Panamá es un destino que tiene todas las papeletas para romper las barreras: una nación latinoamericana que ha pasado por un largo aislamiento y con bellezas que la convierten en una especie de parque enorme, una cultura viva, una población amable, y un sinfín de playas que se encuentran entre las más bellas del mundo.

Bañada por los océanos Atlántico y Pacífico, Panamá tiene más de 1200 km de costa a ambos lados, además de cientos de islas e islotes que forman parte de sus diferentes archipiélagos. Las dos costas principales son fundamentalmente largas playas de arena, los litorales de sus islas suelen ser más agitados y abruptos. Todos ellos, caracterizados por un magnífico esplendor, comparten un mar cristalino color turquesa y una densa selva color esmeralda.

Las costas de Panamá son aún poco conocidas y ajetreadas, lo cual es otra razón principal para que los amantes de los viajes las visiten de inmediato. Explora Bocas del Toro y las Islas de las Perlas, para encontrar rincones idílicos. Entra en las pequeñas calas que te invitan a relajarte, nadar y hacer snorkel. No te pierdas la Playa de las Estrellas, con su arena cubierta de coloridas estrellas de mar. Conozca a los indios Kuna del archipiélago de San Blas. Surfea u observa quién lo hace en las olas de Santa Catalina.

En resumen, ven a Panamá con Costa Cruceros para descubrir un país dulce y excitante, gracias a todas nuestras excursiones, que te mostrarán su belleza histórica y natural. ¿Tienes curiosidad por saber también cuáles son las playas más hermosas de Panamá? ¡Aquí están los 10 mejores!

Las 10 mejores playas de Panamá

  • Cayos Zapatilla
  • Playas del Archipiélago de San Blas
  • Playa Estrella
  • Playa Santa Clara
  • Playa Santa Catalina
  • Playa de Pedasí
  • Playa Venao
  • Las Lajas
  • Playas de las Islas Perlas
  • Playa Bluff

Cayos Zapatilla

Las playas de Cayos Zapatilla, dos islas del Golfo, están ubicadas al sur de la isla de Bastimentos, en la provincia de Bocas del Toro, sobre la laguna de Chiriquí. Forman parte del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, un área protegida que preserva las verdes y hermosas islas de la zona. Las Cayos Zapatilla están completamente deshabitadas: la isla del norte tiene 14 hectáreas, y la del sur es un poco más grande con 34 hectáreas. Se les llama así porque recuerdan las huellas de una zapatilla: según la leyenda, fueron creadas por la huella de los pies de Dios al descender del cielo.

Las Cayos Zapatilla se encuentran entre las islas preferidas por los turistas que se mueven de forma independiente y van en busca de nuevos lugares poco frecuentados. Son atraídos por la arena blanca y las aguas cristalinas que las rodean. Las islas están cubiertas de manglares, que son endémicos en todo Bocas del Toro. La mejor y única manera de visitarlas y pasar un día entero en las islas es en barco, con un viaje de 40 minutos que sale de Bocas del Toro.

La playa de Cayos Zapatilla Norte va desde el extremo oeste hasta el lado norte de la isla, el resto está cubierto de palmeras y plantas selváticas. Cayos Zapatilla Sur tiene playas por toda la isla, pero más estrechas. En el mar hay tramos de coral que invitan a hacer snorkel y buceo para observar la colorida flora y fauna marina. Pero hay otra razón que hace de las Cayos Zapatilla un destino para los amantes de la naturaleza y la aventura: la presencia de tortugas marinas, una especie en peligro de extinción, que vienen aquí a depositar sus huevos y que podrás ver paseando por la isla. Una visión apasionante que se transportará a la prehistoria.

Playas del archipiélago de San Blas

El archipiélago de las Islas San Blas está considerado como uno de los más bellos del mundo: cualquier persona que tenga la suerte de visitarlo, podrá disfrutar de unas maravillosas vistas. Está situado en el Océano Atlántico, justo al norte del Golfo de Guna Yala, y consta de 378 islas y atolones repletos de playas de aguas turquesas y arena blanca. Gracias a una política llevada a cabo por los Guna, los indios nativos que huyeron de aquí perseguidos por los conquistadores, las islas han sido preservadas del turismo salvaje. También tienen la ventaja de estar lejos de las zonas de los huracanes, por lo que son también uno de los destinos favoritos de los navegantes.

Se puede llegar a San Blas en avión o en barco. Sólo 80 islas están habitadas por los Cuna, quienes manejan la hospitalidad en pequeños resorts ecológicos y espartanos. Ven aquí para experimentar días de cuento de hadas en las playas de arena, palmeras y un bonito arrecife de coral en el mar.

La isla principal del archipiélago de San Blas es El Porvenir, que tiene una pista de aterrizaje, un puerto deportivo, restaurantes y algunas pequeñas playas. Vale la pena darse una vuelta en barco por los hermosos atolones que rodean el Porvenir, como el Achutupu, donde se hundió un barco de carga y que ahora se ha convertido en una atracción para los buzos porque está poblado por miles de peces de colores.

Otras playas de ensueño están en las islas de Dupir y Arridup, perfectas para bucear y hacer snorkeling a lo largo de la orilla de arena blanca. Kuanidup parece un paraíso perdido. Los amantes de la artesanía típica pueden comprar "molas": almazuelas con bordados tribales hechos a mano por mujeres indígenas.

Playa Estrella

La Isla de Colón es uno de los destinos más populares para los amantes de la aventura. Es una reserva natural (que también incluye otras islas cercanas) que ofrece playas de arena fina, mar de ensueño y una densa selva.

En esta isla se encuentra Playa Estrella, también conocida como Starfish Beach, considerada una de las playas más hermosas de Panamá. Se puede llegar en barco, y está situada entre la zona del promontorio de Boca del Drago y la sinuosa bahía de Ground Creek. También es una bahía, con una forma curvada que la protege de las mareas y le da aguas tranquilas y sin olas. Filas de palmeras ofrecen sombra natural. No hay nada mejor para quien busca relajarse, con un elemento adicional que la hace única: la estrella de mar, a la que debe su nombre. Playa Estrella cuenta con una constelación de estrellas marinas anaranjadas que destacan sobre el fondo turquesa del mar. El agua transparente te permite verlas muy bien incluso sin bucear, un espectáculo de colores sin igual. Por esta razón, la Playa Estrella es especialmente apreciada por los turistas de todo el mundo. Lo importante es solo fotografiarlas, no tocarlas y dejarlas en su posición en la arena, para evitar que sufran y se extingan.

Venir a Playa Estrella y pasar el día dándote un baño y observando las estrellas de mar con una piña colada en la mano es una forma ideal para disfrutar de la vida y recargar las pilas.

Playa Santa Clara

La Playa de Santa Clara está situada en el lado tranquilo de Panamá, a 108 km de la ciudad de Panamá, y se puede llegar en una hora y media en coche. Es una larga y hermosa playa de arena blanca, una de las más queridas por los lugareños porque se extiende por kilómetros sin interrupciones y es fácil encontrar áreas en las que estar en paz, lejos de todo. El mar en la playa es tranquilo, con un fondo marino ligeramente inclinado, perfecto para nadar. En las cercanías hay alojamientos y restaurantes para alternar momentos al sol con descansos para refrescarse.

Playa Santa Clara es una playa que tendrás que ver antes de que se vuelva demasiado popular, ya que su popularidad está creciendo. Disfrutar de la tranquilidad y caminar por sus aguas azules es una de las actividades favoritas de los que vienen aquí. También es el lugar adecuado para ver con tus propios ojos el espíritu de la fiesta panameña: durante el fin de semana, las calles se llenan de gente que juega al fútbol y baila al ritmo de la música caribeña. Si quieres tranquilidad, tendrás que caminar un poquito más para encontrarte en el mundo desértico que estabas buscando.

Playa Santa Catalina

Entre las playas más hermosas de Panamá se encuentra sin duda la de Santa Catalina. Se encuentra en la costa del Pacífico, frente a la Isla de Cébaco y la Isla de Coiba. Está rodeado de cientos de kilómetros de bosque salvaje que cubre los muchos cabos de la costa: Santa Catalina también ofrece una naturaleza salvaje y primitiva.

En Santa Catalina hay un tranquilo pueblo de pescadores con algunos restaurantes. Es un lugar bastante famoso, frecuentado tanto por locales como por turistas internacionales. Sobre todo, es uno de los mejores lugares de Centroamérica para surfear. La playa es muy apreciada por los surfistas por sus olas poderosas, altas y constantes, típicas de esta zona del Pacífico, que se convierten en un atractivo irresistible cuando llegan las marejadas. Aquí se puede surfear casi todo el año, y se celebran competiciones internacionales.

De hecho, Santa Catalina ofrece no sólo playas para surfistas, sino una mezcla de costas para todos los gustos. Hay algunos con fondos rocosos y otros con fondos más regulares y suaves, con playas de arena negra. Santa Catalina es también un lugar estratégico para visitar el bosque que hay detrás: una caminata que no te puedes perder es el Sendero de la Cresta, un itinerario con una vista fabulosa del Golfo de Montijo. Pero también se puede navegar hacia la Isla de Coiba, con barcos que salen diariamente. Coiba es básicamente toda una reserva natural: el Parque Nacional de Isla Coiba.

Playa de Pedasi

En el lado este de la Península de Azuero, en la costa del Pacífico, se encuentra Pedasí, un pueblo tranquilo y folklórico con coloridas casas coloniales decoradas con azulejos. El pequeño pueblo es el punto de referencia ideal para explorar la zona y sus playas, que se extienden desde el sur de Punta Mala hasta el norte de El Uverito.

Entre ellas hay kilómetros de costa y playas, incluyendo las de Isla Iguana e Isla Cañas, dos islotes que vale la pena visitar en barco. Isla Iguana tiene una bahía de extraordinaria belleza, donde el agua es de un color turquesa puro. 

Pedasí es también un buen lugar para comenzar a explorar la península de Azuero y su denso bosque: la Carretera Nacional atraviesa el bosque y una buena idea es seguirla hasta llegar al mar de la Playa de El Ciruelo.

Playa Venao

La Playa Venao está ubicada en la pacífica costa sur de Panamá, en la Península de Azuero, entre el Parque Nacional Cerro Canajagua, la Reserva Forestal La Tronosa y el Refugio vida silvestre Isla Cañas. En definitiva, un paraíso virgen entre oasis.

Venao (cuyo nombre real es Venado, pero se le llama así por comodidad) tiene forma de media luna y es un área protegida. Al igual que otras playas panameñas, también es muy popular entre los surfistas. El fondo de Venao es de arena negra, de origen volcánico, mientras que la costa está cerrada en sus extremos por formaciones rocosas. En las cercanías hay instalaciones para dormir y comer, y algunas tiendas. También hay un campo de entrenamiento para surfistas, con alquiler de equipos.

Las Lajas

La Playa Las Lajas está ubicada en el distrito de Tolé, a orillas del Océano Pacífico, en la provincia de Chiriquí. Es una de las playas más largas de Panamá, tanto es así que incluso en los días más concurridos siempre hay un rincón privado. En Las Lajas se puede caminar durante horas, completamente relajados, de un extremo a otro, entre Boca Chica e Isla Toro.

Playas de las Islas Las Perlas

Las Perlas es un gran archipiélago frente a la costa del Pacífico, a unas 30 millas de la costa en el Golfo de Panamá. El archipiélago está formado por 90 islas que tienen nombre propio y otro centenar de islotes y arrecifes sin nombre. Todos ellos, unidos por una naturaleza salvaje, playas de arena blanca y aguas de un intenso color azul. Las Perlas es un ecosistema extraordinario y delicado, que permite ver muchos peces tropicales y, más allá, ballenas.

El nombre Las Perlas proviene de la abundante presencia de grandes perlas que se pueden encontrar en las aguas circundantes. Su nombre fue dado por el explorador español Vasco Núñez de Balboa, que desembarcó aquí en 1503 y descubrió la existencia de perlas y decidió anexar el archipiélago al Imperio Español. Las Perlas es una de las islas más prístinas de Sudamérica.

La más grande es la Isla del Rey (la segunda más grande de Panamá después de la isla de Coiba), pero la más adecuada para una visita es la Isla Contadora, donde hay un pequeño aeropuerto que te permite volar desde la Ciudad de Panamá en 15 minutos. El nombre de la isla es “contadora” porque aquí los conquistadores españoles contaban las perlas recogidas en el archipiélago. Es una isla extraordinaria y exclusiva donde la naturaleza domina indiscutiblemente y los pelícanos se mueven libremente en las playas desiertas de arena blanca. También alberga lujosas villas donde las celebridades vienen a relajarse. Hay doce playas que casi siempre están despobladas. Seis de ellas son particularmente hermosas: Playa Cacique, Playa Galeón, Playa Canoa, Playa Camarón, Playa de las Suecas y Playa Caracol.

Las otras islas accesibles y frecuentadas por el turismo son la Isla San José, hogar de un resort, por un lado, e Isla Casaya y Isla Casayeta, excelentes lugares para comprar perlas, por otro. También es digna de mención la Isla Saboga, que ofrece un vistazo a la cultura de las islas panameñas. Si se llega a la deshabitada Isla Pacheca, un poco al norte de la Isla Contador, las aguas son aún más transparentes y la paz absoluta que se respira te conquistará.

Playa Bluff

Playa Bluff es una playa larga y paradisíaca ubicada en la Isla de Colón, en la provincia de Bocas del Toro. Aunque se encuentra a sólo 8 kilómetros de la ciudad de Bocas, está prácticamente desierta y es perfecta para aquellos que buscan paz y descanso en un entorno natural fabuloso de fácil acceso. Hay tres maneras de llegar: a pie con una caminata de 90 minutos, en una bicicleta alquilada haciendo la misma ruta en mucho menos tiempo, o con un viaje en taxi de 15 minutos.

Playa Bluff tiene más de tres kilómetros de arena de color dorado, sobre la que rompen las olas, y densa selva tropical. Es por eso que es un lugar popular para los surfistas, que vienen aquí para aprovechar sus altas olas y surfear con seguridad gracias a un fondo bastante uniforme. El mejor lugar para nadar es al principio de la playa, donde las corrientes son menos fuertes.

Una característica única de Playa Bluff es la alta humedad: el encuentro entre las olas que rompen y la jungla cercana crea un fino vapor en el aire y un microclima particular, lo que la hace especialmente adecuada para personas con problemas respiratorios.

En general, Bluff es un lugar para todos los entusiastas de los deportes de playa, que pueden divertirse con voleibol y fútbol playa o snorkel, estando atentos a las corrientes. Es bueno saber, sin embargo, que todo el equipo lo debes traer de casa (también es la belleza de esta isla virgen) porque aquí no hay instalaciones dedicadas a los turistas, si no un restaurante y una escuela de equitación que le permite montar a caballo en la playa.

Al igual que en los Cayos Zapatilla, las tortugas marinas gigantes también anidan en Bluff: de abril a septiembre ponen sus huevos aquí, por lo que en estos meses hay que abandonar la playa a las 6 de la tarde para permitir que los animales se muevan en paz.

Descubre Panamá con Costa Cruceros

 

Para aquellos que quieren descubrir nuevos destinos caribeños donde relajarse entre el mar y la naturaleza, Panamá es perfecto. La mayoría de sus islas tienen playas vírgenes, algunas de las cuales están aún inexploradas. Costa Cruceros te lleva a este país bañado por dos océanos, que aún conserva un entorno extraordinario.

Zarpa con Costa Cruceros