Infinita, maravillosa y heterogéneaArgentina no es un solo estado, sino una verdadera concentración de maravillas que te hará creer que estás dando la vuelta al mundo. La variedad de este país sudamericano logra conquistar los gustos de los más diversos viajeros. Gracias a cada lugar, con sus características, paisajes y peculiaridades, y esta ruta tan natural, los amantes de la aventura no volverán insatisfechos. 

Hay mil razones para visitar Argentina. Quizás has decidido ir a la Patagonia, casi al final del mundo, donde la tierra se mezcla con el hielo de la Antártida; o dar un paseo por las interminables extensiones de La Pampa, donde el único límite es tu imaginación; o embarcarte en una inolvidable exploración de uno de los glaciares más famosos del planeta, el Perito Moreno, extraordinario no sólo por su belleza sino también por su tamaño; o puedes echar una foto a las Cataratas del Iguazú, donde las 275 cascadas de más de 70 metros de altura te abruman con su conmovedora belleza.

¿Eres una persona de ciudad? Antes de sumergirte en la belleza del Océano Atlántico, has de visitar Buenos Aires, una ciudad donde podrás respirar el verdadero espíritu argentino y sumergirte en una historia muy antigua llena de emociones. Pasa por la Plaza de Mayo y la Casa Rosada; detente en el Teatro Colón y sumérgete en los colores y la música ensordecedora de la Feria de San Telmo, el mercado semanal de antigüedades en las calles del Barrio.

Si eres amante del arte, también deberías visitar el Museo de Arte Moderno y el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires, ambos en la Plaza Dorrego. Se visitan en pocas horas y harán que te quedes con la esencia de la cultura local que puedes completar con un desvío al Museo Nacional de Bellas Artes y al Museo Malba (de Arte Latinoamericano del siglo XX). Para los más aventureros, también recomendamos una visita al Cementerio de la Recoleta, uno de los más bellos y emocionantes del mundo. Aquí descansan todas las figuras principales de la historia argentina, incluyendo a María Eva Duarte de Perón.

Viaja a la capital argentina, reserva una noche de tango en una de las muchas milongas que hay en la zona, y sumérgete en la cultura local como un verdadero nativo. Estamos seguros de que querrás quedarte en Argentina para siempre.

Por último, pero no por ello menos importante: si está buscando el mar, estás en el lugar adecuado. El litoral argentino se extiende por más de 4.700 kilómetros a lo largo del Océano Atlántico y durante la temporada más calurosa (de noviembre a marzo) estas hermosas playas se llenan de vida y de turistas de todos los rincones del mundo, que vienen a disfrutar de uno de los destinos de playa más bellos del mundo. Hay muchas atracciones e instalaciones, por lo que hay algo para todos: desde pueblos bien equipados hasta la naturaleza virgen.

En esta guía hemos decidido hacer una extensa y precisa lista de las 20 mejores playas del lugar y lo que tienes que ver. Seguro que te ayudará a elegir las que más te convengan para disfrutar del sol, del mar, y de los chapuzones en el océano durante tu maravillosa estancia en Argentina.

Descubre las 20 playas más hermosas de Argentina.

El Doradillo

No se puede nombrar Argentina sin mencionar la Playa de El Doradillo, a 17 kilómetros de la ciudad de Puerto Madryn. Es aquí donde los curiosos turistas acuden a la orilla para observar con atención el horizonte en busca de la ballena franca austral. De julio a diciembre, este lugar se convierte en uno de los hábitats de cría de este extraordinario mamífero, facilitando la localización de ejemplares directamente desde la costa. Si realmente quieres verlas de cerca, puedes reservar uno de los extraordinarios tours en barco y sacar fotos inolvidables mientras las grandes ballenas giran a tu alrededor, levantando sus espléndidas colas. Las ballenas dan vida a sus crías en este lugar y les enseñan a hacer malabares en el agua, creando un espectáculo simplemente inolvidable. Si quieres profundizar el conocimiento de las maravillas de esta costa de grava y arena, puedes ir al Ecocentro Madryn, un museo marítimo de tres pisos ubicado cerca del océano.

Es el lugar ideal para los turistas que aman la playa y, sobre todo, la belleza de la naturaleza. Aquí no sólo hay una terraza panorámica desde la que se puede disfrutar de una vista privilegiada de la costa, sino también una zona equipada con una biblioteca, exposiciones de arte, un acuario de criaturas marinas y una sala donde podrás sentir como si estuvieses bajo el agua, entre las ballenas, escuchando los sonidos que hacen mientras nadan. En las afueras de Punta Loma puedes reservar un curso de snorkel y sumergirte en la belleza de un océano virgen, donde puedes nadar con leones marinos. Descubrirás que son criaturas curiosas y juguetonas, a las que podrás acercarte para interactuar con ellas.

Cerca de Punta Norte, puedes sumergirte en la belleza de una playa de piedras salpicada de muchos pequeños pingüinos que esperan ser admirados a distancia, en el corazón de la reserva de Punta Tombo. Los pingüinos de Magallanes pueblan la costa de septiembre a abril y se reúnen aquí para reproducirse y dar a luz a sus crías. Aunque no se asusten, especialmente por la presencia de los seres humanos, es correcto dejarles el espacio que se merecen y la tranquilidad que han venido a buscar.

Las playas cercanas a Puerto Madryn son también un lugar ideal para disfrutar del sol y del mar con toda serenidad. La zona está bien equipada para el baño y los frecuentes eventos hacen del lugar un destino ideal para las vacaciones: no sólo para el descanso, sino también para el entretenimiento. Hay muchas áreas donde, gracias al viento favorable, puedes practicar kitesurf o windsurf. Si quieres paz y tranquilidad, ve a la Playa de Paraná y relájate en un clima mucho menos turístico.

Mar del Plata

Después de Buenos Aires, Mar del Plata es probablemente la ciudad más solicitada es el destino de playa más solicitado del Estado. Los lugareños la llaman cariñosamente "Mardel", y está salpicada de restaurantes que ofrecen pescado fresco a todas horas, mercados de artesanía local y una brillante vida nocturna. Podrás ver perezosos y leones marinos dormidos en las zonas más tranquilas de la costa. También es una gran idea ir a los museos, tiendas locales y disfrutar de la vida nocturna entre teatros, casinos, acuarios y hermosos parques.

La mejor época para visitar Mar del Plata es, sin duda, entre diciembre y marzo, cuando se puede disfrutar del sol y del mar en las playas. Hay muchos puntos de acceso libre a la costa, aunque hay que llegar temprano para conseguir un buen sitio. 

Si quieres un poco de privacidad, también puedes alquilar una tienda de campaña para instalarla a pocos metros del agua. En cambio, si prefieres la comodidad de los resorts, encontrarás todo lo que te gusta: algunos clubs de playa ofrecen piscinas infinitas y servicios de lujo para aprovechar al máximo sus vacaciones. Haz una parada en la Playa de Varese y Playa Punta Iglesia para una inmersión total en la cultura local. Si te gustan las playas amplias, deberías pasar al menos un día en Playa Grande, donde las instalaciones también ofrecen cursos de surf para principiantes y expertos. Si no te gustan las playas llenas de gente, vaya al sur de Mar del Plata, cerca de Punta Mogotes (cerca del faro), o a la Playa de la Serena, donde la tranquilidad te llevará a un paraíso en la tierra. Aquellos que quieran dar un toque natural a sus vacaciones pueden ir a la playa de Escondida, una playa nudista a unos 25 kilómetros del centro.

Si “Mardel” es un destino perfecto por sus playas, también hay que encontrar tiempo para echar un vistazo a las bellezas escondidas de la ciudad. Date una vuelta por Torre Tanque, el Centro Cultural Villa Victoria Ocampo, el Acuario, el parque acuático y el Museo de Arte Contemporáneo.  

Las Grutas (Playa Piedras Coloradas)

Elegida por algunas revistas y categorías del sector como “la mejor playa de Argentina”, Las Grutas es una hermosa costa de la provincia de Río Negro, en el departamento de San Antonio. Aquí las playas encantadas se mezclan con un cielo claro y un mar maravilloso, uno de los más calientes de la costa del país con sus 27° C.

Los acantilados suavizan los vientos y crean perfectas zonas de descanso para tomar el sol y sumergirte en la naturaleza sin ningún tipo de problema. Su nombre se debe a la presencia de cuevas de roca cerca de la hermosa playa de arena. Si nunca has estado allí, tienes que ir al menos una vez, pues además de ser una de las zonas más bellas, de hecho, es también uno de los destinos relativamente desconocidos de Argentina, todavía intacto por el turismo de masas.

Las Grutas no es un pueblo especialmente grande, pero ofrece todo lo que un turista desea para descubrir algo de las tradiciones locales. Entra en los bares locales y disfruta de platos típicos a base de pescado fresco como los "pulpitos, uno de los platos tradicionales de la zona.

Pinamar

Pinamar es una ciudad costera de Argentina situada en la provincia de Buenos Aires, a unos 400 kilómetros de la capital. Sus principales atractivos son la arquitectura característica de los edificios y, por supuesto, el puro océano que se puede disfrutar en las distintas instalaciones de la playa. Es perfecta para los típicos días de verano, aunque la ciudad ofrece un espectáculo impresionante incluso en invierno, cuando el flujo de turistas es menos intenso y se puede disfrutar plenamente de algunas de sus lugares.

Pinamar se destaca de todas las demás ciudades argentinas por su evolución urbanística: se ha transformado de una extensión de dunas a un exuberante bosque de pinos, de ahí su nombre. El plan de la ciudad fue desarrollado por el arquitecto Jorge Bunge y se ha mantenido a lo largo de los años, con la mirada puesta en los pinos y en los exuberantes parques y jardines.

Además de las fabulosas playas de arena que son particularmente populares entre los turistas, también hay una zona de arena al norte de Pinamar que es particularmente popular entre los entusiastas de los deportes extremos. Otro punto de interés en la ciudad es la iglesia de Nuestra Señora de la Paz.

Cariló

En el corazón de un bosque artificial se encuentra Cariló, un espectacular pueblo cerca de Pinamar que nunca deja de sorprender por su encantadora belleza y, por supuesto, por la amplia disposición de sus maravillosas playas. Durante años, el acceso al pueblo ha estado estrictamente controlado por el gobierno, pero ahora todo el mundo puede acceder a Cariló y disfrutar de su salvaje belleza.

Aquí no sólo podrás disfrutar de exóticas playas que recuerdan a las islas de Centroamérica, sino que también de una lujosa estancia. Entre las principales actividades de la zona se encuentra los viajes en quad. A pesar del intenso trabajo de urbanización, las dunas de arena siguen siendo hermosas y llenas de oportunidades para relajarse.

Villa Gesell

Entre las mejores playas de Argentina hay que recordar las de Villa Gesell, un paraíso turístico que, gracias a las numerosas obras de reforestación de Carlos Gesell, se ha transformado en un pulmón verde lleno de maravillas naturales. Las dunas de arena se han transformado en una gran extensión de pinos y eucaliptos que enmarcan la vista de la ciudad de Gesell.

La guinda del pastel, por supuesto, son las playas, que cada año acogen a miles y miles de turistas que acuden a sus alojamientos de calidad para sumergirse en el agua, jugar al voleibol, subir en moto acuática, practicar windsurf, etc. Quienes lleguen a Villa Gesell deberán visitar la casa de Carlos Gesell, fundador de la ciudad y gran naturalista. Su casa, en plena naturaleza, intacta, puede ser visitada por los turistas, que podrán admirar las fotos de su vida pública y privada. 

Mar de las Pampas

En Mar de las Pampas uno se enamora de la belleza de un océano virgen, una playa encantadora y colinas de arena que crean un efecto casi hipnótico. Todos los días, mucha gente acude a Soleado, la única playa con bares en Mar de las Pampas, en la calle Virazón. Ve por la mañana, varios minutos antes de la salida del sol, y observa en silencio el primer milagro de un día inolvidable. Con el paso del tiempo, Soleado ha incrementado el número de turistas y familias que la visitan, con ganas de explorar la belleza del lugar y disfrutar de las actividades tradicionales de la playa. El lugar es también perfecto para los niños, a quienes les encantará construir complejos castillos de arena junto al mar.

Claromecó

Playas amplias y sin aglomeraciones, ideales para toda la familia y perfectas para sumergirse en la belleza de un océano sin límites mientras la arena acaricia tus pies. Aquí la naturaleza se ha perdido en la eternidad y el tiempo parece haberse detenido en un perfecto matrimonio de paz y armonía. Claromecó es el destino ideal para aquellos a quienes no les gustan las masas y las playas abarrotadas. 

Monte Hermoso

Monte Hermoso, en el sur de la provincia de Buenos Aires, es una ciudad situada al este de Bahía Blanca y ofrece a sus habitantes un mundo mágico de coloridas sombrillas, un fantástico mar y un sinfín de playas. La zona es famosa por sus instalaciones de recepción ideales para toda la familia y, sin duda, por sus 32 kilómetros de playa interminables. Es el único lugar de playa de Argentina donde se puede admirar tanto el amanecer como el atardecer, y sus aguas son ideales para todos, niños y adultos, no sólo por su naturaleza tranquila, sino también por las corrientes cálidas que la hacen aún más agradable.

Necochea

Déjate seducir por la árida extensión de Necochea, el resort costero en el sur de la Pampa donde la mayoría de los turistas vienen para disfrutar de una experiencia sin igual. Aquí los visitantes inundan la zona por la serenidad y la belleza del lugar.

La atmósfera surrealista de belleza que se experimenta aquí no tiene nada que ver con la de las típicas playas súper concurridas. Una experiencia tan interesante que deja a uno sin aliento. Además de los innumerables alojamientos preparados para recibir a los visitantes, se puede disfrutar de espectáculos en la costa y actividades de entretenimiento a cualquier hora del día. Los hoteles situados en esta zona ofrecen diferentes opciones de lujo a precios muy asequibles.

Valeria del Mar

Valeria del Mar es uno de los lugares más solicitados por las familias que eligen las playas y los resorts de playa de Argentina. Situada entre Ostende (norte) y Cariló (sur), Valeria del Mar es un lugar mágico y hermoso. Su nombre proviene de Valeria Guerrero, la dueña original de estas tierras.

La ciudad es un destino ideal durante todo el año, pero en verano se llena de gente atraída por la belleza del océano. Valeria ofrece una playa suave y boscosa que esconde un corazón más bien comercial de bares, cabañas y restaurantes ideales para crear el confort adecuado para sus visitantes. A pesar del importante crecimiento que ha experimentado en los últimos años, Valeria sigue conservando el encanto tradicional de un destino casi desconocido y que vale la pena explorar.

Orense

En el distrito de Tres Arroyos, al sureste de Buenos Aires, se encuentra el pequeño pueblo de Orense. Este joven pueblo, rodeado de una naturaleza virgen, se ha convertido en los últimos años en un destino popular para los turistas que quieren alejarse de las multitudes y buscar puro relax. Además de sus extraordinarios atractivos naturales, Orense es ideal para los deportes acuáticos, la pesca, los paseos a caballo o las largas caminatas en un ambiente ideal. Entre los lugares que no hay que perderse están las Cataratas Julianas y el arroyo Cristiano Muerto, que han de ser visitados estrictamente en coche debido a las altas dunas que lo rodean. 

Mar Azul

A 350 kilómetros de Buenos Aires se encuentra el pueblo de Mar Azul, donde se ha instalado un resort sencillamente increíble. Las obras de reforestación han hecho de Mar Azul una perla encantadora en el corazón de la costa argentina. Las aguas aquí son tibias y oscilan entre 17 y 27° C en verano e incluso llegan a más de 30° C en las estaciones más cálidas. Durante años, este fue el único lugar de Villa Gesell donde era posible darse un baño, sin embargo ahora la zona es un lugar encantador donde se puede nadar y disfrutar de la naturaleza durante todo el año. El espectáculo principal es el océano, que ofrece a los turistas un paraíso para el buceo.

Playa del Toro

Playa del Toro es una hermosa playa de la Patagonia donde el océano toca el bosque, dando lugar a un maravilloso espectáculo. Quien pueda disfrutar de un paseo en barco no tendrá dudas: es el lugar perfecto para una estancia inolvidable junto al mar. La belleza natural e intacta del lugar conquistará un lugar de honor en su corazón de viajero.

Varese

Situada cerca de Mar del Plata, la Playa Varese es probablemente una de las playas más concurridas y populares de Argentina debido a la belleza de sus aguas (cristalinas y perfectas) y a los hoteles que la rodean. Perfecto también para los niños, es el destino ideal para los turistas que quieren disfrutar de la belleza del lugar y al mismo tiempo de la absoluta comodidad.

Las Toninas

Las Toninas es un pequeño pueblo de La Costa Partido, en la provincia de Buenos Aires. Fundada en 1960, Las Toninas está llena de tamarisco, un tipo de planta que crea inmensos laberintos naturales. Además de la hermosa playa virgen de arena que se extiende por muchos kilómetros, te recomendamos que visites el Parque Acuático Poseidón, una estructura equipada con toboganes y piscinas perfectas para la diversión y la relajación de jóvenes y mayores.

Playa Brava

Playa Brava es un paraíso para los surfistas gracias a las extraordinarias olas que la bañan cada día. Esta playa alberga "La Mano", obra de arte de Mario Irarràzabal, uno de los atractivos más importantes del lugar ubicado en Punta del Este. La obra simboliza la mano de un nadador que está a punto de ahogarse y sirve para advertir sobre el peligro de sus "animadas" aguas. 

Costanera Sur

A pocos minutos de Buenos Aires se encuentra un oasis de árboles, lagunas y maravillas verdes que alberga una gran cantidad de especies de animales y de pájaros. La reserva ecológica de Costanera Sur se extiende por 360 hectáreas entre el Río de la Plata, el río más ancho del mundo, y Puerto Madero. El área es un ejemplo de la belleza original de Argentina y conserva una visión de lo que fue el país en el pasado. Los senderos que atraviesan esta hermosa reserva ofrecen una vista muy interesante de la naturaleza virgen.

En la primera parte del siglo XX, Costanera Sur era muy diferente a como la conocemos hoy en día: en ese momento, de hecho, era un lugar ideal para bañarse. En 1950, por desgracia, la calidad del agua empeoró, y poco a poco las actividades turísticas se desplazaron hacia otros lugares, dejando la zona en un estado de abandono. Unos años más tarde, alrededor de 1984, la naturaleza ya se había apoderado de la zona, transformándola en un espectacular jardín del paraíso. Con temperaturas más bajas y una extraordinaria belleza silvestre, la zona comenzó a ser frecuentada por corredores, observadores de aves y practicantes de yoga. Ahora, el área ha sido completamente rehabilitada como un parque y es uno de los lugares más interesantes y excitantes de Buenos Aires.

Costanera Norte

La Costanera Norte, situada al norte de Buenos Aires, es una franja de costa que se extiende desde la Ciudad Universitaria hasta Palermo. No sólo se puede descansar en la playa, sino también aventurarse en descubrir fantásticas y pequeñas tiendas, bares y locales exclusivos.

Caracterizada por el aire limpio y las áreas verdes que la rodean, Costanera Norte es el lugar perfecto para disfrutar del verdor y caminar en completa tranquilidad. La zona, abierta a los turistas, también alberga el Parque de los Niños, un lugar ideal para que los niños corran salvajemente en un parque lleno de espectaculares lugares. La ubicación es también ideal para los deportes: aquí se puede patinar, montar en bicicleta, nadar y hay algunas zonas dedicadas a la pesca.

Mar de Ajó

Entre los pueblecitos más bellos de la costa argentina no podemos olvidarnos Mar de Ajó, apto para familias e ideal para unas vacaciones de puro relax. Caracterizada por numerosos campings y playas totalmente equipadas, este pueblo ofrece a los turistas un gran museo y el acceso a los archivos históricos para darse un chapuzón en la cultura local. Podrás ver la crónica de las embarcaciones que desembarcaron en sus aguas y una rica selección de fotos históricas de esta perla del mar.

Zarpa hacia Argentina con Costa Cruceros

Aprovecha un Costa Cruceros para relajarte en las playas más bellas de Argentina, como la playa de El Doradillo. Toda la belleza del Océano Atlántico te espera, con playas blancas y aguas cristalinas: ¡la diversión está garantizada!

¡Zarpa con Costa Cruceros!