No es un secreto que Sudamérica sea el destino ideal para los turistas que son amantes de la naturaleza y de los animales, ya que este continente está caracterizado por algunas de las maravillas naturales más deslumbrantes y encantadoras de todo el mundo. Bolivia, en efecto, está sin duda entre los países más interesantes para los turistas.

De hecho, gracias a los parques nacionales, a las salinas, a los lagos, a los volcanes y a los desiertos, hay muchísimo que hacer en Bolivia para quienes quieran disfrutar de unas vacaciones al aire libre en compañía de la familia, de la pareja o de un grupo de amigos. 

Además de las atracciones naturales, después, no hay que olvidarse del legado histórico y cultural de este país tan fascinante y de las ciudades animadas y alegres en las que hay innumerables oportunidades y actividades, como por ejemplo La Paz.

Por consiguiente, no te pierdas la oportunidad única de desvelar todos los detalles sobre las mejores atracciones de Bolivia para armar el itinerario de viaje de tus sueños:

Lago Titicaca

El Lago Titicaca se encuentra en los Andes centrales, entre los territorios de Bolivia y Perú, y es una de las atracciones más sugestivas de Sudamérica. En efecto, se trata del lago navegable más alto del mundo, ya que está ubicado más o menos a 3800 metros de altura. Esta atracción natural tan fascinante, además, es enorme, ya que se extiende por 8300 kilómetros cuadrados.

El Lago Titicaca, después, es el hogar de muchas especies de animales y está caracterizado por una linda atmósfera de sosiego y de tranquilidad. Por último, este lugar tan sugestivo cuenta con todo lo mejor que hay que hacer en Bolivia. 

Por ejemplo, es posible practicar varios deportes como paddle surf y kayak en compañía de tu familia, de tu pareja o de tu grupo de amigos.

El Camino de la Muerte

El Antiguo Camino a los Yungas, que también es conocido como Camino de la Muerte, es una ruta de más o menos 80 kilómetros ubicada entre La Paz y la región de los Yungas. Esta carretera ciclista es conocida por ser la más peligrosa del mundo, en donde lamentablemente han ocurrido muchos accidentes.

Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en una atracción turística muy frecuentada, gracias a las características de la ruta y a los paisajes muy sugestivos: obviamente, ahora esta zona está mucho más segura. 

En consecuencia, es posible visitar El Camino de la Muerte y practicar deporte para divertirse y pasar un día diferente en Bolivia.

La Paz

Nuestra Señora de La Paz, o simplemente La Paz, es la capital administrativa de Bolivia y la sede del gobierno del país. Esta ciudad es el centro económico, financiero, político, cultural y universitario del país, y es una de las ciudades más pobladas. 

La Paz, en efecto, es conocida por ser la ciudad con la mejor calidad de vida del país, además de ser considerada un valioso centro turístico: por consiguiente, cuenta con todo lo que hay que hacer en Bolivia.

De hecho, es uno de los destinos ideales para los turistas porque cuenta con muchas atracciones y oportunidades y porque se encuentra en una zona muy interesante del país: por ejemplo, La Paz está ubicada más o menos a 65 kilómetros de distancia del extraordinario Lago Titicaca y bastante cerca del ya mencionado Camino de la Muerte.

Charaña

Charaña es una ciudad que se encuentra a pocos kilómetros de distancia de la frontera con Chile, es decir en el extremo oeste del país. Esta ciudad se encuentra en un altiplano y es muy conocida por el “abrazo de Charaña” o “acuerdo de Charaña”, que ocurrió en el año 1975 en la estación ferroviaria de Charaña.

Se trata de un acta suscrita en el encuentro entre los dictadores de Bolivia y de Chile, o sea Hugo Banzer y Augusto Pinochet, que ha restablecido las relaciones diplomáticas entre los dos países colindantes. Esta reunión, por consiguiente, ha sido muy notable en la historia de Bolivia del siglo XX.

Parque Nacional Sajama

El Parque Nacional Sajama se encuentra en el oeste del país, cerca de la frontera con Chile, y es un área protegida de más o menos 1000 kilómetros cuadrados. El territorio del parque incluye los conos volcánicos de la Cordillera Occidental, muchas lagunas y varios bofedales típicos de la zona.

El protagonista del parque, en efecto, es el volcán Nevado Sajama, es decir el más alto del país, ya que cuenta con 6542 metros de altitud. El parque, además, es el hogar de varias especies de animales que viven en condiciones extremas y está caracterizado por una vegetación abundante. 

En el parque, por último, es posible visitar maravillas naturales como los géiseres y las aguas termales, observar la flora y la fauna y practicar deportes, es decir todo lo mejor que hay que hacer en Bolivia.

Laguna Colorada

La Laguna Colorada es uno de los lugares naturales más espectaculares de Bolivia y una de las atracciones más amadas por los turistas. Se trata de una laguna de aguas saladas, que no son más profundas de un metro, caracterizadas por un brillante color rojizo. La Laguna Colorada está ubicada a una altura de más de 4200 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una extensión de 60 kilómetros.

Se trata de uno de los paisajes más sugestivos y deslumbrantes de la cordillera andina, ya que esta zona es el lugar de cría de los maravillosos flamencos andinos, es decir los protagonistas de la Laguna Colorada. 

Justamente por esta razón, en efecto, la laguna se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa.

Desierto Salvador Dalí

El Desierto de Salvador Dalí, o simplemente Desierto Dalí, es otra de las maravillas naturales que Bolivia puede ofrecer a los amantes de los viajes y de la naturaleza. El desierto se encuentra en el suroeste del país, en la ya mencionada Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa.

El Desierto Dalí se extiende por más o menos 110 kilómetros cuadrados y se encuentra a una considerable altura, es decir a 4750 metros sobre el nivel del mar.

El nombre muy sugestivo de esta atracción se debe a algunos de los paisajes visionarios pintados por el pintor y escritor español Salvador Dalí, que se parecen a aquellos del desierto.

Salar de Coipasa

El Salar de Coipasa se encuentra en el oeste del país, en el altiplano andino, a más o menos 3650 metros sobre el nivel del mar. Esta salina es muy grande, ya que se extiende por más de 2200 kilómetros cuadrados, y cuenta con unos paisajes que saben dejar sin aliento a todos los turistas, al igual que aquellos de la Laguna Colorada y del Desierto de Salvador Dalí.

El salar rodea completamente al Lago Coipasa y es el quinto salar continuo más grande del mundo. Sin embargo, no es el más grande de Bolivia, ya que cuenta con una extensión menor del célebre Salar de Uyuni, es decir otra de las atracciones que sin duda hay que visitar.

Salar de Uyuni

El ya mencionado Salar de Uyuni es una de las atracciones más conocidas de Bolivia, ya que se trata del desierto de sal continuo más grande y alto del mundo. 

En efecto, este salar se extiende por más o menos 10580 kilómetros cuadrados y se encuentra a 3650 metros sobre el nivel del mar.

Esta maravilla está ubicada en el suroeste del país, es decir en la región altiplánica de la cordillera de los Andes. Esta zona, que hoy es un desierto de sal, anteriormente estaba cubierta por un lago, que se redujo hasta desaparecer creando el salar, al igual que los otros lagos andinos. 

En esta zona, en efecto, se encuentran también varias lagunas que se han formado de la misma manera.

Descubrí Sudamérica viajando con Costa

En conclusión, sin duda Bolivia es un país mágico: entre las ciudades joviales y animadas como La Paz, los parques nacionales y las atracciones únicas en el mundo como el Lago Titicaca, la Laguna Colorada y el Salar de Uyuni, hay muchísimo que hacer en Bolivia en compañía de tus seres queridos.

Sin embargo, no hay que olvidarse de todos los otros lugares de interés que caracterizan Sudamérica y que pueden ser los destinos de ensueño de tus próximas vacaciones en compañía de la familia, de la pareja o de los amigos. ¡Hay que saber, en efecto, que Costa Cruceros te lleva a visitarlos todos!