Mauricio es una isla que permanecerá en tu corazón después de haberla visitado. Es la isla de las sorpresas, la más grande del archipiélago que lleva su nombre, y es capaz de ser ella misma pero al mismo tiempo diferente dependiendo de cómo la vivas. Playas paradisíacas como la de la Ile Des Deux Cocos o la de Blue Bay, recibirán a los turistas con sus arrecifes de coral perfectos para bucear, que tendrán también la oportunidad de relajarse junto al mar bajo una sombrilla.

Isla Mauricio también acogerá a sus visitantes en sus ciudades, como la maravillosa ciudad de Port Louis,  que combina historia como ciudad colonial y modernidad como capital comercial. Te fascinarán también las leyendas vinculadas a muchos lugares encantadores como Cap Malheureux o Lake Grand Bassin.

En la isla hay muchos volcanes. Caminar por los senderos hacia los cráteres, como el de Trou aux Cerfs, o hacia la increíble Tierra de los 7 Colores, es una experiencia única para disfrutar del contacto con la naturaleza incontaminada de este pequeño paraíso africano. Puedes salir a correr por los bosques tropicales o jugar al golf mientras miras el Océano Índico. Si te gustan los animales, en el Parque de aventuras Casela vivirás una experiencia única caminando con el rey de la sabana, conociendo rinocerontes o alimentando jirafas, mientras que en la Reserva Natural de Vanille encontrarás cocodrilos y espléndidas tortugas gigantes.

En resumen, llegar con Costa Cruceros a Isla Mauricio le ofrecerá un sinfín de posibilidades para vivir experiencias verdaderamente emocionantes en una isla que hará que te enamores de sus aromas y sus colores. Si ya estás enamorado, y estás pensando en casarte, puedes hacerlo en uno de sus esplendidos lugares de ensueño. ¿Cuáles son los lugares más bellos de la Isla Mauricio? ¡Nosotros te lo decimos! 

Los lugares más bellos de Isla Mauricio

  • Port Louis
  • Jardín Botánico de Pamplemousses
  • Cap Malheureux
  • Reserva Natural de La Vanille
  • Cataratas Chamarel y Tierra de los 7 Colores
  • Lago de Grand Bassin
  • Ile des Deux Cocos
  • Trou aux Cerfs
  • Parque de aventuras Casela
  • Belle Mare
  • Flic en Flac
  • Le Morne Brabant
  • Blue Bay

Port Louis

Atracar con Costa Cruceros en Port Louis significa llegar al vibrante centro de Isla Mauricio, así como a la capital de este pequeño estado insular. Port Louis es el principal puerto del país y tiene un papel comercial muy importante, de hecho, durante mucho tiempo, se ha considerado el segundo centro financiero africano, precedido solo por Johannesburgo.

La ciudad fue fundada en 1753 por Mahé de La Bourdonnais, que transformó lo que era un pequeño asentamiento en una ciudad real con un puerto particularmente activo.  Port Louis supo evolucionar y renovarse durante el tiempo, manteniendo algunos edificios coloniales intactos, como el fuerte Fort Adelaide con su estilo de inspiración árabe y con unas vistas estrepitosas, que se mezclan con otros edificios modernos y rascacielos muy altos, como el del Banco de Mauricio.

Hay también muchos edificios religiosos, como la mezquita Jummah, la mezquita más importante de Mauricio, y la Cathédrale Saint-Louis, que es católica. Si te gustan los museos, podrás disfrutar del museo del sello Stamp Museum, el Blue Penny Museum o el Mauritius Institute, con sus muestras de flora y fauna autóctona. Para conocer mejor Port Louis, basta que visites su Bazar un mercado donde se pueden encontrar especias y té además de verduras y frutas

Jardín Botánico de Pampelmousses

Al norte de la isla de Mauricio se encuentra el Jardín Botánico de Pampelmousses, recientemente renombrado Jardín Botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam de Pamplemousses, en homenaje al padre de la independencia del país, a quien también se dedica un monumento funerario alojado entre las plantas. Diseñado en 1770 por Pierre Poivre, el superintendente francés de la entonces colonia (Mauricio en esos años se llamaba Isla de Francia), fue el primer jardín botánico tropical del mundo, y hoy en día sigue siendo una espléndida joya con una superficie de 37 hectáreas.

En el interior, tal vez con una excursión de Costa Cruceros, podrás admirar especies de plantas exóticas que crecen junto con las típicas de la zona, así como nenúfares gigantes que colorean el agua del estanque. En su parte norte, se puede encontrar el Chateau de Mon Plaisir, un edificio histórico de mediados del siglo XIX, erigido por los británicos. El Jardín Botánico Pampelmousses alberga 80 especies diferentes de palmeras que merecen ser admiradas para comparar las similitudes y diferencias entre ellas.

El clima de la isla es particularmente adecuado para diferentes tipos de plantas, y ha favorecido el crecimiento de especies importadas como regalo por ilustres visitantes procedentes de lejanos países, lo que aumenta su propia diversidad.  Dentro del jardín, encontrarás diversos gazebos donde sus visitantes podrás relajarse mientras exploran o se divierten buscando la estatua del diseñador entre los arbustos u observando alguna tortuga gigante que camina sin ser molestada.

Cap Malheureux

Se denomina Cap Malheureux y significa "cabeza de mala suerte", aunque no debes tener miedo de visitar esta ciudad al norte de Mauricio, que también se puede ver con una excursión de Costa Cruceros. El origen del nombre no está vinculado a las historias de fantasmas, sino a diferentes teorías. La más famosa se remonta a la época, se dirigieron hacia el norte, logrando derrotar a los franceses por sorpresa y conquistando la isla. La "mala suerte", por tanto, fue la de los franceses.

La ciudad de Cap Malheureux es famosa por su Iglesia Roja dedicada a Notre Dame Auxiliatrice. Es una iglesia católica romana que contrasta con el mar turquesa y el cielo azul por su techo pintado de rojo. Fundada en 1938 y dedicada a la Virgen María, se encuentra en el punto más septentrional de Mauricio.

Cap Malheureux tiene una hermosa playa que es un buen lugar para los amantes de la pesca, y yendo un poco más allá puedes descubrir un templo hindú. sin embargo, la atracción principal sigue siendo la Iglesia Roja, donde muchas parejas vienen a celebrar su matrimonio. Si quieres darle un capricho al amor, puedes casarte en Mauricio, antes de volver a zarpar por los mares con tu crucero Costa que te esperará en el puerto. 

Reserva Natural de La Vanille

¿Quieres ver cocodrilos y tortugas gigantes de cerca? En Mauricio puedes pasar un día en el parque La Vanille Nature Park, un parque de vida salvaje realmente increíble.

El parque, ubicado en el sur de Mauricio, toma su nombre de una antigua plantación de vainilla cuyo olor se sigue sintiendo en la zona. Tres hectáreas y media de exuberante vegetación, diseñada por el zoólogo australiano Owen Griffiths que pudo crear en 1985, una reserva natural donde muchas especies de animales son cuidadas y protegidas, algunas de las cuales están en peligro de extinción. No solo eso, dentro del La Vanille Nature Park, puedes admirar la colección de fósiles que el propio Griffiths trajo desde Madagascar.

Pasar un día en el La Vanille Nature Park, que es otra de las excursiones que te ofrece Costa Cruceros, te permitirá ver de cerca sus cocodrilos, estrictamente catalogados por especie y edad. Podrás ver tortugas gigantes, ciervos, iguanas y conejos, o ser conquistado por sus mariposas y algunos de las 23000 especies de insectos que viven en la reserva.

Este gran parque también ofrece un hallazgo histórico muy fascinante: una locomotora, una Ruston & Hornsby, con un motor diesel, que se utilizó para transportar la caña de azúcar. Cuando se detuvo el servicio ferroviario en 1981, la locomotora se dejó en los campos de La Barrak y en 1986 se trasladó a La Vanille, donde hoy se ha convertido en una atracción para los turistas.

Cataratas Chamarel y Tierra de los 7 Colores

En Mauricio no pararás de descubrir. El área de Chamarel es definitivamente un lugar que puede ofrecer muchas sorpresas. Situado en el oeste de la isla, Chamarel está a 283 metros sobre el nivel del mar y se puede llegar a través de un bosque tropical, incluso con una excursión Costa.

Un sinfín de emociones como la que sentirás cuando te encuentres frente a las 7 cascadas de Tamarind, que se forman por la unión del río St. Denis con la Viande Salee, y que dejan caer sus aguas a una altura superior a la de la Estatua de la Libertad.

Después de esta vista impresionante, prepárate para maravillarte con la Tierra de los 7 colores: una atracción de fama mundial, fruto de un fenómeno geológico de origen volcánico en el que se han entrelazado tierras de siete colores diferentes, creando un efecto cromático verdaderamente único. No es magia: la concentración de metales, después del paso de la lava y el enfriamiento de la superficie terrestre, han reaccionado de manera diferente dando lugar a un colorido resultado único en el mundo. Un área de pequeño tamaño donde podrás divertirte fotografiando sus cambiantes colores.

Lago Grand Bassin

Las tradiciones de un pueblo siempre son fascinantes. En Mauricio, en el distrito de Savanne, en un lago volcánico llamado Lago Grand Bassin (o Ganga Talo en el idioma hindi) te encontrarás en un lugar particularmente evocador.

Este lago, situado a 550 metros sobre el nivel del mar, ha sido declarado sagrado desde 1998, y es un destino de peregrinación para los fieles de la religión hindú. La leyenda dice que el dios Shiva volaba sobre la zona con su esposa Parvati, cuando fue deslumbrado por la isla. Shiva, que trasportaba el río Ganges en su cabeza para salvar al mundo de las inundaciones, dejó caer unas gotas sobre un cráter volcánico que se convirtió en un lago. El Ganges, al ver sus preciosas aguas en un lugar deshabitado, se puso triste, pero Shiva le prometió que personas de todo el mundo llegarían a sus costas cada año y que la isla se poblaría.  Hoy en día hay muchas personas que visitan la isla, y tú puedes ser una de ellas gracias a nuestras excursiones Costa Cruceros.

Alrededor del lago se puede encontrar un templo dedicado a Shiva. En 1972, unas gotas de agua del Ganges fueron vertidas en el lago para celebrar la unión de las aguas. Durante el festival maha Shivaratri, dedicado al dios Shiva, los peregrinos caminan hasta el lago, donde serán recibidos por una comunidad de buenos "habitantes" que viven en el bosque: los Macacos

Ile de Deux Cocos (La Isla de los Dos Cocos)

¿Te gusta el lujo extremo? Entonces, la Ile Des Deux Cocos es tu destino ideal. Esta pequeña fracción de paraíso, situado a poca distancia de la costa sudeste de la Isla Mauricio, es una isla privada y desierta que podrás visitar con una de las excursiones Costa.

Vivirás una verdadera experiencia que jamás olvidarás. Al sur de la isla, verás como las olas del Océano rompen contra sus acantilados, mientras que en el norte podrás disfrutar de una playa de arena blanca donde tomarte un cóctel. Su proximidad a la reserva marina de Blue Bay, garantiza la presencia de fondos marinos perfectos para los amantes del snorkel, llenos de corales y peces tropicales. Una experiencia que podrán vivir incluso los que no aman el buceo, gracias al suelo de cristal del que disponen ciertas embarcaciones preparadas para los turistas. 

En la isla es posible encontrar la Villa, construida en 1929 por el gobernador inglés de Mauricio, Sir Hesketh Bell, completamente renovada pero capaz de mantener intacto su estilo excéntrico, que está a medio camino entre los estilos arquitectónicos europeos y árabes. El interior está inspirado en el estilo mauriciano y su jardín lleno de flores.

Trou aux Cerfs

Mauricio es una isla rica en atractivos turísticos naturales. No solo su exuberante vegetación, o los animales de la isla, sino también sus volcanes fascinan y atraen a los visitantes. Uno de los más famosos es el cráter de Trou aux Cerfs, que es un volcán inactivo. Ubicado a aproximadamente un kilómetro de la ciudad de Curepipe, la segunda isla más grande después de Port Louis, el volcán está en el centro de la isla, y también se puede llegar a él con una excursión Costa.

Con un diámetro de 350 metros y una profundidad de 100 metros, el cráter se encuentra a 605 metros sobre el nivel del mar. Los estudiosos dicen que el volcán Troux aux Cerfs hizo erupción solo una vez y luego permaneció inactivo durante los últimos 700.000 años.

Una visita a Troux aux Cerfs le permitirá caminar a lo largo de su perímetro, con una vista del cráter y del bosque que lo rodea. Las plantas indígenas y los pinos gigantes coexisten aquí en perfecta armonía. Merce la pena también la visita a Curepipe o la subida del Monte Rempart. Los deportistas aprecian la zona de Trou aux Cerfs para correr, pero si quieres probar esta experiencia, trae un suéter: la temperatura baja durante la subida.

Parque Natural de Aventura Casela

El Parque Natura de Aventura Casela es una de las principales atracciones turísticas de Mauricio. Situado en la zona oeste de la isla, con la estampa del Monte Rempart como fondo, el parque se encuentra en medio de cultivos de caña de azúcar. También hay una excursión Costa que te permitirá visitarlo.

A diferencia de muchos otros parques naturales donde se accede solo para ser cautivado por sus animales, éste ofrece un montón de actividades que hacen que la visita sea particularmente aventurera. Usted puede elegir experimentar la emoción de un Safari africano: monos, jirafas, rinocerontes, cebras, corzos y avestruces. La visita se puede personalizar con actividades como la tirolina, para suspenderte en el aire con un arnés y una cuerda o el canyon swing, una actividad parecida al puénting pero en los cañones entre pájaros y murciélagos, o subir las montañas que se encuentran dentro del parque.

Hay muchas actividades incluso con animales, como caminar con leones, el contacto con rinocerontes, caminar con camellos o con caballos así como la posibilidad de ofrecer comida a jirafas o tortugas. Cualquiera que sea la actividad que elijas, el Parque Natural de Aventura Casela te garantiza la máxima seguridad para vivir lo mejor de un día en el que serás el protagonista de una aventura única en plena naturaleza.

Belle Mare

Belle Mare es considerada una de las playas más bellas de Mauricio y es la más oriental de la isla, a pocos kilómetros del norte del pueblo de Trou d'Eau Douce, en el distrito de Flacq. Aguas cristalinas con fondos marinos que permiten la navegación con pequeñas embarcaciones para bañarse en una playa de arena blanca y fina. El verde de la vegetación que la rodea, el azul profundo del mar y el blanco de la playa crean un ambiente de ensueño para los visitantes que pueden disfrutar de un día de relax total para tomar el sol.

En esta zona tan celestial también te puedes divertir buceando. El "Le passe de Belle Mare" es uno de los lugares más populares para practicar buceo, con un montón de peces, algunos incluso grandes, y un hermoso bosque de gorgonias.

Pero Belle Mare tiene mucho más que ofrecer a sus visitantes. En primer lugar, alberga el mejor Golf de toda la isla de Mauricio, perfectamente equipado para satisfacer todas las necesidades de sus jugadores. Si lo que prefieres es la pesca, tendrás la oportunidad única de probar a pescar atún, mako y marlin. En Belle Mare también hay numerosos senderos para practicar trekking en las colinas circundantes.

Flic en flac

En la costa oeste de Mauricio te espera Flic en Flac. Se encuentra en el distrito de Black River y es un pueblo costero que toma su nombre original de un antiguo dicho holandés, "Fried Landt Flaak", cuyo significado es "tierra libre y plana".

Su playa de arena blanca es la principal atracción para los turistas y visitantes que se detienen en la isla y es particularmente grande. Tiene un extraordinario arrecife protegiendo su laguna, con impresionantes vistas del Océano Índico en el horizonte. Una inmersión en sus aguas te introducirá a en su fauna marina y, si estás entrenado, podrás visitar un complejo de rocas de 27 metros de profundidad que es el hogar de peces ardilla, bagre y langostas. Te espera un sinfín de relax, y una playa segura incluso para los más pequeños.

Toda la ciudad, con sus contrastes y sus aromas, es muy agradable. En Flic en Flac se pueden ver cultivaciones de caña de azúcar, y también podrás disfrutar degustando las delicias culinarias de la zona cerca de la playa. Un poco más al sur, hay un área dedicada a los surfista, muy preciada en la década de 1970. Surgió como un pueblo de pescadores, pero sigue siendo fiel a sus orígenes: atrae a turistas de todo el mundo que vienen a probar suerte en la pesca de atún, besugo y tiburones.

The Brabant Mornes

Una isla como Mauricio fascina a todo el mundo, de hecho, la península de The Brabant Mornes fue capaz de convencer incluso a la UNESCO, que en 2008 lo incluyó oficialmente en su lista de Patrimonio de la Humanidad.

Situada en el extremo suroeste de la isla, esta península es famosa por el bloque de roca de 556 metros de altura que la caracteriza y que es golpeado por los vientos más fuertes de Mauricio. Esta es la razón por la que la Península de Le Morne Brabant se ha ganado el corazón de los amantes del kitesurf y el windsurf.

Fantástico lugar incluso para el buceo y snorkel gracias a su arrecife de coral, Le Morne Brabant te permitirá conocer varias especies de peces en sus aguas cristalinas. Es también un lugar perfecto para los amantes del trekking, que se encontrarán con un panorama lleno de cuevas y especies de plantas difíciles de ver incluso en otros lugares de Mauricio.

Blue Bay

Blue Bay es uno de los lugares más fascinantes de Mauricio. Se encuentra al sureste de la isla, no muy lejos de la entrada de la Isla de Deux Cocos y en los últimos años es una de las zonas más populares para los turistas de todo el mundo.

Su agua cristalina y su naturaleza virgen son la clave de su encanto. En esta cala, situada en el otro extremo de la isla, familias y parejas eligen pasar un día maravilloso. Blue Bay es también un lugar particularmente popular entre los entusiastas de los deportes acuáticos o deportes al aire libre. Una inmersión en las aguas de Blue Bay ofrece la oportunidad de ver un fondo marino que es el hogar de innumerables especies de peces, con un arrecife que es considerado de los más bellos de la isla.

En Blue Bay, también puedes practicar esquí acuático, canoa, surf, kayak y otras actividades acuáticas. En esta bahía también hay espacio para todos los que aman el tenis, ping-pong o voleibol, e incluso los amantes de pesca encontraran condiciones especiales: se puede practicar bajo el agua, pero también en la costa, en La Cambuse, que sigue siendo un lugar salvaje.

 

Visita la isla Mauricio con Costa Cruceros

 

Una visita a Isla Mauricio será la ocasión perfecta para conocer una isla que, por un lado, te seducirá con sus playas y sus ricos fondos marinos, y por otro, sabrá divertirte con una infinidad de propuestas deportivas y de aventura. Llegar a Maurico a bordo de un Costa Cruceros es una emoción increíble, porque ver cómo la isla se acerca en el Océano Indico es aún más fascinante. ¡Te enamorarás a primera vista!  

Zarpa con Costa Cruceros