Malta es un pequeño paraíso en la tierra. Esta isla ubicada entre Libia, Sicilia y Túnez, cada año es el destino de turistas de todo el mundo que desean ver con sus propios ojos sus aguas turquesas y sus impresionantes playas. Malta ofrece a los turistas paisajes vírgenes que no han sido tocados por el hombre -a pesar de que miles de personas quieren viajar a sus costas-, y conserva piezas de la historia antigua que aún resuenan ante los ojos del espectador.

 

Malta es el lugar perfecto para satisfacer las necesidades de todo tipo de turistas. Está abierta a los jóvenes, a los que ofrece fiestas en la playa y barbacoas nocturnas donde pueden conocer gente y hacer amigos. Es hospitalaria con las familias, con sus playas tranquilas y aguas poco profundas. Es perfecta para viajeros con un espíritu aventurero, que pueden recorrer senderos sinuosos a través de acantilados de decenas de metros de altura para llegar a bahías donde ni siquiera hay un bar y la mano del hombre nunca ha movido una piedra. Es romántica para las parejas, que pueden disfrutar de las maravillosas puestas de sol en la isla desde las espléndidas calas que parecen estar dibujadas de la mano de un pintor enamorado de la vida.

 

En Malta se encuentran playas famosas, frecuentadas por jóvenes juerguistas que adoran los lugares concurridos y buscan los restaurantes junto al mar: Golden Bay, Paradise Bay o Ghadira Bay son solo un ejemplo. Pero también hay lugares, como la Laguna Blu, que se han conservado intactas y que no ofrecen nada al turista sino la pureza de sus aguas cristalinas y un paisaje virgen, en un lugar prácticamente perdido y casi sin habitantes. También hay lugares como Peter’s Pool, difíciles de alcanzar y poco conocidos por los viajeros, pero que una vez descubiertos te dejan sin palabras y que siempre te hacen pensar en cuándo vas a volver.

 

En Costa Cruceros seleccionamos para vos las 10 mejores playas de Malta, las que hay que ver sí o sí:

 

  • Golden Bay
  • Ramla Bay
  • Laguna Azul
  • Paradise Bay
  • Ghajn Tuffieha
  • Ghadira Bay
  • Peter’s Pool
  • Wied il-Ghasri
  • Imgiebah Bay
  • Gnejna Bay

Golden Bay

¿Qué mejor manera de comenzar esta lista que con la magnífica Golden Bay (Bahía Dorada), una de las playas más populares y famosas de Malta? Aguas cristalinas, arena dorada y una playa bien equipada son características que la convierten en un lugar perfecto no solo para los jóvenes, sino también para las familias. En esta maravillosa bahía, de hecho, no hay rocas y la pendiente del fondo marino es muy leve, una característica que la hace particularmente adecuada para que los niños se bañen. Pero la Bahía Dorada también destaca por la extraordinaria fauna marina que caracteriza las aguas turquesas frente a la costa, muchas de las cuales son extremadamente raras. Esto la hace perfecta para los entusiastas del snorkel, que pueden satisfacer su deseo de explorar el fondo marino.

 

Como dijimos, Golden Bay es adecuada tanto para jóvenes que buscan diversión como para familias. Aquí es posible practicar diversas actividades, como esquí acuático, windsurf y vela, pero también podés dar un paseo en el barco banana, actividad que suele ser muy apreciada por los niños.

 

Los jóvenes con ganas de bailar, por otro lado, pueden disfrutar de las famosas fiestas en la playa que se organizan por la noche en Golden Bay y que atraen a miles de personas de todo el mundo cada año. Aquí también, como en otras playas, se organizan las famosas barbacoas de playa por las que la isla de Malta es famosa y que atraen cada año a cientos de turistas que desean pasar una noche diferente y hacer nuevos amigos.

 

Mención especial merece el Majjistral Nature and History Park, un parque nacional donde no solo se puede disfrutar del extraordinario patrimonio natural de la zona, sino también caminar por los senderos a pie, en bicicleta o a caballo. Si visitás Golden Bay, no te lo podés perder.

Ramla Bay, Gozo

¿Sabés lo que significa Ramla Bay? Literalmente significa playa roja. Y eso es lo que te espera cuando pongas un pie en los ardientes granos de color amaranto de este magnífico paraíso terrenal en Gozo, una de las islas que pueblan el archipiélago maltés. No esperes una playa apta para turistas: es el turista quien debe adaptarse a ella. No faltan bares, pero olvidate de los restaurantes y fiestas en la playa de Golden Bay, porque aquí, en la playa roja, la diversión deja espacio para la contemplación.

 

Hacia la bahía de Ramla desciende un valle lleno de arbustos y árboles: y justo en lo alto, si mirás hacia arriba, no podés dejar de ver la famosa Cueva de Calipso, uno de los lugares más legendarios del mundo. Es aquí, de hecho, donde Homero dio su hogar a la ninfa del mar, de quien se dice que se enamoró de Ulises hasta el punto de mantenerlo prisionero durante siete años antes de liberarlo y dejarlo regresar a Ithaca a buscar a Penélope. Acá, la belleza del mar se une a la belleza de la mitología, la de todas esas historias que todos hemos estudiado y que estamos listos en cuanto escuchemos hablar de ellas. En Ramla Bay esto es posible, pero además se combina con el maravilloso mar y la playa roja que la caracterizan.

Laguna Azul, Comino

La Laguna Azul es uno de los lugares más vírgenes de Malta. Se encuentra en la isla de Comino, la isla más pequeña del archipiélago maltés, y es probablemente uno de los lugares más espectaculares del mundo. El agua es de un increíble color turquesa, mientras que a su alrededor crece una vegetación salvaje que es un espejismo para los amantes de la naturaleza y los excursionistas, que pueden aventurarse en los alrededores de la Laguna y dejarse llevar dando maravillosos paseos. Como la isla de Comino es muy pequeña, con solo 3.5 kilómetros cuadrados, es prácticamente imposible perderse.

 

La isla de Comino, a pesar de ser una maravilla desde el punto de vista de la naturaleza, solo tiene cuatro residentes oficiales; quizás esta es precisamente la razón por la cual su belleza se ha mantenido intacta a lo largo de los siglos. Rocas, vegetación mediterránea y ningún automóvil: ¿cuándo viste un lugar así?

 

La Laguna Blu está sin duda recomendada para los buceadores, quienes solo necesitarán una máscara para disfrutar de una fauna marina muy característica que no existe en otras partes del mundo. Además, es el destino elegido cada año por algunos turistas que se mueven en sus yates y anclan su bote en las aguas de la Laguna Azul, donde se bañan en alta mar y no dejan pasar la oportunidad de disfrutar del espectacular paisaje que tienen ante sí.

Paradise Bay

Paradise Bay es una pequeña bahía ubicada cerca de una cueva natural, encerrada entre dos promontorios. La arena es dorada, pero también hay muchas formaciones rocosas en la playa y en el fondo del mar, un factor que ha permitido que la flora y fauna marina se desarrollen y prosperen en un entorno favorable. Precisamente por esta razón, Paradise Bay, al igual que otras playas de Malta, es un destino perfecto para los buceadores. El paisaje es tan encantador que vale la pena visitar esta bahía a pesar de que a menudo está muy llena y es difícil encontrar un lugar libre para acostarse.

 

En Paradise Bay solo hay un restaurante, donde se puede almorzar, cenar y tomar un trago. Sin embargo, no es raro que se organicen en la playa fiestas nocturnas, que atraen sobre todo a un turismo más joven y ansioso por divertirse. Al igual que en otras playas de la isla, también es posible participar en los famosos asados colectivos, una visita obligada para aquellos que van de vacaciones a Malta, actividad que permite divertirse y conocer gente mientras se degustan productos locales. Por todo ello, es una playa muy adecuada para los jóvenes que desean combinar el mar y la relajación con un poco de entretenimiento nocturno saludable, lejos del barullo de la ciudad.

Ghajn Tuffieha

Con Ghajn Tuffieha llegamos al corazón de la historia maltesa. En 1929, durante la construcción de un acueducto, se encontraron aquí unos antiguos baños romanos, y hoy este encantador lugar es un sitio arqueológico que cada año atrae a miles de turistas ansiosos por sumergirse en el pasado y en sus antigüedades. Pero acá, además de admirar las antiguas ruinas romanas, podés pasar un día en el mar en total relajación, disfrutando del sol y la tranquilidad de esta espléndida bahía.

 

Ghajn Tuffieha se encuentra cerca de Golden Bay, pero, a diferencia de su hermana, es mucho más tranquila. Precisamente por esta razón, es particularmente adecuada para familias y para aquellos a quienes no les gusta el ruido y estar rodeados de muchas personas. Para llegar a la playa, caracterizada por un largo tramo de arena dorada, hay que bajar doscientos escalones. El fondo marino tiene una pendiente muy leve y, por este motivo, es perfecta para los chicos, que pueden jugar de forma segura bajo la atenta mirada de sus papás. Ghajn Tuffieha es considerada, con razón, una de las playas más bellas de Malta.

Ghadira Bay

Ghadira Bay es la playa de arena más grande de Malta y, muy probablemente, la más famosa. Se encuentra en la parte norte de la isla en la bahía de Mellieha, y es frecuentada tanto por jóvenes como por parejas y familias. La bahía de Ghadira, de hecho, logra satisfacer a todo tipo de turistas. Gracias a la gran cantidad de restaurantes, clubes y actividades que se organizan, satisface las necesidades de todos. Por lo tanto, no es casualidad que esta sea una de las playas más populares de la isla de Malta.

 

Con arena fina y dorada, aguas turquesas y poco profundas, Ghadira Bay es el lugar perfecto para relajarse y practicar muchas actividades acuáticas diseñadas específicamente para entretener a los turistas de vacaciones, como el esquí acuático. Al igual que otras playas maltesas, aquí también existe la costumbre de organizar asadores nocturnos donde se puede comer, divertirse y hacer nuevos amigos. Estas son iniciativas muy apreciadas no solo por los jóvenes, que buscan que su estancia en Malta sea aún más inolvidable, sino también por las familias, que desean pasar un momento particular y distinto a unas vacaciones normales con chicos a cuestas.

 

Pero eso no es todo, porque Ghadira Bay no es la playa más popular para los turistas solo gracias a su tamaño, los lugares o las actividades diseñadas para su diversión. Aquí se encuentra, además, la Reserva Natural de Ghadira, un parque natural donde podés admirar numerosas especies protegidas de animales y plantas.

Peter's Pool

Peter's Pool, también conocida como "la Piscina de San Pedro", es una pequeña joya ubicada en la punta de Delimara. Poco conocida y todavía menos concurrida, se encuentra en un lugar oculto que los turistas desconocen. No es difícil acceder a ella y, a diferencia de otras playas de Malta, es muy fácil encontrar un lugar para relajarse durante todo el día. Al igual que en todas las demás bahías, también en la Piscina de San Pedro se recomienda hacer snorkel debido a la rica vegetación marina y las especies animales que habitan en el fondo marino. El agua se caracteriza por un color maravilloso que varía en distintos tonos de azules, para llegar hasta el verde claro. En resumen, es un recodo de agua que no es fácil encontrar en otro lugar del mundo y que, por lo tanto, vale la pena visitar.

 

Como Peter's Pool es un lugar prácticamente virgen y que los turistas rara vez pisan, no hay servicios en la bahía, ni restaurantes ni bares donde poder comprar algo para comer. Por lo tanto, es bueno equiparse de antemano y llevar con uno todo lo necesario para pasar el día, especialmente si vas con niños pequeños.

Wied il-Ghasri

Wied il-Ghasri, más conocido como "El cañón del mar", se puede equiparar a una postal por la belleza de su paisaje. Las protagonistas son una pequeña playa de guijarros y sus aguas impresionantes. Wied il-Ghasri es una entrada pequeña y estrecha de unos 300 metros de largo y con un acceso bastante difícil de caminar, rodeada de acantilados altos y resistentes que merecen el apodo de Cañón en el mar. Por esta razón, puede no ser adecuada para familias con niños pequeños, a quienes les puede resultar difícil llegar a este lugar que es tan maravilloso, pero que carece de servicios.

 

La playa de guijarros es pequeña y no puede acoger a muchos bañistas, pero vale la pena ir a este lugar solo para admirar los acantilados que se desploman en el mar y que bien merecen un viaje a esta playa. Al igual que todo el mar que rodea a Malta, aquí también la vida marina es exuberante, tanto en términos de flora como de fauna, y vale la pena llevar una máscara de buceo en el equipaje para admirar con tus propios ojos lo que vive bajo estas aguas. Particularmente famosas son las cuevas marinas de Wied il-Ghasri: sobre todo, la Cueva de la Catedral, particularmente buscada por los buceadores que desean explorar estas cavidades. Sin embargo, esta ubicación no solo es perfecta para bañarse en las estrechas calas de agua cristalina, sino que también podés dar hermosos paseos por la tierra circundante, donde la vegetación es muy particular, y el cañón es algo que sin duda merece ser visto en primera persona.

Imgiebah Bay

Imgiebah Bay es una de esas playas de Malta que son perfectas para aquellos que buscan paz y tranquilidad en un lugar prístino y vacío. Esta bahía contiene todas estas características: no es muy frecuentada por turistas y la naturaleza domina y reina en esta franja de arena que se ha mantenido ajena a los efectos del turismo de masas. Una de las razones es la dificultad para acceder a ella, ya que para llegar a la playa hay que recorrer un camino sinuoso y de tierra.

 

Como en el caso de Peter’s Pool, tampoco aquí en Imgiebah Bay hay lugares donde comprar bebidas o alimentos, ni hay servicios o negocios en los que alquilar sillas o sombrillas. Por lo tanto, es bueno tomar precauciones antes de ir y equiparse para pasar el día sin olvidar nada fundamental para la estancia en este pequeño rincón del paraíso. Es importante tener en cuenta que no hay socorristas ni servicios de rescate en caso de dificultades en la bahía de Imgiebah. Por lo tanto, pese a que el agua tiende a ser baja y el mar apenas se mueve, se recomienda precaución.

Gnejna Bay

Arenosa, caracterizada por laderas de arcilla y una fuente de agua dulce, la Bahía de Gnejna es uno de los lugares más especiales de Malta y también uno de los más visitados por los turistas que no quieren perderse su paisaje único e impresionante, especialmente al atardecer. A su alrededor crece una gran variedad de flores silvestres que le dan al ambiente un aura muy especial que ayuda a hacer de la Bahía de Gnejna uno de los lugares más bellos del archipiélago maltés. Las aguas cristalinas y turquesas son perfectas para quienes desean disfrutar de un baño en total relajación, lejos del estrés de la ciudad y los problemas de la vida cotidiana de quienes viven en la ciudad.

 

Sobre la bahía de Gnejna se encuentran las Torres Lippia, una edificación de roca construida en 1637 por los caballeros de San Juan y que sirvió para defender la costa de los ataques de los enemigos. La fortificación fue parte de un complejo de torres que sirvieron para defender a Malta militarmente. Hoy en día están obviamente en desuso, pero es posible admirarlas con toda su belleza y relevancia histórica.

Salí hacia Malta con Costa Cruceros

 

Disfrutá de un Crucero Costa y aprovechá para ver algunas de las playas más hermosas de Malta, como la Bahía Dorada y la Laguna Azul (Comino). Diversión, agua clara y naturaleza virgen te aguardan, ¿qué estás esperando?

Busca tu próximo crucero