¿Qué se puede esperar de unas vacaciones en las playas de Croacia? ¡Seguramente quedarse boquiabierto! En las costas de Dalmacia, en las islas más grandes o más pequeñas y remotas, así como en el centro de las ciudades: Croacia está salpicada de playas fascinantes y distintas, donde es imposible resistir la llamada del relax.

Posee joyas escondidas como Betina, un paraíso protegido por las rocas a dos pasos del centro de Dubrovnik, bahías «estelares» como la de Kolorina, playas preparadísimas para familias como Rajska Plaža, encantadoras calas a las que se llega por senderos difíciles como Sveti Ivan, paisajes únicos en el mundo como los de Zlatni Rat o Beritnica, muy distintos entre sí pero igualmente increíbles. Tanto a los amantes del kite surf como a los profesionales del bronceado, las playas de Croacia les ofrecerán todo cuanto deseen en sus vacaciones en el mar. Algunas de ellas son el centro de la movida veraniega de esta parte del Adriático, mientras que otras playas de Croacia son más recónditas y es posible estar prácticamente solos, en un tú a tú con el mar, incluso en pleno verano. Y una manera única de llegar a estas costas tan mágicas es con su crucero Costa hacia Split o Dubrovnik, que les permitirá ver desde la misma llegada al puerto, todos los colores de este increíble rincón de Mediterráneo.

¿Están pensando en zambullirse en el irresistible azul del Adriático? Conozcan nuestra lista de las playas más bellas de Croacia, en tierra firme y en las islas.

Croacia: las playas más bellas y donde se encuentran

  • Bačvice, Split
  • Bahía Kolorina, Dubrovnik
  • Betina, Dubrovnik
  • Sveti Jakov, Dubrovnik
  • Bahía de Lapad, Dubrovnik
  • Copacabana, Dubrovnik
  • Beritnica, Isla de Pag
  • Stiniva, Isla de Vis
  • Zlatni Rat, Isla de Brač
  • Sakarun, Isla de Dugi Otok
  • Sveti Ivan, Isla de Cres
  • Rajska Plaža, Isla de Rab
  • Saplunara, Isla de Mljet
  • Podrače, Brela
  • Slanica, Isla de Murter
  • Bibinje, cerca de Zara
  • Dugi Rat, cerca de Split

Bačvice

En el centro de Split podrán encontrar una playa grande y apropiada para grandes y pequeños: bienvenidos a Bačvice, una enorme extensión de arena a la cual vienen a divertirse y broncearse todos los que llegan a la ciudad. ¿Han llegado aquí con su crucero Costa? ¡Hagan una parada en uno de los innumerables bares, restaurantes y locales asomados al mar y disfruten de la vista de una de las pocas playas de arena de Croacia! Las casetas de baño de Bačvice se abrieron hace solo un siglo, en 1919, al lado del puerto de Split.  Aquí el fondo es poco profundo hasta muchos metros mar adentro, por tanto los niños pueden zambullirse despreocupadamente.

 En esta playa «metropolitana» de Croacia es fácil ver durante todo el año a grupos de chicos que juegan al «picigin», una especie de fútbol. ¡Entre ellos podría estar un futuro campeón!

Bahía Kolorina

¿Son fans de la serie de tv “Juego de Tronos”? No se pierdan la bahía de Kolorina, bajo las murallas del casco antiguo de Dubrovnik: ¡reconocerán de inmediato el escenario de la famosísima Batalla del Aguasnegras y el Desembarco del Rey! Pero además de ser famosa, la bahía de Kolorina presenta también muchas particularidades. Por ejemplo, el agua transparente que desvela el fondo de guijarros, y las extraordinarias vistas del mar que se contemplan desde la Fortaleza de Lovrijenac, construida sobre la roca.

 Los apasionados del kayak también adorarán esta playa de Croacia: desde aquí se puede salir remando en una excursión Costa en busca de la flora y fauna croata.

Betina

Envuelta por una gruta de rocas, pequeña y salvaje, la playa de Betina es una de las más románticas de Croacia, quizás porqué es un lugar íntimo y apartado. ¡Por otro lado, solo se llega por mar! En barca, en kayak saliendo de la bahía de Kolorina con una excursión Costa, o incluso a nado, si están en plena forma.

 La playa pagará con creces sus esfuerzos: las rocas altas que la rodean protegen del ardiente sol de verano, y les harán sentir en un lugar de otro mundo, en completa paz con la naturaleza. Sumérjanse en sus aguas esmeralda para hacer snorkel y descubrir las maravillas del mar de Croacia, así como disfrutar del rumor del mar.

Sveti Jakov

A sus espaldas, una pared de roca salpicada por el verde de las plantas marinas. Ante sus ojos, el perfil de la isla de Lokrum, a la altura de Dubrovnik, inmersa en el azul del mar. Y bajo sus pies, una multitud de guijarros mezclados con arena que cambian de color según la luz del sol. La playa de Sveti Jakov es una de las más apreciadas de Dubrovnik: se llega a ella subiendo una escalera de 163 escalones, al final de la cual les esperan aguas calmas y transparentes cerca de la orilla, donde los niños disfrutarán de sus juegos. ¡Antes de bajar a la playa, disfruten de sus vistas desde arriba!

 Sveti Jakov debe su nombre a la iglesia que se encuentra cerca de la playa, inmersa en el verdor. Está perfectamente equipada con tumbonas, un restaurante y la posibilidad de hacer una excursión en barca o en moto de agua.

Bahía de Lapad

La bahía de Lapad se encuentra en la península del mismo nombre, fuera del centro de Dubrovnik pero muy cerca de la ciudad. Si su crucero Costa hace una parada aquí, no se pierdan una excursión en catamarán que les llevará a las espléndidas playas de la bahía.

 En Lapad encontrarán la mayor parte de los locales de lujo de la ciudad croata, asomadas al mar cristalino que se dibuja en la bahía: en sus orillas se suceden diversas playas, de cantos rodados y equipadísimas como la de Uvala, o incluso de cemento y con un cómodo acceso al mar, como la playa Adriatica.

 La península de Lapad es recorrida por un romántico paseo marítimo, ideal para dar un paseo y contemplar la puesta de sol en uno de sus innumerables bares y quioscos. ¿Quieren ver la bahía de enfrente? ¡Alquilen un patín de pedales y disfruten de las vistas!

Copacabana

¿Buscan una playa fuera del centro de Dubrovnik pero cerca del casco antiguo? ¿Una playa de guijarros pero que tenga la comodidad de algunos tramos de cemento? ¿Una playa de poca profundidad, apropiada para los niños, pero que tenga un color encantador? La playa de Copacabana es su elección.

 No estamos en Brasil, sino en las maravillosas costas de la península de Babin Kruk en Croacia, con vistas a la isla de Daksa y a las islas Elafiti. Copacabana es la playa más grande de Dubrovnik, y les espera con todos los servicios necesarios para su comodidad y diversión. ¿Ejemplos? Toboganes de agua, zona hinchables, surf, kayak, esquí acuático... para satisfacer todos los gustos y contentar a todas las edades. La playa de Copacabana es un icono de la ciudad croata que no deben perderse en sus cruceros Costa de verano.

Beritnica

En la isla de Pag les espera una de las playas más «surrealistas» de Croacia: Beritnica, que parece salida de una película de ciencia ficción. El peculiar perfil de esta playa son tres enormes rocas que emergen del mar cerca de la orilla, testigos mudos e inmóviles de la belleza que les rodea.

 La playa de Beritnica está inmersa en un paisaje rocoso de tonos beige y se abre a un mar con mil matices de azul. Solo se puede llegar a pie con un paseo desde la cercana playa de Ručica o bien por mar. Por este motivo, a pesar de sus fondos bajos y tranquilos y su absoluta tranquilidad, es un destino que enamorará a los más aventureros: presidiendo desde lo alto la playa de Beritnica despunta el pico Stogaj, que atrae a los apasionados de la escalada deportiva. Si se dirigen allí, lleven consigo lo necesario para pasar un día en contacto con la naturaleza. En la playa de Beritnica no encontrarán servicios turísticos.

Stiniva

Solo 20 metros de ancho por 70 de largo, son las medidas de la playa de Stiniva, maravillosa perla de la bahía del mismo nombre. Esta playa de la isla de Vis, situada frente a Split, fue elegida una de las 15 playas más bellas de Europa por los lectores de la web European Best Destinations en 2016, y continúa conquistando a quien pone el pie en ella.

 Para poder disfrutar de tanta belleza, deberán descender por un largo y empinado sendero (y obviamente subirlo a la vuelta...), pero cuando lleguen a Stiniva podrán refrescarse con una bebida y un bocadillo en un barecito, una vez se hayan recuperado de la impresión del maravilloso paisaje que les rodea:  una estrecha playa entre dos altísimas paredes de roca, entre las cuales se filtra el sol para iluminar una extensión de pequeños guijarros. Un consejo: ¡no olvide llevar calzado adecuado! Le servirá también para adentrarse en el mar.

Zlatni Rat

Su nombre significa «Cuerno de oro» en croata: La playa de Zlatni Rat evoca la increíble forma de la punta de una flecha que se infiltra en el mar Adriático.

 Estamos en la isla de Brač, frente a Split, y aquí, cerca de la ciudad de Bol, se escenifica cada día un espectáculo de la naturaleza inolvidable. La forma de la playa de Zlatni Rat cambia según el viento, que la remodela continuamente. ¡No hace falta añadir que Zlatni Rat es un paraíso para quien practica surf y kite-surf!

 Pero los menos deportistas tampoco se quedan indiferentes ante la extensión de minúsculas sasolitas blancas, el mar de azul intenso y la naturaleza exuberante detrás de la playa. Zlatni Rat ofrece todo lo necesario para el relax, desde la playa equipada a los innumerables bares y restaurantes cercanos.

Sakarun

¿Piensan que no existe una playa fácilmente accesible, grande, de guijarros pequeños y arena blanquísima, con poca profundidad en la cercanía de la orilla y el mar turquesa? Entonces es que no han estado nunca en la isla de Dugi Otok, frente a las costas croatas. Aquí les espera una de las playas más bellas de Croacia, la maravillosa Sakarun, uno de los destinos preferidos por los croatas y los turistas.

 Sus cifras lo dicen todo: 800 metros de largo, con una profundidad que abarca desde los 3,5 metros a los 250 metros de la orilla, ideal también para niños. Tumbados en la playa de Sakarun, solo verán los verdes perfiles de las colinas que la ciñen y que se zambullen en el Adriático, el blanco de los yates enfrente y el azul del cielo que se funde con el del mar. Podrán llegar a ella también desde Zara, en un viaje en alíscafo.

Sveti Ivan

Lo que les hará decidirse a pasar el día en Sveti Ivan es el deseo de llegar a un lugar que les hará olvidar el resto del mundo. Para tumbarse sobre sus infinitas sasolitas blancas deberán dejar su coche en el pueblecito de Lubenice, en la isla croata de Cres. Si miran hacia abajo, verán el encantador perfil de la playa de Sveti Ivan, una medialuna blanca que separa el verde de la isla del azul del mar.

 Prepárense para un descenso de cerca de cuarenta minutos por un sendero empinado pero afortunadamente bastante sombreado, que les llevará a una de las playas más hermosas de Croacia. Sveti Ivan no está normalmente demasiado concurrida, dado que la única otra manera de llegar es por mar. Quien llega hasta aquí, ama la paz y la belleza del paisaje. ¡Disfrútenla y después suban con tiempo al pueblo para ver la puesta de sol desde lo alto!

Rajska Plaža, Lopar

Croacia tiene también su Paradise Beach: Rajska Plaža, situada en la península de Lopar de la isla de Rab. Su nombre significa «playa del Paraíso», seguramente por el hecho de que quien se tumba sobre su arena blanca toca el cielo con el dedo. Aquí la felicidad es la marca de la casa: los niños pueden bañarse en sus fondos de poca profundidad y jugar con los toboganes de agua, los adultos pueden dedicarse a los deportes acuáticos o relajarse en uno de los restaurantes y cafeterías que hay a pie de playa. Hasta su perro estará feliz de venir a Rajska Plaža... ¡porque en la parte meridional de la playa podrá meterse en el agua con usted!

 Rajska Plaža posee desde 2003 la Bandera Azul por la calidad de sus aguas y su limpieza. Una garantía más de que se trata de un lugar paradisíaco.

Saplunara

Si no pueden prescindir de la sensación de la arena dorada entre los dedos cuando van a la playa, Saplunara les espera para demostrarles que no todas las playas más bellas de Croacia son de guijarros. Deberían alcanzar la paz absoluta de la isla de Mljet, un oasis verde y dorado del Adriático, al norte de Dubrovnik. La leyenda croata dice que esta isla era la mitológica Ogigia, morada de la ninfa Calipso, que se enamoró de Ulises.

 La playa de Saplunara es una bahía de arena de cerca de un kilómetro de largo, alrededor de la cual crece un pinar exuberante. Una vez hayan dejado el coche en el estacionamiento cercano, se abrirá ante sus ojos este lugar de tranquilidad, ideal para quien busca unas vacaciones alejado del estrés.

Podrače

Las costas de Dalmacia custodian pequeñas y preciadas joyas como la playa de Podrače, una minúscula ensenada en la costa de Makarska, frente al pueblo de Brela. Este tramo es uno de los más chics y exclusivos de Croacia, así como uno de los más fotografiados.

 Cuando bajen a la pequeña caleta de Podrače, verán a su derecha al habitante más famoso de la playa, la Roca de Brela, un macizo enorme con un curioso “mechón” de pinos marítimos en la punta, que protege a Podrače de las miradas y del viento. La playa es un pañuelo de guijarros finos asomado a las típicas aguas transparentes dálmatas y rodeado de vegetación mediterránea. Un concentrado de belleza al que se llega cómodamente en coche, pero también a pie o por mar, tal vez atracando delante y zambulliéndose para llegar a la playa nadando.

Slanica

Slanica es la clásica playa que gusta a todos. En esta franja de arena de la isla de Murter, en el encantador archipiélago de las Kornati, los niños pueden jugar en las aguas poco profundas, los jóvenes pueden divertirse hasta tarde en los locales situados a orillas del mar y hacer nuevos amigos (en verano está completamente abarrotada), y los más mayores pueden disfrutar del relax de una playa completamente equipada. Todo ello en un marco idílico de mar color esmeralda y arena dorada.

Bibinje

A dos pasos de Zara, Bibinje es un lugar famoso por su puerto deportivo, pero también por sus bahías de cantos rodados y arena. La playa de Bibinje se extiende a lo largo de los cuatro kilómetros de su paseo marítimo, y se asoma con innumerables pequeños muelles a un mar a veces turquesa, otras veces aguamarina, azul... Por la noche el paseo se ilumina para poder contemplar el Adriático bajo las estrellas. ¡Recórranlo todo y descubran el tramo de playa que más les gusta! En Bibanje todo es a medida del hombre, recogido e íntimo.

Dugi Rat

A la playa de Dugi Rat se llega a través de una escalerita que la conecta directamente a la calle: se encuentra prácticamente en el centro del pueblo del mismo nombre, a veinte kilómetros de Split, y es la solución perfecta para unas vacaciones cómodas en uno de los tramos más bellos del Adriático. Aquí los niños pueden divertirse tranquilamente en el mar cálido, mientras los padres los vigilan desde la sombrilla. Y después, todos juntos al restaurante o a pasear por el centro.

Pon rumbo a Croacia con Costa Cruceros

 

Las playas de Croacia son una sorpresa para quien las ve por primera vez: salvajes o de moda, pequeñas o grandes, famosas o desconocidas, tienen en común un mar maravilloso que las besa. ¡El mismo maravilloso mar que verán desde su barco Costa durante la navegación por el Mediterráneo!

Zarpa con Costa Cruceros