo en el que se puede descubrir la reconstrucción de lo que fue su aspecto original.

Otras atracciones incluyen la iglesia de Saint-Peter, uno de los lugares de culto anglicano más antiguos del mundo, cuya construcción actual, que data del siglo XVIII, se levanta sobre otra iglesia, construida cuando se fundó la ciudad. Otra iglesia muy especial es "La Iglesia Inacabada", a la que se puede llegar a pie desde el centro. Los arcos y columnas góticas permanecen en el césped, al aire libre con el cielo de fondo. Si quieres descubrir los fundamentos de la historia del archipiélago, puedes revivir los puntos más destacados en el National Trust Museum.

Los edificios de la plaza del pueblo, King's Square, son muy coloridos y característicos, al igual que la mayoría de los del centro histórico. Entre las casas más famosas de Saint George se encuentra la Old State House, la primera casa de piedra y sede del Parlamento desde 1620 hasta 1815, cuando la capital se trasladó a Hamilton, porque se consideraba que tenía una mejor posición y era más fácil para el desembarco de los navíos.

También se puede admirar la rectoría Old Rectory: el primer edificio del archipiélago que tiene un techo de piedra. La ciudad ha sido catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y está considerada como uno de los mejores ejemplos del urbanismo inglés. En Saint George también encontrará una de las playas más hermosas del archipiélago: Tobacco Bay, perfecta para el buceo y el snorkel.

Frente a Saint George se encuentra la Isla de Sant Davis, un lugar que fue un enclave militar del Imperio Británico. Hoy en día ofrece muchas playas, que no están demasiado concurridas. Uno de las más características se encuentra no lejos del faro, en el punto más oriental de las Bermudas.

Cerca de Saint Davis se encuentra Nonsuch Island, un nombre que literalmente en inglés suena como "no existe uno igual". La isla es un lugar muy popular para los amantes de la vida silvestre, ya que es el hogar de varias especies raras de aves. Entre ellas, están la fardela de Bermudas, y el martinete coronado. La zona se encuentra dentro de un parque natural, ideal para encontrar la paz y la tranquilidad y olvidarse del ajetreo.

Cueva Crystal

Para ver una de las atracciones naturales más impresionantes de las Bermudas, tendrá que ir bajo tierra, en la Parroqua de Hamilton. La Cueva de Cristal (Crystal Cave), con millones de años de antigüedad, albergan espectaculares formaciones y un brillante lago alimentado por el océano.

Su historia es muy interesante. Hemos de volver a la Edad de Hielo del Pleistoceno, hace unos 1,6 millones de años. La mayoría de los océanos de la Tierra se congelaron, el nivel del mar bajó y el agua de lluvia penetró en la piedra caliza de las Bermudas, creando cuevas escondidas en el interior de la isla y en sus alrededores. Su descubrimiento fue completamente accidental y se debió a dos jóvenes que jugaban al cricket en 1907. Mientras jugaban, vieron un pequeño agujero que emitía aire caliente desde algún lugar bajo tierra. Curiosos, los chicos decidieron excava en la tierra y descubrieron una maravilla subterránea.

En el siglo XXI, las cuevas se han convertido en una de las atracciones más populares de las Bermudas, con miles de personas que descubren la belleza subterránea de otro mundo que se encuentra bajo la superficie de la isla. Un recorrido especial te llevará a descubrir esta belleza encantada: el agua clara, las piscinas subterráneas y las formaciones de estalactitas parecen objetos de diseño y candelabros especiales que decoran la cueva.

Aquí se puede admirar el Lago Cahow, conocido por sus aguas cristalinas, sobre el que se ha construido un pequeño puente. Podrás observar las estalactitas que gotean del techo o las estalagmitas que aparecen entre las aguas cristalinas y el suelo. Se dice que entre las cuevas ha aparecido una raya, una criatura marina que no es habitual en las islas.

Este fantástico mundo subterráneo también inspiró al escritor Mark Twain. En 1908, el famoso autor de "Las aventuras de Huckleberry Finn" y "Las aventuras de Tom Sawyer" se convirtió en el primer turista en descender a las cuevas de cristal. En una carta escribió: "Visitamos una maravillosa cueva... Supongo que la cueva más hermosa del mundo. Bajamos 150 escalones y nos detuvimos en un hermoso lugar de 250 pies de largo y 30 o 40 pies de ancho, con un brillante lago de agua clara y un espléndido techo con miles y miles brillantes estalactitas blancas, marrones, rosas y de otros colores".

Cueva Fantasy

También están la Cueva de la Fantasía (Fantasy Cave), una maravilla natural dentro del mismo complejo de cuevas.  Fue inaugurada por primera vez en 1914, luego se cerró durante la Segunda Guerra Mundial y luego se volvió a abrir al público. Imagínate un montón de luces artificiales y paredes cubiertas con minerales que dan formas particulares.

Las cuevas se extienden por 500 metros, descendiendo a una profundidad de 62 m, y son una de las atracciones más visitadas de las Bermudas. Una visita obligatoria no sólo por la experiencia mágica, sino también por el impacto visual: el agua azul clara de las piscinas subterráneas crea un maravilloso contraste con las brillantes formaciones blancas de las cuevas y sus increíbles formaciones, de todos los tamaños y formas.

Museo Nacional de las Bermudas

¿Te gusta la historia? Descubre la historia de la isla contada en el interior de siete bastiones y ocho edificios: bienvenido al Museo Nacional de las BermudasNaufragios, batallas, caza de ballenas, carreras de yates y arte marítimo son algunos de los temas que se exponen. En la parte superior del museo, se puede visitar una casa del siglo XIX llena de muebles auténticos de época y exposiciones sobre la historia militar y social de las Bermudas.

Puedes también relajarte en la naturaleza y caminar por las 16 hectáreas de la zona, disfrutando de las vistas panorámicas de la isla, así como de las ovejas que pastan libremente en la tierra. El patio del museo ofrece juegos y actividades para los niños entre toboganes, columpios, zonas donde trepar y fuentes. También es una oportunidad para refrescarse en los días más calurosos. El Museo Nacional también incluye el Museo Marítimo de las Bermudas, que fue inaugurado oficialmente por la Reina Isabel II en 1975.

Los amantes del snorkel encontrarán un lugar perfecto en la Parroquia de Sandys. Aquí se encuentra el Snorkel Park, donde, con todo el equipo necesario, podrás ver de cerca peces de colores y el fondo marino está lleno de sorpresas. Los entusiastas del buceo pueden encontrarse frente a algunos cañones y naufragios hundidos en siglos pasados.

Zoológico, Museo y Acuario de las Bermudas

La diversión se triplica con el Zoológico, Museo y Acuario de las Bermudas, una de las atracciones más populares de las islas. Situado en el pintoresco Flatts Village en Hamilton, fue fundado en 1926.  Ofrece en el mismo complejo la posibilidad de visitar el Acuario, el Museo y el Zoo.

La primera atracción es el acuario, cuya zona principal es la sección "North Rock": una réplica viviente de uno de los espectaculares arrecifes de coral de las Bermudas. Es una de las mayores colecciones de corales vivos del mundo, donde podrás encontrar más de 200 especies de peces e invertebrados marinos de los ecosistemas marinos de las Bermudas. La experiencia en el acuario será mágica para los niños, por la inmensidad de peces y colores. Un bonito desfile que contará, entre otros, con peces loro, peces tigre, morenas, meros, cangrejos, langostas espinosas y corales. En la piscina al aire libre te acogerán algunas lindas focas que, junto con las tortugas verdes, que esperarán a los visitantes en otra pequeña piscina cerca de la entrada, son las protagonistas. También se pueden encontrar gorgonias púrpuras, barracudas, meros y corales de estrellas de mar.  También tendrás la oportunidad de tener una experiencia única, metiendo la cabeza en una burbuja gigante de plexiglás: tendrás la sensación inmediata de bucear en una cueva de coral.

La segunda atracción es el museo, que recientemente ha sido objeto de un proyecto de mejora y reorganización. Se han creado dos secciones. En la primera, se trata la historia natural de las Islas Bermudas antes de la llegada del ser humano. Se analizan los diferentes hábitats, desde la costa rocosa hasta la playa, pasando por el estanque de agua dulce y los bosques. Los videos interactivos mostrarán cómo se formaron las cuevas de la isla y qué criaturas viven en ellas. La segunda sección, en cambio, muestra el impacto del hombre en las diferentes especies de animales.

La tercera y última atracción es el zoológico, que se estructura como una especie de gira mundial. Puedes ir a Asia y Australia, conocer canguros, murciélagos, ualabíes y musarañas. También hay un espacio dedicado a Madagascar donde se pueden encontrar lémures.

Hamilton, la capital

 

Hamilton es el corazón cultural y comercial de las Islas. Los palacios coloniales de color pastel se alinean en las calles y la ciudad alberga las mejores tiendas, restaurantes, galerías y museos de las Bermudas. En Hamilton se encuentra también el Fort Hamilton, que ofrece una vista periférica de toda la ciudad. Es un antiguo fuerte utilizado para defenderse durante las guerras de secesión.

Galería Nacional de las Bermudas (Hamilton)

 

Muebles locales, máscaras africanas e incluso una gran colección de pinturas europeas: la Galería Nacional de las Bermudas se inauguró en 1992 en la capital, Hamilton, para promover "el conocimiento y la apreciación de las Bermudas y del arte visual mundial". Hoy en día hay obras de artistas nacionales e internacionales, una serie de fotografías en blanco y negro del artista local Richard Saunders y una colección de grabados que muestran imágenes evocadoras de la vida afroamericana, entre otros.

Jardínes Botánicos de las Bermudas (Hamilton)

En Hamilton, los amantes de la naturaleza tendrán un punto de referencia: un jardín botánico, que es un lugar donde a la gente le encanta caminar o relajarse en las vastas extensiones de hierba bordeadas por grandes árboles. El parque verde alberga árboles frutales subtropicales, hibiscos y una pajarera. También hay una característica especial, un jardín aromático diseñado para los visitantes ciegos. Otra joya, ubicada en el edificio cercano a la entrada del parque, es el Museo de Obras Maestras: se analiza el pasado de la isla a través de obras gráficas y también se estudia la visión del mundo de este archipiélago.

Catedral de la Santísima Trinidad (Hamilton)

Llegamos al símbolo de las Islas Bermudas: la Catedral de la Santísima Trinidad, construida en estilo neogótico. Es el monumento histórico más importante de las islas. De hecho, no puede haber edificios más altos que sus agujas. Se terminó en 1905 por la Iglesia Anglicana de las Bermudas, una diócesis particular que viene directamente del Arzobispo de Canterbury. Se construyó principalmente con piedra caliza, un tipo de piedra particular de las Bermudas. Algunos elementos decorativos fueron hechos con una piedra traída de Caen, en Francia. Tendrás una vista incomparable desde una de sus torres, desde donde podrás observar, a una altura de 44 metros, la ciudad de Hamilton City y hasta la costa norte de las Bermudas.

El otro edificio religioso a visitar es la Catedral de Santa Teresita en Lisieux. Te encontrarás en una red de calles que te llevará al corazón de la ciudad. Aquí puedes tomarte un descanso o ir de compras en las tiendas más pintorescas. En la zona también se encuentra la Sessions House: alberga la Corte Suprema y el Parlamento de las Bermudas.

Instituto de Exploración Submarina de las Bermudas (Hamilton)

En las afueras de Hamilton, hay un centro especializado en el que se recogen y analizan datos oceánicos: el Instituto de Exploración Submarina de las Bermudas (Bermuda Underwater Exploration Institute). El centro de estudios marinos cuenta con varias secciones y un sendero educativo que guía a los visitantes. Aborda tres temas: el fondo marino, las especies que lo pueblan y los problemas ambientales que deben afrontar las Islas.

El Instituto también ofrece actividades interactivas, para permitir que incluso los más jóvenes aprendan las leyes que regulan el mundo marino, divirtiéndose a través de ejercicios y un lenguaje muy sencillo.  Atención especial a la Sala del Tesoro: es un viaje simbólico a través de los hallazgos encontrados por el buceador Teddy Tucker.

The Dockyard Glassworks (Cristalería de Dockyard)

The Dockyard Glassworks es un lugar especial. La producción de cristal se realiza a mano, según diferentes procesos. Los maestros artesanos se pondrán manos a la obra y los visitantes podrán comprar verdaderas obras de arte en la Tienda. El buque insignia de la empresa es la producción de vasos de diseño. Puedes comprar objetos que reflejan la vida cotidiana o las particularidades de las Bermudas, incluyendo peces ángel multicolores y aves locales. En el catálogo hay platos, jarras, objetos de arte, joyas... Con un montón de colores y formas muy personales.

Dolphin Quest (Nadar con delfines)

Una tarde de juego, un momento de celebración. El Dolphin Quest, cerca del Museo Nacional, ofrece a los turistas y visitantes la oportunidad de nadar con los delfines. Es un centro para su adiestramiento, y hay posibilidades de organizar paquetes para familias o grupos. La instalación ofrece numerosos programas educativos y promueve estudios de ciencias marinas para proteger el océano y sus habitantes. Una oportunidad para aprender sobre los tesoros escondidos y también las maravillas del fondo del mar.

Church Bay

Bienvenido a Church Bay, el lugar ideal para hacer snorkel en la isla principal, Gran Bermuda. La pequeña cala está bañada por aguas tranquilas ideales para nadar y los deportes acuáticos. La bahía se encuentra al final de las playas de South Shore.

Su arrecife de coral le otorga una belleza superlativa. En él viven un montón de peces tropicales de colores como peces ángel, loro y mariposa. En el Parque Nacional de Church Bay, una serie de arrecifes de coral hacen que las aguas del parque marino sean poco profundas. También hay un parque, con vistas a la playa, donde se pueden hay cómodas zonas para hacer picnic.

Una atracción que no te puedes perder en los alrededores es el antiguo faro de Gibb's Hill, conocido por su forma cónica y su luz que tiene un alcance de 25 millas. Tiene 35 metros de altura y se encuentra en una colina a 110 metros sobre el nivel del mar. Hay que subir 185 escalones, pero la inestimable vista compensará todo el esfuerzo. Una curiosidad es que fue construido en hierro fundido, pues el acero no estaba todavía disponible en la isla. Se utiliza desde 1846.

 

South Shore Park

South Shore Park: Se trata de un parque de unos 2,5 km, en el que se encuentran las que se definen como las playas más bellas de todo el archipiélago. La zona es una reserva natural, que se extiende entre los distritos de Southampton y Warwick. Fue certificado como parque nacional en 1990. La ruta comienza en el extremo occidental de la playa de Horseshoe Bay Beach y continúa hasta el extremo oriental de Warwick Long Bay Beach.

Prepárate para respirar la naturaleza y la belleza. La primera parte es un sendero de arena a lo largo de los acantilados de piedra caliza y las dunas. Pero el paisaje cambia y se transforma dando lugar a nuevas vistas en pocos metros. También hay grandes zonas verdes en la ruta que son ideales para hacer picnics o un descanso. El sendero a lo largo del acantilado ofrece una maravillosa vista del océano. Si, por el contrario, optas por el atractivo de las playas, te encontrarás con pequeñas calas que simplemente te dejarán sin palabras: por la intensidad de los colores, la claridad del agua y la magia del silencio.

Horseshoe Bay Beach

Horseshoe Bay Beach es la playa más popular de las Islas Bermudas y está considerada una joya internacional. El mar cristalino, la arena suave, las vistas impresionantes... Y un color rosa que adquiere un aspecto aún más mágico con cada puesta de sol. Horseshoe es definitivamente un lugar para toda la familia, con una playa apta para niños y su marea baja, que crea una especie de piscina natural.

La amplia playa en forma de herradura, situada cerca de South Road en Southampton Parish, está bordeada por acantilados naturales de piedra caliza y arrecifes de coral, donde los practicantes de snorkel pueden explorar y conocer la gran variedad de peces y aprender sobre la vida marina de la zona. Podrás practicar deportes, hacer largas caminatas o tomarte un refresco en los restaurantes o quioscos de la zona, donde se pueden degustar también platos típicos.

Descubre las Bermudas con Costa Cruceros

Vida sencilla y mucha relajación en las playas, pero eso no es todo. Una naturaleza que late como un corazón, pero también un ligero toque de cuento de hadas, empezando por las casas de color pastel que regalan perspectivas particulares y huellas de historias. Las culturas británica, americana y africana coexisten aquí, mezclándose con las influencias portuguesas e indias.

Aunque las islas Bermudas no son muy grandes, las actividades turísticas son numerosas y adecuadas para cada necesidad. Los que quieran sumergirse en la cultura pueden visitar las galerías de arte o los museos de la capital, Hamilton; mientras que los que necesiten un poco de movimiento pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos, senderismo, golf, o incluso, pesca en alta mar durante todo el año. Aquellos que, al fin y al cabo, sólo quieran relajarse tendrán a su disposición hermosas playas con hermosa arena rosa bajo un sol garantizado y el cielo azul. Para aquellos que quieran mimarse, las Bermudas ofrecen resorts y centros de spa que se adaptan a todas las necesidades.

La lista de bellezas que encontrarás continúa: encantadoras bahías, cuevas para explorar con un juego de luces y contrastes, y actividades variadas que te asegurarán unas vacaciones inolvidables. Es el lugar ideal para los amantes del snorkel y el buceo. En la actualidad, los fondos marinos de la región esconden unos 500 naufragios, el escenario ideal para una inolvidable aventura de buceo. ¡Podrás incluso jugar con los delfines o practicar el avistamiento de aves!

Un menú variado que satisfará todo tipo de curiosidades. La gastronomía también refleja el encuentro de culturas y tradiciones, un viaje a la cocina internacional: desde la sopa de pescado hasta los fishcake (croquetas de pescado), pasando por la comida americana. El licor nacional es el Black Seal Rum, que los lugareños beben con una bebida con gas al jengibre. ¡Siéntate en la mesa, y descubre las Islas Bermudas con Costa Cruceros!

¡Zarpa con Costa Cruceros!