¡Bienvenidos a Miconos! La isla de la diversión tiene mil caras, empezando por el pintoresco pueblo formado por pequeñas casas blancas con persianas y bóvedas azules que suben por la suave cresta de la colina. Callejones que se cruzan como un laberinto, rincones escondidos llenos de encanto, entremezclados con iglesias y boutiques, todos coronados por antiguos molinos de viento.

Esto es Mikonos (o Mykonos), la isla que atrae a todo el mundo: familias en busca de serenidad, famosos en busca de clubes exclusivos, jóvenes en busca de diversión desenfrenada y, por supuesto, fanáticos de las playas doradas con mar cristalino. Las playas de Miconos te enamorarán, junto a toda la magia que comparten todas las Islas Griegas, y que se concentra en los 105,2 km² de paraíso de esta isla.

¿No sabes lo que ver en Mikonos? Descubre con nosotros las 19 mejores cosas que ver y hacer en Miconos

Centro histórico de Miconos

El centro histórico y capital de Miconos (tambien llamado Chora) forma parte de una ciudad de rara belleza ahora universalmente apreciada. Sus estrechas calles, que se cruzan entre ellas, están llenas de sorpresas y atravesarlas  es una experiencia especial que deja una sensación de dulce satisfacción.

Las casitas con sus colores marcan el corazón de esta parte más antigua e históricamente rica, coincidiendo en gran parte con el famoso barrio de Little Venice. Además de los ricos tonos del entorno, te encantará el atardecer, cuando las olas del mar se tiñen de luz dorada y rompen en el paseo marítimo mientras el cielo azul se vuelve amarillo y rojo.

Galerías de arte y rincones de pura belleza, lugares donde se puede disfrutar de deliciosos aperitivos al atardecer antes de ir de fiesta a las discotecas o dar un paseo, antes de que anochezca, en busca de otras atracciones: la Iglesia-Catedral Ortodoxa de Panagia Paraportiani y el cercano Museo del Folklore de Miconos, que alberga una completa colección de muebles de época, grabados y objetos históricos y artísticos.

Desde el barrio de Little Venice (Pequeña Venecia) hasta los famosos Molinos de viento de Miconos y la bonita calle de Mitropoleos, encontrarás una docena de iglesias, incluyendo la Iglesia de Agios Nikolaos. También puede pasar por el Museo Marítimo del Egeo (Aegean Maritime Museum) y luego por la famosa Casa de Lena (Lena's House Folk Museum). Finalmente, en la zona del puerto, echa un vistazo al Museo Arqueológico y después vuelve al casco antiguo, al corazón palpitante de Miconos.

Barrio de Little Vecine (Miconos)

En Miconos uno de los barrios  turísticos más característicos y populares es ciertamente Little Venice, también llamado barrio de Alefkandra, que agrupa casas de colores en las laderas de una colina junto al azul del Mar Egeo. En estas calles se concentran el mayor número de restaurantes, tabernas y pequeñas tiendas para comprar recuerdos y productos artesanales. Es muy recomendable caminar por este barrio, sobre todo por la noche y al atardecer, antes de una cena especial bajo la luna y una velada inolvidable.

El nombre del barrio deriva de la presencia en estas islas de la antigua República Marítima de Venecia, en particular de los edificios históricos que se asoman al mar y que en su día fueron las residencias de ricos comerciantes, en su mayoría italianos. Hoy en día, esos edificios son el hogar de boutiques y refinadas tabernas donde las ventanas están al ras del agua. La luz del amanecer que se filtra por la mañana da a todo el barrio un encanto irresistible que se desarrolla en varias formas a lo largo del día y de la noche.

Los famosos Molinos de Viento de Miconos son otra peculiaridad de Little Venice, en el promontorio al suroeste del barrio. Durante más de 400 años han sido uno de los recursos económicos más rentables de la isla,  sobre todo gracias a los vientos favorables que permitieron a los molinos moler el trigo que luego se exportó a todo el mundo. Siete de ellos permanecen en la isla y, restaurados, ahora representan uno de los símbolos más característicos de Miconos.

Iglesia-Catedral Ortodoxa de Panagia Paraportiani (Miconos)

La iglesia más antigua y también la más famosa de Miconos es sin duda la Iglesia-Catedral Ortodoxa de Panagia Paraportiani, situada en el barrio de Little Venice y es fácilmente accesible desde el centro de la capital de la isla. 

Se trata de un complejo de cinco iglesias construidas en la típica arquitectura cicládica, en cal blanca como muchas otras estructuras de la zona. La construcción de las iglesias comenzó en 1475 y se completó en 1600, colocándose una al lado de la otra. Cuatro de ellas sirvieron de base para la quinta, que domina la estructura con una cúpula. 

Panagia significa Virgen María y Paraportiani significa puerta interior, porque esta iglesia se construyó alrededor de una de las antiguas puertas de las murallas de la ciudad que en la antigüedad tenía que proteger la ciudad y el fuerte.

Al entrar, te deslumbrará tanta belleza: el blanco que resalta contra el azul del mar y el cielo te conquista inmediatamente a cualquier hora del día, pero especialmente al atardecer, e incluso por la noche, cuando el brillo del edificio es potenciado por la luz de la luna. 

La iglesia también está rodeada de molinos de viento y parece casi como una montaña de nieve que se derrite al sol: en cualquier caso, es una obra maestra de la arquitectura, una obra de arte que a lo largo de los siglos debe haber golpeado indeleblemente la imaginación de innumerables visitantes.

Molinos de Viento (Miconos)

Se consideran el símbolo de Países Bajos, pero quizás no todo el mundo sabe que también son una de las mayores atracciones de Miconos. Están dispersos por todas partes, pero son especialmente famosos en el barrio de Little Venice o Alefkandra.

Desde el principio, desde que fueron construidos, han representado un elemento fundamental del desarrollo de la isla también porque, gracias a los vientos muy favorables, fueron utilizadas para moler los cereales que venían de las islas circundantes. El trigo, en particular, se cultivaba directamente en Miconos y la harina producida se exportaba al extranjero.

Con el tiempo, la economía de la isla se ha centrado en el turismo y, poco a poco, los molinos han perdido su función original y se han convertido, tras algunas renovaciones, en atracciones para los turistas, a la vez que proporcionan un extraordinario telón de fondo para las mejores postales. Uno de los molinos, entre otras cosas, se ha convertido en un museo donde los textos y las fotos cuentan la historia de estos símbolos de la isla.

Estatua de Manto Mavrogenous (Miconos)

Paseando por las estrechas calles de la chora de Miconos, es decir, el centro de la ciudad, inevitablemente cruzarás por la plaza donde se encuentra la Estatua de Manto Mavrogenous. Es la plaza central del viejo puerto, el hogar de la estatua de una mujer legendaria: su busto de mármol está situado justo en el centro de la plaza.

Magdalena Mavrogenous , la llamada "Manto", que nació en Trieste en 1796 en el seno de una familia aristocrática y liberal rica. Su historia se remonta a la época de la Revolución Griega, en 1821, cuando Miconos jugó un papel clave.Su padre era un exitoso comerciante en Grecia y su madre una mujer políglota, muy culta, que nació en Miconos y también se ocupó del negocio familiar. La joven Manto recibió una educación de alto nivel, influenciada por los ideales de la Ilustración. Se convirtió en una mujer de mente abierta y dinámica en un período oscurantista. En todas partes se la conoció como "la bella griega". Su sueño se convirtió en liberar la Grecia ocupada durante siglos por los turcos. Recaudó fondos y apoyo de muchos amigos poderosos en Europa, financió su propia flota y envió cientos de hombres al Peloponeso. Conoció a Demetrio Ypsilanti y se casó con él, sin embargo terminó alejada de él y sin dinero. Regresó a Miconos para escribir sus memorias, y luego murió en la isla de Paros.

Magdalena Mavrogenous es una de las más grandes heroínas griegas de la guerra de independencia, honrada en Miconos con la estatua que lleva su nombre por su gran valor. Hoy en día esta estatua es el lugar central desde donde se sube al mirador del Molino de Boni (Boni's Windmill). Rodeado de bares y restaurantes, es un punto de encuentro para todos los turistas y ofrece una vista panorámica de Little Venice, llena de colores deslumbrantes y sugerencias únicas.

Puerto Nuevo de Miconos (Tourlos)

El Puerto Nuevo de Miconos, Tourlos, sirve diariamente conexiones de ferry y cruceros. Se encuentra en la costa oeste de la isla, a poco más de un kilómetro de la ciudad.

En el pasado fue una de las zonas más tranquilas, hoy en día se ha puesto muy de moda debido al desarrollo del puerto deportivo y a la presencia de muchos yates.  A lo largo de los años, después del importante crecimiento turístico, muchos famosos han decidido encontrar casa aquí, construyendo o adaptando casas de lujo o hermosas villas que han contribuido al crecimiento de la antigua pequeña aldea de casas blancas. Ahora es fácil, caminando, conocer a un actor o deportista famoso. Llegar aquí es muy fácil, pues el aeropuerto está a sólo 4 kilómetros. Sólo tienes que alquilar un coche (o una moto o bicicleta) y las vacaciones pueden comenzar.

Faro de Armenistis (Faros Armenistis)

En el silencio y esplendor de esta parte del mar, se encuentra el Faro de Armenistis, construido en 1891 y aún en funcionamiento. Se encuentra en la zona de Faros Armenistis, a unos 7 kilómetros de Miconos, en la carretera de la costa norte. Tiene vistas, como se ha mencionado, al intenso mar azul en el tramo entre la isla Mykonos y la cercana isla de Tinos. Su ubicación es estratégica y permite claramente ofrecer una serie de vistas panorámicas de los alrededores. 

Merece la pena visitar el Faro de Armenistis porque logra dar al visitante una idea de la fascinante historia de la isla, que brilla por su belleza. Fue construido después de que el barco de vapor británico Volta se hundiera en 1887 causando la muerte de 11 personas. Desde entonces el faro ha sido una guía segura, un punto de referencia esencial. La empresa francesa Sauter Lemonnier patentó el sistema de iluminación y recibió un premio en la EXPO de París, sin embargo, fue en 1983 cuando fue sustituido por un nuevo mecanismo eléctrico.

En cualquier caso, para todos, el Faro de Armenistis hoy en día es principalmente un icono de belleza para ser fotografiado para contar la fascinación de viajar por estas tierras. 

Ano Mera

Después de la capital, el pueblo de Ano Mera  es el centro más poblado de la isla de Miconos. Las atracciones turísticas no faltan, aunque el pueblo es muy tranquilo, lejos del caos de las playas turísticas. Las bellezas arquitectónicas e históricas también abundan aquí y puedes encontrarlas caminando por las estrechas y pavimentadas calles del casco antiguo. La gran plaza da la bienvenida a todos los turistas y los atrae con la oferta de platos de pescado fresco y cocina tradicional griega a precios razonables.

Con vistas al pueblo hay dos antiguos molinos de viento, en una colina que a lo largo de los años ha mantenido su belleza intacta. Frente a la aldea, donde la visita al Monasterio de Panagia Tourliani es obligatoria, se encuentra el otro Monasterio de Paleokastro, junto con los restos de un castillo bizantino y algunas tumbas. Desde aquí será fácil llegar a las playas de Elia y Kalafati, para volver a disfrutar plenamente de la legendaria vida nocturna de Miconos.

Monasterio de Panagia Tourliani (Ano Mera)

Estamos en un lugar místico, para visitar tal vez después de un día de playa o antes de volver a dar a pasear por las calles de la capital de la isla. Para ello, hemos de dirigirnos a Ano Mera. El Monasterio de Panagia Tourliani está dedicado al santo patrón de la isla y fue fundado en 1542 por los monjes del Monasterio de Panagia Ekatontapiliani, en la isla de Paros. Una vez bajo sus cimientos se encontraba otra antigua iglesia, la "Eisodia tis Panaghias", y en la segunda mitad del siglo XVIII se llevó a cabo la última renovación, tal y como la vemos hoy en día.

Un hermoso campanario domina toda la estructura, sobre el patio con una fuente de mármol llena de esculturas. Los artistas florentinos firmaron unos pequeños iconos en la madera decorados con hojas y flores doradas. Panagia Tourlani es precisamente el nombre de un icono que representa a la Virgen María que, por una serie de eventos transmitidos, se considera milagrosa: por esta razón la iglesia siempre ha atraído un gran número de fieles.    

Lago Marathi

Siguiendo el camino hacia la Playa de Panormos, puedes sorprenderte al descubrir de repente la vista de un lago: el Lago Marathi (Μαράθι Λίμνη). En realidad es una vasta cuenca artificial, creada en 1992 para recoger el agua de lluvia con la idea de abastecer a la isla especialmente durante los meses secos de verano. Protegido de cualquier posible forma de contaminación, recoge el agua de las colinas circundantes y hoy en día es una reserva de agua muy valiosa para toda la isla.

Monasterio de Paleokastros (Ano Mera)

Para llegar al Monasterio de Paleokastros, construido alrededor del siglo XII, hay que subir una colina desde el pueblo de Ano Mera, en una de las zonas más verdes de la isla.

Es un convento de mujeres que data del siglo XVIII. La arquitectura es típica de las Cícladas y toma su nombre de los restos del Castillo de Gyzi, más conocido como Paleokastro o "griego antiguo". Al encontrarse en la colina, no es tan accesible y para llegar hay que seguir las instrucciones casi escondidas entre los edificios antiguos. Para entrar, sólo hay que llamar a la puerta principal: una monja te abrirá y guiará dentro. 

A pocos metros de esta estructura se encuentra también la pequeña iglesia con antiguos tejidos e imágenes votivas, según el rito ortodoxo, además de las numerosas habitaciones que en su día sirvieron para alojar a los huéspedes del convento. Cerca de allí también hay una rara tumba prehistórica que consiste en una roca de granito gigante, junto a las ruinas del Castillo de Gyzi.

Isla de Delos

Considerada la perla de las Cícladas, la Isla de Delos está incontaminada y es sugerente para el visitante. Un lugar donde incluso el viento ayuda a fortalecer esta atmósfera, mientras que todo el paisaje tiene algo onírico, quizás porque es principalmente la naturaleza salvaje la que dicta los ritmos. Está situada en el centro del archipiélago de las Cícladas y es considerada la isla sagrada, uno de los sitios arqueológicos más importantes de Grecia. 

Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en Delos por supuesto no encontrarás el entretenimiento típico de la cercana Miconos, pero puedes disfrutar de un extraordinario museo al aire libre. Desde Miconos se tardan unos 45 minutos en ferry, y en un 3 horas se puede visitar, con la ayuda de los arqueólogos que son los únicos autorizados a permanecer en la isla para estancias de más de 3 horas. 

La tradición dice que está prohibido nacer o morir en la isla, esto se debe a que la mitología atribuye a Delos el nacimiento de dos de los más importantes dioses como Apolo y Diana, los gemelos de Leto nacidos a orillas del Lago Sagrado. En la antigüedad se dice que los cisnes consagrados a Apolo nadaban en sus aguas, y en 1925, después de una epidemia de malaria entre los arqueólogos, el lago fue drenado.

También era un lugar de culto a los dioses egipcios, como lo demuestra el Templo de Isis, diosa de la fortuna y protectora de los marineros, representada con un medio busto. Un lugar especial es la Terraza de los Leones (Naxian Lions): las estatuas fueron donadas por Naxos como signo de protección para Delos. Originalmente eran doce pero sólo quedan cinco: Uno de los leones fue robado durante el dominio veneciano y ahora está en la entrada del Arsenal de Venecia.

Los restos de las residencias del período helenístico son maravillosos con sus pisos de mosaico: la Casa de los Delfines (Maison des Dauphins), la Casa de las Máscaras y la Casa de Dionisio donde la deidad está representada montando una pantera. No te pierdas la Stoa de Filippo y el Agorà de Delos (una plaza de mercado de forma cuadrada). También hay que admirar las ruinas del Teatro de Delos, que datan del 300 a.C. con una antigua cisterna adjunta. Otros monumentos dignos de mención son el Oikos de los Nassi, los restos de la estatua de Apolo y el Templo de Artemisa (una de las siete maravillas del mundo antiguo).

Las Playas de Miconos

Las fiestas y las vida nocturna han hecho famoso a Mikonos en todo el mundo, pero ante todo, sigue siendo un destino maravilloso por sus playas: todas son hermosas y diferentes, adaptadas a las diferentes necesidades de los visitantes. 

Casi todas las playas se concentran en la Costa sur, la más protegida de los vientos, mientras que en el norte encontramos las playas más salvajes. Paralia Paradise es quizás la más famosa, la que literalmente es asaltada por los más jóvenes: aquí están los clubes más de moda donde tocan los mejores DJs de la escena internacional... ¡Hay una fiesta a cualquier hora del día! Psarou Beach es, en cambio, la playa más chic, llena de VIPs y equipada con bares de lujo.  Agrari Beach es arenosa y pedregosa, y es definitivamente más tranquila, gay-friendly y amada por los naturistas, y se encuentra no muy lejos de la famosa Playa de Elia a la que se puede llegar a pie.  A unos 5 minutos en coche de Ano Mera encontramos la Paralia Kalo Livadi y su arena dorada, al pie de las casas blancas (y hoteles). Cerca se encuentra Agia Anna Beach, che ofrece un hermoso paisaje con acantilados con vistas al mar. Kalafati Beach, a 10 minutos a pie, es un destino para los surfistas, Lia es una pequeña y tranquila bahía.

Entre las playas de la Costa NorteAgios Sostis Beach es una pequeña cala ideal para admirar el amanecer. La cercana Panormos Beach tiene arena blanca y fina con pequeñas dunas y zonas poco profundas como pequeños estanques. En cambio, Mersini Beach es menos conocida, solo  por los surfistas. Ftelia Beach está inmersa en un ambiente salvaje cerca del Lago de Marathi. Fokos Beach también está garantizada para relajarse en la arena fina. 

En la Costa Oeste, está Houlakia Beach, protegida por las casas que hay detrás. Agios Ioannis Beach es muy popular, de arena clara y colinas que lo rodean, con aguas poco profundas adecuadas para los niños. Cerca de ella se encuentra Ornos Beach, particularmente adecuada para las familias, con un pequeño puerto para los barcos de pesca y también para los yates. 

¿Quieres saber más sobre las playas? Descubre las playas más bonitas de Miconos con Costa Cruceros.

Playa de Agios Sostis

Virgen, incontaminada, relajante, luminosa, el reino del naturismo: así es como podríamos describir la Paralia Agios Sostis y el encanto que la distingue a primera vista. De hecho, al estar en el norte de la isla, está lejos del centro de la zona de veraneo, sigue siendo uno de los destinos más populares para aquellos que buscan un lugar más tranquilo, menos frecuentado, rodeado por el canto de los pájaros; razones particularmente amadas por los amantes del nudismo. La playa no está equipada, por lo hay que llegar a esta playa bien equipado: comida, bebida, sombrilla, etc.

Playa de Agios Stefanos

La playa más cercana del centro de Miconos, Agios Stefanos Beach, está situada a un kilómetro al norte del Puerto Nuevo de Tourlos, y es una hermosa y encantadora playa protegida de los vientos, muy popular, con una orilla arenosa de arena clara y mar turquesa, dividida en zonas equipadas y libres. 

En esta playa encontrarás una amplia gama de restaurantes y locales. La arena es dorada y es también el punto de encuentro internacional para muchos turistas, donde además de nadar puedes probar a practicar varios deportes acuáticos.

El pueblo de Agios Stefanos toma su nombre de la capilla que se alza sobre la playa, al borde de la bahía. Hay varias iglesias antiguas en las cercanías que vale la pena visitar. El panorama aquí también presenta las casas blancas con el fondo de las verdes colinas.

Playa de Platis Gialos

La Paralia Platis Gialos es algo más que una playa, es un lugar donde puedes pasar todo el día junto al mar disfrutando de los excelentes chiringuitos. Un hermoso valle que desciende a grandes salientes entre olivos y terrazas hacia un mar espectacular, entre aromas de mirto y enebro. 

Esta playa es el mejor para los que quieren practicar deportes acuáticos:  la oferta es muy amplia. El extraordinario paisaje te encantará, empezando por el color esmeralda del mar, casi caribeño, con un fondo marino de suave pendiente. Por supuesto, el espacio de la playa libre es muy limitado, pero por lo demás todas las comodidades están a mano.

Desde aquí puedes desplazarse fácilmente a otras famosas playas de Mykonos, como la Paralia Paradise, así como Psarou Beach y Paraga Beach, a poca distancia. 

Casa de Lena: Lena's House Folk Museum (Miconos)

Un pequeño e inusual museo en el centro de Miconos es el Lena's House Folk Museum. No es más que una casa del siglo XVIII, tres habitaciones todavía amuebladas con muebles de época, objetos originales, camas, ropa y una máquina de coser.  La Sra. Lena, en la entrada, le recibe con gran amabilidad y hospitalidad, contando la historia y el fondo de cada habitación. Esta casa también tiene la ventaja de ser un excelente punto de vista para el espectáculo nocturno de la puesta de sol sobre las casas blancas y de color en el cercano barrio de Little Venice.

Museo Marítimo del Egeo (Miconos)

El Museo Marítimo del Egeo se encuentra en una característica mansión del siglo XIX en Chora, la ciudad de Miconos, en el área de Tria Pigadia. El tema principal del museo, fundado en 1983,  se refiere a la vida marina y a la navegación, especialmente a la marina mercante, cuya historia es rica en toda la isla. Fue originalmente el hogar de uno de los más importantes capitanes de barcos mercantes griegos, Nikolaos Sourmelis, que se había distinguido durante la lucha por la independencia del Imperio Otomano.

Dando sus primeros pasos en el jardín, podrá observar de cerca el auténtico mecanismo que se instaló originalmente en el Faro de Armenistis, una máquina que fue premiada en la EXPO de París de 1889. Además, sólo este museo alberga dos naves museo que ilustran directamente el progreso de la tecnología en este campo. El velero egeo Evangelistria (que data de 1940) y el buque de vapor Thalis o Milissios (construido en 1909) han sido rescatados y restaurados, puestos de nuevo en funcionamiento con la tecnología de la época. 

Isla de Dragonisi

Otro rincón del paraíso, a las afueras de Miconos, también conocido como Nisida Tragonisi, es la Isla de Dragonisi: un islote encantado a 6 kilómetros de la Bahía de Kalafati, caracterizado por formaciones rocosas, moldeadas por el viento y el agua, hoy completamente deshabitadas. 

Si amas la naturaleza, esta es una parada que no debes perderte, fuera del turismo de masas. Es ideal para bucear en sus aguas claras que revelan un hermoso fondo marino (también visible desde la superficie) además de las cuevas marinas llenas de vistas sorprendentes. Algunas son accesibles sólo para espeleólogos expertos, como la famosa Sigillo Cave. Pero en muchas otras cuevas se puede bucear libremente, tal vez para encontrar las anémonas de mar amarillas (sólo las puedes encontrar aquí) o los peces cristal. 

La Isla de Dragonisi es un entorno protegido por la Unión Europea para asegurar la preservación del mejor hábitat para cada especie animal y vegetal en peligro de extinción. Cabe señalar que la foca monje también encuentra refugio aquí. Además de los altos acantilados, puedes parar en una pequeña playa de arena blanca besada por el sol.

 

Descubre la belleza de Miconos con Costa Cruceros

¿Qué otros lugares del mundo son capaces de conciliar las maravillas de la naturaleza y la diversión desenfrenada de la vida nocturna con una altísima calidad? Miconos sabe que puede rivalizar con todas las islas del mediterráneo mostrando todas sus joyas. Te hemos enseñado solo algunas, pero ahora depende de ti hacer realidad tu sueño con Costa Cruceros. ¡Vamos a zarpar! 

¡Zarpa con Costa Cruceros!