Puerto Rico tiene un corazón caribeño, playas vírgenes, un clima tropical, aguas cristalinas y palmeras para disfrutar de unas vacaciones perfectas. Además de la innegable herencia colonial de España, la isla forma parte ahora del Commonwealth de los Estados Unidos, es decir, dispone de la infraestructura de un país moderno, mezclada con su cultura tradicional latinoamericana. La isla no está particularmente poblada, excepto en la región costera alrededor de su capital, San Juan. 

Está adornada con algunas magníficas playas que en su mayoría no están demasiado explotadas comercialmente y que son fácilmente accesibles desde la capital y desde sus grandes hoteles. ¿Algunas de ellas? La playa de Luquillo se encuentra a unos 50km de la capital San Juan y parece una gran bahía en forma de media luna bordeada de palmeras, con vistas a una laguna que esconde hermosos arrecifes de coral. La Playa de Ponce, en la costa sur, es ideal para largos baños y para regenerarse y relajarse. Los surfistas, en cambio, prefieren Playa Higuero. La Playa Boquerón es frecuentada especialmente por pescadores y buzos en busca de ostras.

Estas son las 30 playas de Puerto Rico que no se puede perder:

  • Flamenco Beach (Isla de Culebra)
  • Playa Sucia
  • Luquillo Beach
  • Playa de Boquerón
  • Playa de Jobos
  • Montones Beach
  • La Poza de las Mujeres
  • Crash Boat Beach
  • Playa Tamarindo
  • Playa de Isla Verde
  • Playa Escondida
  • Playa Santa
  • Playa La Guancha
  • Playas de la Isla de Gilligan
  • Balneario La Monserrate
  • Balneario Pico de Piedra
  • Playa Guajataca
  • Playa Mar Chiquita
  • Bahía Mosquito
  • Balneario Seven Seas
  • Playa El Escambrón
  • Playa La Esperanza
  • Spanish Wall Beach
  • Playa Villa Pesquera
  • Playa La Chiva
  • Balneario Cerro Gordo
  • Playa Ballena
  • Playa Higüero
  • Playa de Ponce
  • Playa Azul

Playa Flamenca (Isla de Culebra)

Flamenco Beach es la playa más famosa del área de la Isla Culebra, una pequeña isla a unos 27 km de la costa este de Puerto Rico. La arena es blanca y se extiende por toda la bahía, las aguas son cristalinas y brillantes. El fondo marino poco profundo y el arrecife de coral custodian un fascinante mundo submarino: el snorkeling y el buceo en este paraíso será algo inolvidable cuando encuentres ejemplares como el pez loro o el pez cirujano azul. Puede disfrutar nadando, tomando el sol o relajándote a la sombra.

Este paradisíaco lugar, aún poco frecuentado, está bordeado por el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Culebra, un área natural protegida y una de las más antiguas del país, que conserva en su interior muchas especies de fauna silvestre.

Hay una última peculiaridad de la playa, que con el paso de los años se ha convertido en una verdadera marca distintiva: podrás encontrar, en la orilla, dos tanques americanos erosinados por el mar y decorado con graffitis, que son dos verdaderas reliquias de guerra. En las inmediaciones, encontrarás quioscos donde podrás relajarte y beber una piña colada. 

Playa Sucia

Playa Sucia o La Playuela está cerca del faro de Cabo Rojo. Es un paraíso de agua cristalina y arena blanca, y forma parte de la reserva natural de Cabo Rojo.  Es un tesoro que no es particularmente conocido y sólo cobra vida los fines de semana. Es un lugar especial no sólo para aquellos que quieren relajarse, sino también para aquellos a los que les gusta caminar: un sendero te permitirá llegar a un punto panorámico y disfrutar de una hermosa vista de la bahía y el Mar Caribe. La playa está rodeada de exuberantes manglares.

El faro de Cabo Rojo es un sitio histórico en Puerto Rico, construido en 1882 por los españoles y todavía en funcionamiento. Para llegar allí tendrás que conducir por un camino de tierra durante unos 15 minutos, una ruta que te permitirá disfrutar de la Reserva Natural de Cabo Rojo y sus numerosos manglares, salinas y variada fauna, especialmente las coloridas aves. Te sorprenderá la belleza del Mar Caribe y el contraste entre la reserva natural, el faro y los inmensos acantilados de piedra caliza que llegan al mar.

Playa de Luquillo

La brillante ciudad de Luquillo, fundada en 1797, es conocida como "la capital del sol", y su playa es tan brillante como ella. Ubicada en el lado noreste de la isla, la playa de Loquillo es una de las más populares y concurridas de Puerto Rico. También es muy popular entre los residentes y las familias: la arena suave, las aguas claras, una majestuosa hilera de palmeras, y sobre todo la calma, la hacen ideal para los niños. La playa, que se extiende a lo largo de más de un kilómetro, está dotada de todo tipo de servicios: socorristas, restaurantes, puestos, vestuarios, acceso para discapacitados y aparcamiento. Entre semana es perfecta para dar paseos más tranquilos bajo las palmeras y nadar a lo largo de su característico arrecife de coral.

 La larga franja de quioscos en Luquillo es particularmente popular: al menos 60 puestos de comida permitirán que tengas una aventura culinaria inolvidable, una "ruta del sabor" que ofrece un menú muy variado, desde la cocina tradicional local hasta cocina internacional. Para los que quieran comprar algunos souvenirs, los más famosos son las estatuas de santos, las máscaras de carnaval y el mundillo, un encaje hecho a mano.

Playa de Boquerón

La Playa Boquerón de Puerto Rico está situada en la punta suroeste de la isla y es una de las más famosas y conocidas de todo Puerto Rico. Es una hermosa playa de arena suave de casi 5 km de longitud, bordeada por altas y sugerentes palmeras y bañada por un hermoso mar turquesa. Para los más deportistas, hay zonas equipadas donde se puede jugar al baloncesto o al voleibol de playa. La playa es muy popular y concurrida, y ofrece quioscos donde se puede probar la cocina local y todo tipo de servicios en el cercano pueblo de Boquerón.

Playa de Jobos

Es una playa ubicada en el barrio de la ciudad de Isabela, en el noroeste de Puerto Rico. Se considera uno de los mejores lugares para surfear debido a las grandes olas que crean sus corrientes, a veces peligrosas. Todos los años se celebran competiciones que atraen a atletas y entusiastas. La playa es uno de los lugares más visitados en el noroeste de la isla. El nombre proviene de un antiguo y pintoresco barrio de la zona (Jobos). Aunque la playa d Jobos es principalmente una playa para deportistas, también es un gran lugar para tomar el sol con sombrillas y tumbonas que se pueden alquilar en el lugar para relajarse. Hay algunos bares y restaurantes en la playa donde puedes tomarte un descanso, una copa o simplemente ver a los surfistas montar las olas. En los quioscos se sirven platos y bebidas locales a buenos precios.

Montones Beach

Montones es un paraíso para los amantes del mar que quieren pasar su tiempo en el agua. Una playa encantada, ideal para los que aman relajarse y observar el mar en su plenitud: una explosión de colores, aguas frescas y claras, sol caliente y olas tranquilas. Un lugar adecuado para los niños ya que las piscinas naturales, que se forman con la marea baja, son perfectas para que jueguen sin correr riesgos. Un ambiente íntimo, ideal para largas caminatas o para disfrutar del sol en paz. En la playa hay un restaurante que te introducirá en los platos típicos, y en las cercanías, hay también un albergue para aquellos que necesiten un alojamiento barato.  La playa se encuentra cerca del pueblo de Isabela, en la costa noroeste de la isla.

La Poza de las Mujeres

Su nombre proviene del hecho de que, cuando Puerto Rico era una colonia española, sólo las mujeres de la alta sociedad podían nadar allí. Permaneció como un lugar privado hasta 1900 cuando se abrió al público en general. Una playa rodeada de rocas, donde hay piscinas naturales poco profundas, pero también fuertes corrientes en mar abierto. La playa forma parte de la reserva natural "La Esperanza", la más grande de Manatí, en el noroeste de Puerto Rico. Puedes caminar a través de los manglares hasta un estuario de aguas cristalinas o subir a la cima de una colina cársica y explorar los restos de una pequeña fábrica de azúcar del siglo XIX que floreció gracias al Río Grande. 

El centro de visitantes de La Esperanza forma parte de un sitio histórico cuidadosamente restaurado que conserva la única máquina de vapor de este tipo que existe, completamente restaurada para que pueda verla en funcionamiento. Alberga un centro científico que se ocupa de la protección del litoral y de la belleza natural, así como de la fauna. Aves, murciélagos e incluso crustáceos se mantienen bajo observación.

Crash Boat Beach

La playa de Crash Boat de Puerto Rico está localizada en la costa noroeste de la isla, cerca del pueblo de Aguadilla y es reconocida por ser el mejor lugar para nadar y bucear en todo el lado oeste de Puerto Rico. Es una playa bien protegida de los vientos, bordeada por altas palmeras y una exuberante vegetación. Se caracteriza por un hermoso litoral muy amplio de arena blanda. Es una playa pintoresca con un muelle y barcos de pesca. La playa está rodeada por unas hermosas montañas que ofrecen unas vistas gloriosas de la costa y de la puesta de sol.

El mar tiene aguas poco profundas y cristalinas, ideales para los niños. La playa suele estar muy concurrida, sobre todo por familias, a las que les encanta acampar a la sombra de las numerosas palmeras que surcan la costa. En los meses de invierno, en cambio, se convierte en el lugar perfecto para los amantes del surf.

Hay varias versiones de cómo la playa recibió su inusual nombre "Crash Boat": la primera es que se debe a un barco especialmente grande que se estrelló contra el muelle de hormigón antes de encallar en la playa. La segunda se refiere al uso del área por los militares durante la Segunda Guerra Mundial, quienes construyeron el muelle para albergar a la escuadra de Crash Rescue Boats (llamada también Crashboat).

Playa Tamarindo

Playa Tamarindo está ubicada en el bosque de Guánica. Esta hermosa playa tiene un extenso litoral, el agua es cristalina con tonos que van del azul al verde y la arena es blanca. Se considera uno de los mejores lugares para apreciar la belleza de los bosques, pero no sólo eso, ya que se puede disfrutar de impresionantes vistas de los acantilados, la Bahía de Ensenada y la costa.

Como la playa está ubicada a lo largo de una reserva natural, Playa Tamarindo logra mantener su belleza original: No hay edificios, y los visitantes son completamente abrazados por los colores, sonidos, texturas y formas únicas del bosque seco. El lado este de la playa, al que se puede llegar caminando por un sendero, es el preferido de las familias. Hay algunas piscinas naturales en las que se pueden ver bonitos peces. Los estanques de la zona son un importante lugar de anidación para el sapo crestado.

Playa de Isla Verde

Isla Verde es una playa situada en la costa norte de la isla, cerca del paseo marítimo de la capital San Juan. Es una larga y ancha franja de arena fina rodeada de altas palmeras. El mar es claro y turquesa, ideal para largos baños. Es uno de los lugares preferidos por los residentes para hacer un picnic o simplemente una excursión. También hay hamacas donde sentarse y ver los barcos que se desvanecen en el horizonte. Un rincón paradisíaco de colores cuyas aguas van del verde al azul, contrastando con el blanco de la arena y el verde exuberante de las palmeras. En la zona hay quioscos donde se puede disfrutar de un zumo de frutas o tomar un descanso.

Playa Escondida

Otra pequeña joya, ubicada en la costa este de Puerto Rico, es Playa Escondida: anidada en una bahía, forma parte de la Reserva Natural de las Cabezas de San Juan. Caracterizada por una atmósfera tranquila y relajante, es un hermoso destino para aquellos que aman el snorkel y el buceo: el fondo marino, de hecho, es espectacular no sólo en alta mar, sino también cerca de la orilla, donde la playa blanca está salpicada de fascinantes conchas. El panorama se completa con una floreciente vegetación de manglares blancos y una hermosa vista de la montaña de El Yunque. Como su nombre lo indica, es una playa "escondida", no sólo porque hay que llegar a ella a pie, sino sobre todo porque es íntima y reservada.

Playa Santa

Cuando oyes hablar de la zona de Guánica, es probablemente por el clima cálido y un poco seco, pero la ciudad costera, famosa por su bosque y una reserva natural, es también muy conocida por Playa Santa: una joya de agua azul, un lugar de visita obligatoria para disfrutar de las puestas de sol. El mar tranquilo, la arena fina y la naturaleza exuberante son los elementos principales. En la playa hay restaurantes donde se pueden degustar especialidades de pescado, o especialidades locales como las empanadillas, muy populares y rellenas de carne, pollo o pescado fresco. Los fines de semana la zona cobra vida y a menudo se organizan fiestas junto al mar. En la playa hay vendedores locales que ofrecen alquiler de kayaks y motos de agua.

Playa La Guancha

Guancha es uno de los lugares más visitados en Ponce, la tercera ciudad más grande de la isla. La playa es un lugar muy concurrido, ideal para tomar el sol y relajarse. Frente a la playa hay un parque infantil con columpios para los niños. Para los amantes de los paseos frente al mar, está el Paseo Tablado. Hay quioscos con comida frita, platos típicos y música tropical; un ambiente que mantiene la idea de una fiesta permanente. También puedes subir a la torre de observación desde la que disfrutarás de una vista espectacular. La zona que más atrae la atención de los espectadores y turistas es el muelle, porque hay decenas de peces y pelícanos esperando a ser alimentados con las sardinas que se encuentran en la zona.

Playas de la Isla de Gilligan

La Isla de Gilligan es una bonita isla de manglares con aguas cristalinas perfecta para los románticos, los amantes de la naturaleza, los practicantes de snorkel y los niños. Su playa es una joya: la arena es blanca, las aguas son poco profundas. El paisaje es el de una piscina natural gigante con bancos de pequeños peces nadando. La isla forma parte de la Reserva de la Biosfera de Guánica, que tiene una superficie de unas 4000 hectáreas. Es de fácil acceso en ferry y es el lugar ideal para hacer snorkel, nadar y tomar el sol. Para aquellos que quieran ir un poco más al interior, podrán descubrir un hermoso bosque seco subtropical y una paz y tranquilidad sin igual.

Balneario La Monserrate

Esta playa pública se encuentra cerca de Luquillo. Las aguas son cálidas y tranquilas, perfectas para nadar y explorar. La arena es fina, la vegetación exuberante: el paisaje es un estímulo para las largas caminatas. Como en la mayoría de las playas de la isla, hay quioscos que permiten probar las especialidades locales (pinchos y empanadas) a un precio bajo. Para las personas que quieren hacer ejercicio, es posible hacer snorkel o alquilar un kayak.

Balneario Pico de Piedra

Estamos hablando de una de las playas más hermosas de Aguada, un pueblo de la costa noroeste de la isla. Desde aquí disfrutarás de una excelente vista de la isla de Desecheo y encontrarás la desembocadura del río Guayabo. Además de las instalaciones, los quioscos, un área para niños, también hay un gran escenario desde el cual se presentan las actuaciones de los artistas más famosos de Puerto Rico y el Caribe. Los festivales playeros ya son famosos en toda la isla y se celebran cada 24 de junio, el día de San Juan Bautista: durante tres días consecutivos con música de salsa, merengue, quioscos ambulantes y concursos.

Playa Guajataca

Playa Guajataca es otra postal que nunca dejarás de mirar. Un lugar maravilloso, con aguas claras y colores brillantes para los amantes de las largas caminatas y el mar. La playa forma parte del Parque del Río Guajataca, que incluye un río, un túnel ferroviario histórico y un sendero escénico a lo largo de la costa atlántica. La naturaleza es la protagonista, pero no faltan servicios y oportunidades para divertirse.

Playa Mar Chiquita

Dos impresionantes formaciones de coral protegen una playa poco profunda y las piscinas creadas por la marea baja. Playa Mar Chiquita, que se encuentra en Manatí, agrupa en sí misma las rocas, el ambiente salvaje y el deseo de admirar un paisaje sin límites. El agua es tranquila, pero hay que tener cuidado con las corrientes y las rocas. En la parte suroeste hay una cueva que puede ser explorada.

Bahía Mosquito

La bahía bioluminiscente de Puerto Mosquito, en la isla de Vieques, es un fenómeno natural fascinante, raro y absolutamente espectacular. Las aguas de la bahía se iluminan de color azul-verde con cada movimiento. Los peces y otras criaturas marinas parecen brillar mientras se abren paso a través de las aguas. Los kayaks y las embarcaciones llenas de turistas "hipnotizados" tienen brillantes contornos misteriosos y cada salpicadura de un remo crea un mágico sendero luminoso en las oscuras aguas de la bahía. El resplandor de estas aguas cálidas es causado por innumerables organismos microscópicos que se iluminan con la más mínima perturbación. Todo ello da como resultado la formación de un ambiente único.

Balneario Seven Seas

Seven Seas se encuentra en el pueblo de Fajardo, en el extremo noreste de Puerto Rico: es una pequeña playa en forma de media luna con arena suave rodeada de almendros y palmeras. El agua es cálida y azul, de hecho, es "bandera azul". La vista es fantástica, sólo hay que mirar hacia el horizonte para disfrutar del mar y ver un faro en la distancia. Hay un arrecife de coral que protege la playa, por lo que las aguas son tranquilas y familiares.

Playa El Escambrón

Imagínate aguas claras y tranquilas protegidas por arrecifes de coral, altos cocoteros, un lugar perfecto para el buceo y snorkel. Por si fuera poco, Playa El Escambrón ofrece vistas panorámicas del viejo San Juan y de la ciudad moderna. No sólo hay naturaleza, sino también una buenísima gastronomía y un camino a lo largo del agua que conduce a un sitio histórico. Además hay instalaciones y espacios verdes para que los niños jueguen. La playa se encuentra en Puerta de Tierra, a poca distancia del Viejo San Juan y del Condado.

Playa La Esperanza

Playa la Esperanza en Manatí, un pueblo situado en la costa norte de la isla, es una playa visitada regularmente por familias y jóvenes de las zonas cercanas. Es un lugar perfecto para cualquiera que busque conectarse con la naturaleza y la tranquilidad que ofrece el lugar. El agua es cristalina y tranquila porque está rodeada de formaciones de piedra caliza que la protegen de las olas y que muchas personas utilizan para escalar, pescar e incluso para lanzarse al agua. 

Spanish Wall Beach

Es una de las playas situadas en el pequeña ciudad de Rincón, en la parte occidental de la isla. La zona es conocida por sus abrumadoras olas perfectas para el surf. Aquí podrás aprender a surfear, admirar las piruetas que hacen los profesionales o disfrutar de una cerveza helada en el bar de al aire libre más famoso de la isla. Esta playa se encuentra al norte del faro y es muy atmosférica. Es una playa hermosa y limpia, el agua es clara y con corrientes. A lo largo del camino se encuentra otra amplia playa con aguas cristalinas: Sandy Beach.

Playa Villa Pesquera

Villa Pesquera, también conocida como Villa Tranquila es una playa familiar en el pueblo de Isabela. Muchas personas visitan este lugar durante el fin de semana para pasar un día en la playa mientras disfrutan de la música de los quioscos cercanos. Esta playa es ideal para hacer snorkel, nadar o simplemente tomar el sol.  También se puede alquilar un kayak o moto de agua para dar un paseo un poco más lejos de la costa. Además de la diversión en la arena, este lugar es un complejo turístico recreativo (cuenta con coloridos columpios para el disfrute de los niños) y un mirador panorámico que permite una espectacular vista de su entorno. Hay tiendas de comestibles cerca de la playa donde se puede disfrutar de sabroso pescado frito y fresco.

Playa La Chiva

Playa Chiva, también llamada Playa Azul, es parte de un refugio nacional en la isla de Vieques. Esta playa de casi tres kilómetros de longitud, formada por una bahía, es ideal para largas caminatas. El agua es turquesa, la arena es blanca y suave. En la parte oriental se puede hacer snorkel y descubrir un mundo variado y chispeante. Es una zona de desove de tortugas marinas.

Balneario Cerro Gordo

Es una hermosa playa de suave arena clara, bordeada por grandes y sombreados árboles y bañada por un hermoso mar turquesa y cristalino. Se encuentra en la costa norte de la isla, justo al oeste de San Juan y en la zona del pueblo de Vega Alta. Es ideal en la temporada de invierno para la práctica del surf, incluso para los menos experimentados, mientras que en verano se convierte en un lugar ideal para tomar el sol y nadar.

Playa Ballena

La Reserva Natural de Punta Ballena es una playa hermosa y raramente visitada en el bosque seco de Guánica. El agua es cristalina, la arena blanca y los manglares abundan. La playa es excelente para la natación y el kayak. Dependiendo de la época del año, las aguas pueden ser tranquilas o traicioneras y atravesadas por corrientes. La playa es excelente para la natación, el snorkel, el surf y el kayak. En las cercanías puedes encontrar restaurantes donde relajarte y probar la comida local.

Playa Higüero

La playa está situada en el lado noroeste de la isla y es conocida entre los surfistas de todo el mundo. Conocida también como Little Malibu, la playa es de arena y está bañada por un mar que garantiza el oleaje durante todo el año, gracias a los vientos del sureste.

Playa de Ponce

La Playa de Ponce se encuentra en la costa sur de la isla, no lejos del pueblo de Ponce. Es una playa encantadora caracterizada por una larga y estrecha orilla de arena, bordeada por vegetación y árboles y bañada por un hermoso mar turquesa, transparente y cristalino. Esta playa tiene aguas más tranquilas que las del norte de la isla y es ideal para los amantes de la natación. La playa ofrece algunos quioscos y la posibilidad de practicar deportes acuáticos. Nunca está demasiado llena de gente y aún tiene un encanto salvaje.

Playa Azul

Playa Azul se encuentra en el lado noreste de la isla, a unos 50 kilómetros al este de San Juan. En los días en que la popular playa de Luquillo está demasiado concurrida, es la alternativa ideal. Aquí el mar está más expuesto a los vientos y hay fuertes corrientes, pero la playa está amplia y la arena es suave.

Descubre Puerto Rico con Costa Cruceros

 

Puerto Rico es un destino fascinante y evocador, que ofrece al visitante una amplia gama de experiencias únicas gracias a su cultura, fruto de la combinación entre su pasado colonial y un futuro cada vez más cercano a los EE.UU.

Sus sabores y colores únicos, sus ambientes caribeños, sus playas de postal y su naturaleza virgen son inigualables. Una combinación perfecta para unas vacaciones de relax y naturaleza gracias a la sombra de las palmeras, a las aguas tranquilas y cristalinas en las que nadar o a la oportunidad de disfrutar de unas vistas impresionantes.

Los amantes del deporte tendrán muchas oportunidades para hacer excursiones, surf o buceo. Una experiencia de 360° que vale la pena vivir... ¡Gracias a Costa Cruceros!

¡Zarpa con Costa Cruceros!