¿Te imaginas estar tumbado a la sombra de una palmera, degustando un coco fresco y deslizando arena blanca y fina entre tus dedos? ¡Playa del Carmen es el lugar adecuado para realizar este sueño! Entre las ciudades más animadas de la Riviera Maya, este centro turístico se encuentra en el estado de Quintana Roo y es una de las capitales mexicanas de la vida nocturna. Playa del Carmen cuenta con una envidiable colección de playas, donde se puede disfrutar de la relajación caribeña y nadar en un mar virgen, quizás cara a cara con las tortugas.

El buceo es casi obligatorio: esta parte del Yucatán, de hecho, se caracteriza por un maravilloso paisaje marino y es el hogar de uno de los mayores arrecifes de coral del mundo, un verdadero espejismo para los entusiastas del buceo. 

Entre las mejores cosas que se pueden ver en Playa del Carmen también están los "cenotes", las características cuevas formadas por el colapso de la piedra caliza: un fenómeno que lleva a la formación de piscinas naturales de colores fantásticos, con túneles subterráneos que en algunos casos se desarrollan a lo largo de kilómetros. En otros casos,  el cenote está situado directamente en la playa. ¡Hay miles de ellos! Si no te apetece explorarlos con el equipo de buceo, puedes simplemente flotar en sus aguas o hacer snorkel.

En los alrededores de Playa del Carmen también se encuentran las antiguas ruinas mayas, donde podrás sumergirte en el encanto de una cultura misteriosa, entre templos y complejos ceremoniales escondidos en la selva o con vistas al mar. En el pasado se utilizaron para para detectar al enemigo, hoy en día enmarcan algunas de las bahías más espectaculares de México, como Tulum. Frente a Playa del Carmen está la isla de Cozumel, famosa por su fauna endémica y sus extraordinarias playas. Si te gustan los deportes acuáticos, el telón de fondo es perfecto para tu actividad favorita: buceo, kayak, windsurf, kitesurf y el clásico surfeo.

No menos tentadora es la gastronomía de la Riviera Maya, entre delicias de pescado, tacos y papadzules: para disfrutar en los restaurantes de playa y en las palapas, las características viviendas con techos de hojas de palma seca. La noche siempre es joven: la elección es tuya para entretenerte con la música típica mexicana o enloquecer en la piscina de los locales de playa más modernos. 

Aquí están las 10 playas más hermosas de Playa del Carmen para disfrutar de unas fantásticas vacaciones en la Riviera Maya: 

Playa de Playa del Carmen

De fácil acceso a pie desde el centro, la playa de Playa del Carmen es la mezcla perfecta entre la diversión y el paisaje impresionante. Tan pronto como llegues y veas la arena blanca, querrás dejarlo todo y tirarte en el agua: el fondo marino, aquí, es poco profundo y se inclina lentamente, por lo que puedes deslizarte tranquilamente. La playa de Playa del Carmen es, dada su ubicación, un popular y animado lugar de encuentro: si te gusta la fiesta junto al mar, este es definitivamente uno de los lugares más adecuados de la Riviera Maya. A lo largo de la playa hay muchos bares animados por la música hasta altas horas de la noche, donde se puede charlar y experimentar las bebidas mexicanas más famosas. La vida nocturna alcanza su máxima intensidad en los clubes de la Calle 12, donde se puede pasar una velada perfecta entre degustaciones de tequila y mezcal. No faltan oportunidades para ir de compras: la Quinta Avenida ofrece todo tipo de tentaciones, desde trajes de moda hasta artesanías típicas. 

 

Playa Punta Esmeralda

Cerca del corazón de la vida nocturna, la playa de Punta Esmeralda es un pequeño tesoro azul rodeado por un paisaje verde. No es sólo la exuberante vegetación la que le da su nombre, sino también otro "detalle": las aguas dulces del cenote que emerge en la playa, vertiéndose directamente en el mar. Esta peculiaridad hace de la bahía, pequeña pero encantadora, un lugar fantástico para refrescarse en las aguas poco profundas y cálidas, a la sombra de las palmeras.

Sus tonos son hipnotizantes y hacen de la cala, bien protegida del caos, una verdadera joya. También conocida simplemente como "La Esmeralda", la playa es libre y puede ser disfrutada en completa libertad: nadando, lanzando el frisbee o disfrutando de un picnic con vistas al mar. La playa de Punta Esmeralda también es maravillosa para pasear y admirar la puesta de sol. 

Playa Mamitas

Uno de los lugares más famosos de Playa del Carmen es la Playa de Mamitas, llena de clubs de playa donde puedes quedarte hasta tarde. La playa atrae a una clientela internacional y bastante exclusiva y es el lugar perfecto para divertirse y hacer nuevos amigos. La diversión nunca termina: en todas las estaciones, puedes bailar en la playa y enloquecer en los clubes al ritmo de la música electrónica. Las noches son animadas por famosos DJs y artistas: la energía de la noche es contagiosa. Solo necesitas alquilar una tumbona y tomar el sol, inmerso en la elegante atmósfera de la playa de Mamitas.

Si quieres sentirte como el rey de la playa, puedes optar por la zona lounge, muy exclusiva con su colección de baldaquinos con vistas al mar y la piscina bordeada de palmeras: es el escenario ideal para una experiencia VIP. Si lo deseas, puedes dar un paseo en una moto acuática para añadir una pizca de adrenalina a tus vacaciones. También puedes subirte a un velero para probar tu mano al timón, o simplemente disfrutar de la visión, mirando a la cercana isla de Cozumel. Después de haber experimentado todas las atracciones de Playa del Carmen, puede decidir explorar la isla, en una lancha rápida o aprovechando las convenientes conexiones diarias: una fantástica aventura te está esperando.

Playa de Puerto Morelos

En comparación con otros destinos muy turísticos, la playa de Puerto Morelos se caracteriza por un ambiente más auténtico, ya que es frecuentada principalmente por familias mexicanas. La playa está salpicada de bares donde se puede disfrutar de un cóctel colorido, quizás vigilando a los niños que juegan en la arena.

La playa de Puerto Morelos es también un lugar perfecto para un almuerzo de pescado: el pequeño puerto está animado por barcos de pescadores que llevan a tierra las delicias frescas del mar.  Para alejarse de todo, puedes dar un paseo al Faro inclinado, famoso por haber resistido dos huracanes, como se puede ver por su particular "postura".

En el mercado de Artesanías podrás ver algunas creaciones típicas y tal vez comprar uno de los muchos recuerdos que traerás de México. Sin embargo, la atracción más sorprendente de Puerto Morelos es el arrecife de coral que se encuentra a poca distancia de la playa, codiciado por los entusiastas del buceo y el esnórquel por sus maravillas submarinas. Definitivamente espectacular es el cenote llamado La Cueva del Tapir: un sitio perfecto para una inmersión o un baño fresco. Si quieres puedes usar la tirolina y cruzarla desde arriba, con un bonito salto final. 

Playa de Akumal

La Playa de Akumal es uno de los lugares más populares para relajarse en la Riviera Maya, como lo demuestra la alta concentración de centros turísticos presentes. Situada a media hora en coche de Playa del Carmen, la playa es estratégica para los deportes al aire libre y las muchas actividades que se pueden realizar en los alrededores. La fortuna turística del complejo se debió originalmente a Pablo Bush Romero, un entusiasta buceador que transformó la zona, antes ocupada por una gran plantación de cocos y accesible sólo por mar, en un destino muy popular.

Cubiertas de arena blanca y bañadas por aguas cristalinas, las playas de Akumal destacan por la calidad de sus servicios: un paraíso tropical en el que se puede disfrutar de todo tipo de placeres. La bahía de Akumal, de hecho, es famosa por la eclosión de huevos de tortuga marina. Usando el equipo de snorkel puedes acercarte a estas maravillosas criaturas, nadando en la franja dedicada al mar.

Además de beber en las aguas cristalinas, también puedes disfrutar de una variedad de actividades dinámicas en los centros de buceo de la zona. Hay muchas alternativas al buceo: windsurf, kayak o remo. También puedes darte un masaje relajante u otros tratamientos de bienestar en las instalaciones de la zona.

No te pierdas una excursión a la reserva de Yal-Ku, con su maravillosa laguna costera donde el agua dulce y salada se mezclan. Para los entusiastas del buceo, el Cenote Dos Ojos es una especie de leyenda: se puede bucear durante varios kilómetros, entre estalactitas y destellos irreales. No es de extrañar que haya sido inmortalizado por varias películas y documentales que lo han convertido en uno de los cenotes más famosos de México.

No muy lejos se encuentra también el parque de Xel-Ha: una popular atracción acuática que combina la diversión con la preservación del medio ambiente natural. Su hábitat, formado por el encuentro de agua dulce y salada, es único: peces y tortugas tropicales nadan en el gran acuario natural y también existe la posibilidad de hacer snorkel con los delfines.   

Playa de Tulum

Impecable encanto caribeño y tesoros arqueológicos muy cerca del mar: la playa de Tulum es un deseo hecho realidad para aquellos que comparten el amor por los paisajes vírgenes y los misterios de la cultura maya. Un magnífico paisaje de palmeras y rocas mezclado con los colores del agua. La exuberante vegetación enmarca el sitio arqueológico de Tulum, la "muralla" en lengua azteca. Sus murallas protegieron a la ciudad de las amenazas del mar.

Las ruinas de Tulum están entre las más visitadas de todo México e incluyen varios sitios. Interesante es el Templo del Dios Descendente, donde aparece una divinidad singular, representada al revés en un relieve en el friso superior: un unicum en el arte maya. 

La playa de Tulum quedará entre los más preciados recuerdos de tus vacaciones en México. Las sorpresas continúan con el Cenote Naval: una gran piscina en la jungla donde relajarse entre iguanas y peces doctor. Si te apetece ir de compras, puedes sumergirte en el bosque de tiendas de la calle central de Tulum. 

Playa Ruinas

Caminando por la escalera de madera que lleva al Castillo, la vista se abre a una auténtica maravilla: Playa Ruinas. La bahía es una deslumbrante joya en la costa azul, con vistas a las ruinas mayas.

Para acceder a la playa hay que comprar la entrada al sitio de Tulum, pero vale la pena: además de visitar uno de los más bellos complejos arqueológicos de México, la recompensa es doble, gracias a la posibilidad de admirar una de las playas más espectaculares del mundo. La pequeña bahía es una auténtica maravilla, donde la blanca playa se mezcla con la vegetación, aferrándose a las majestuosas rocas que se extienden hasta el mar. Los que tienen la suerte de nadar en Playa Ruinas pueden hacerlo en aguas transparentes, quedando encantados por la vista del Castillo que da una sensación misteriosa al conjunto.

Las naves enemigas podían ser vistas desde aquí, pero el edificio también era el telón de fondo para prácticas más misteriosas, como los sacrificios humanos. La vista es fabulosa. La mayoría de los visitantes acuden al sitio arqueológico: aunque la bahía no es muy grande, tienes una buena oportunidad de encontrar un lugar para relajarte en la playa. No te pierdas la laguna de Kaan Luum, a unos diez kilómetros de Tulum: una gigantesca piscina natural enmarcada por la selva, los manglares y las mariposas de colores. El suelo es arcilloso, perfecto para una relajante sesión de exfoliación de la piel.

Se puede nadar en sus aguas tranquilas, u observarlas desde arriba a lo largo de la pasarela suspendida sobre la laguna, en cuyo interior también hay un cenote, bien delimitado para que todos puedan nadar con seguridad. También puedes alquilar un kayak para explorar la reserva a la orilla del agua. 

Playa del Paraíso (Paradise Beach)

Playa Paraíso (o Paradise beach) es considerada una de las más bellas de Yucatán y los colores del agua son increíbles. Entre las playas más famosas de Tulum, es también una de las más fotografiadas con su lengua de arena rodeada de palmeras acariciadas por el viento. 

No muy lejos de las ruinas mayas, también es apreciada por los amantes del yoga que pueden practicarlo en un entorno impresionante, compartiendo el espacio con las iguanas. Si tienes ganas de bucear, puedes aprovechar los viajes organizados en barco. Paradise Beach está equipada con una variedad de bares y restaurantes, donde se puede disfrutar de bebidas tropicales y suculentos mariscos. Paradise Beach es también el nombre de una playa cercana situada en la isla de Cozumel: un destino popular y familiar, gracias a la piscina climatizada más grande de la isla. 

Playa de Xcacel

Playa de Xcacel es el lugar perfecto para broncearse en un lugar virgen y poco turístico.  una extensión interminable de arena donde la tranquilidad está asegurada en comparación con las playas más concurridas. La playa está incluida en un área protegida con reglas precisas que deben ser respetadas, para garantizar la protección del ecosistema. La playa también es el hogar de las tortugas marinas que vienen a poner sus huevos. De hecho, en el Santuario de las Tortugas se puede disfrutar de un privilegio único: admirar la eclosión de las tortugas marinas, teniendo cuidado de no acercarse demasiado para no molestarlas. Con la máscara de buceo, también puedes nadar en compañía de estos fantásticos animales, incluso sin una excursión organizada. 

La playa de Xcacel está reservada para los amantes de la naturaleza. Para disfrutar de esta belleza es necesario adaptarse un poco y renunciar a algunos servicios. Caminar en este ambiente salvaje, sin embargo, es una emoción única y con gusto renunciarás a los bares ruidosos que perturbarían la atmósfera. La playa de Xcacel también cuenta con un pequeño cenote llamado Xcacelito, de fácil acceso por un sendero que se adentra en la selva: sus aguas esmeraldas son deliciosas y los manglares se sumergen en ellas.

En los alrededores, se encuentra el parque Xcaret, uno de los principales destinos de la Riviera Maya: no sólo un parque acuático, sino una colección de tesoros naturales que se extienden por decenas de hectáreas. Aquí encontrarás ríos subterráneos sobre roscos gigantes, una playa tropical y todo tipo de atracciones, desde el acuario interactivo hasta el Mariposario, sin olvidar los espectáculos que dan vida a la cultura y el folclore local. 

Isla de la Pasión (Isla de Cozumel)

Como hemos visto, la isla de Cozumel también cuenta con su propia Paradise Beach. Rodeada de arrecifes de coral, la isla une el alma caribeña con un patrimonio naturalista único. Entre los animales que lo pueblan se encuentran colibríes, mapaches, fochas y otras especies raras y en peligro de extinción. La isla está salpicada de lagunas, cenotes y ruinas mayas diseminadas por todo el bosque, como el sitio de El Caracol, situado a poca distancia de la playa Encantada. Es difícil elegir la playa más hermosa de Cozumel, sin embargo no tendrás dudas en la Isla de la Pasión, al norte de San Miguel: el prototipo del paraíso tropical, donde se pueden ver tortugas y numerosas especies de aves silvestres. Las playas de la isla ofrecen un sinfín de lugares ideales para el snorkel y el buceo. ¡El maravilloso arrecife de coral es uno de los más grandes del mundo!

En Cozumel puedes experimentar fantásticas aventuras en los arrecifes, que puedes explorar con la ayuda de un guía para admirar con seguridad sus tesoros submarinos. Además de las playas más famosas, Cozumel también cuenta con calas más tranquilas con un ambiente pacífico y romántico: de libre acceso, se distinguen de las lujosas playas que suelen estar muy concurridas. En la isla se puede disfrutar de una gran variedad de deportes acuáticos, desde los más relajantes hasta los más agitados. Los amantes del surf, o los que quieren experimentar la emoción, pueden encontrar varios puntos donde lanzarse con su tabla, aprovechando las olas perfectas.

 

Descubre las playas de Playa del Carmen con Costa Cruceros

¿No puedes resistir la llamada de una playa caribeña cubierta de arena blanca? ¿Sueñas con relajarte en una cabaña, o en una hamaca suspendida entre las palmeras? Playa del Carmen es el destino ideal con sus maravillosas playas rodeadas de antiguas ruinas, lagunas y arrecifes encantados. La zona abunda en reservas naturales pobladas de animales raros y es un paraíso para los amantes de la naturaleza.

No muy lejos de las playas más famosas, hay exuberantes parques acuáticos donde se puede disfrutar de todo tipo de aventuras. La comida y la vida nocturna no decepcionan en uno de los lugares más festivos de Yucatán: en una escapada a la Riviera Maya no has de renunciar a nada. Déjate seducir por Playa del Carmen: con Costa Cruceros podrá disfrutar de las vacaciones más relajantes, haciendo tuyas las playas más deseadas y el ambiente colorido y animado de México

¡Zarpa con Costa Cruceros!