La lujosa modernidad y la antigua sencillez son los dos mundos extremos que conviven armoniosamente en Dubái. Es la metrópoli del Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo, pero también del Burj Al Arab, el primer hotel del mundo convertido en sí mismo en símbolo de un lugar.

No hay límites para la imaginación humana si se piensa en Palm Jumeirah, enorme isla artificial con forma de palmera. Pero aún se puede ir más lejos, como lo demuestra The World, el globo terráqueo reproducido en 300 islotes.

La ciudad de los récords se desvela también con el Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo, pero también con la inmensidad del puerto deportivo Dubai Marina. Sin olvidar lugares tan importantes como las Emirates Towers o el Mall of the Emirates. La diversión está asegurada en Aquaventure, el formidable parque acuático del Atlantis. Muy cerca de allí, en Dolphin Bay, se pueden vivir emociones únicas, a solas con los delfines.

El Dubái del pasado vuelve a tener vida en el Museo de Dubái, el edificio más antiguo de la ciudad, en el zoco y a orillas del Creek, el arroyo donde todo empezó. Alrededor, el desierto de Dubái invita a entrar en la dimensión más natural y sencilla de este rincón del mundo. Sin olvidar una visita a su acogedora mezquita.

Costa os lleva a Dubái para conocer la ciudad con muchas excursiones originales, para que viváis todas las maravillas del lugar, para llevaros al futuro más lujoso y tecnológico, pero también a un pasado siempre presente.

Esta es nuestra guía con las 15 visitas imprescindibles de Dubái.

15 visitas imprescindibles de Dubái

  • Burj Khalifa
  • Burj Al Arab
  • Palm Jumeirah
  • Dolphin Bay y Hotel Atlantis
  • Los parques acuáticos de Dubái
  • Dubai Creek
  • Desierto de Dubái
  • Dubai Mall
  • Museo de Dubái
  • Zoco de Dubái
  • Mezquita de Jumeirah
  • Acuario de Dubái
  • Dubai Marina
  • Mall of the Emirates
  • The World
  • Emirates Towers
  • Burj Khalifa

Burj Khalifa

Burj Khalifa es el rascacielos más alto y con más pisos del mundo. Sí, habéis leído bien: 828 metros y 163 pisos. Se necesitaron seis años de trabajo y más de 12.000 trabajadores para completar esta obra única.

Una proyecto faraónico que ha sido posible gracias a las tecnologías de diseño y construcción más avanzadas, con una atención especial a la seguridad, las corrientes de viento y la radiación solar. En su interior alberga tiendas, hoteles e incluso una mezquita.

La forma arquitectónica futurista, con la característica planta en forma de Y, está inspirada en la flor Hymenocallis, muy común en Dubái. Naturalmente se puede subir hasta la parte más alta para admirar las vistas panorámicas desde dos plataformas de observación diferentes en los pisos 124 y 148. Potentes telescopios permiten ver los puntos más lejanos de la ciudad e incluso se puede ver cómo eran estos lugares en la década de 1980. Visitar este lugar es una experiencia increíble y la excursión con Costa 

Burj Al Arab

Burj Al Arab es mucho más que un hotel, es un icono del emirato. Es el símbolo de una gran riqueza que se puede apreciar tanto por dentro como por fuera. Su forma inconfundible, diseñada por el arquitecto Tom Wright en la década de 1990, recuerda una vela de dhow desplegada, barco árabe tradicional, que aporta una sensación de ligereza a una estructura muy sólida.

En sus 60 pisos de altura exhibe la máxima representación del lujo con materiales de gran valor como el pan de oro, cristales, mármoles, mosaicos y juegos acuáticos muy originales.

Para construir el Burj Al Arab fue necesario crear una isla artificial conectada al continente con un puente y adoptar una serie de medidas especiales para resistir las tensiones más impetuosas y la fuerza del mar.

Pero este edificio es tan extraordinario que después de admirarlo desde lejos se hace imprescindible visitarlo por dentro con una excursión con Costa, para comprender todo el encanto que guarda en su interior y el esplendor de sus vistas desde afuera.

Palm Jumeirah

Palm Jumeirah es una construcción que confirma cómo Dubái es el lugar donde todo es posible.

Si se puede imaginar el rascacielos más alto del mundo y construirlo, también se puede imaginar crear una isla de la nada y construirla, pero no con una forma cualquiera, ¿por qué no hacerla con forma de palmera? ¡Dicho y hecho! Se trata de Palm Jumeirah, con su tronco central de 2 kilómetros y 16 ramas, todo protegido por una barrera de rompeolas con forma de media luna de 11 kilómetros.

Las maravillas existen en la naturaleza, pero también el ser humano puede crear otras nuevas y esta es una prueba de ello. Para visitar durante vuestra excursión con Costa. Un sueño hecho realidad. Una realidad que emociona.

Dolphin Bay e Hotel Atlantis

Estar en Dolphin Bay en el Atlantis significa vivir una de las experiencias más extraordinarias posibles durante unas vacaciones. Bienvenidos a uno de los hábitats de delfines más bonitos y cuidados del mundo.

Por lo general, ya es mágico ver a los delfines nadar y saltar en el mar, pero imaginad cómo puede ser tener la oportunidad de estar con ellos y no simplemente cerca de ellos. Aquí se pueden tocar, abrazar e incluso besar.

Todo el mundo puede relacionarse con estos simpáticos mamíferos como prefiera encontrando siempre su complicidad. Todo esto es posible en Dolphin Bay. Todo el que lo ha probado ha quedado fascinado. Y no es una experiencia reservada única y exclusivamente para los niños.

Durante la excursión con Costa podréis descubrir las experiencias a medida disponibles para cada tipo de visitante: se puede bucear, nadar junto a ellos, y para los que no sepan nadar se puede disfrutar de este mágico encuentro de pie en las aguas menos profundas.

Los parques acuáticos de Dubái

En Dubái el agua también es protagonista de la diversión para todas las edades. Durante la visita a la ciudad del emirato, no puede faltar una visita a Aquaventure, su parque acuático más importante y uno de los más espectaculares del mundo.

Es un lugar que se extiende a lo largo de 17 hectáreas donde se dispone de todo el espacio para disfrutar de los toboganes acuáticos más sorprendentes, como los que empiezan desde la Torre de Poseidón o la Torre de Neptuno, además de otras atracciones con nombres tan sugerentes como Aquaconda y Zoomerango, sin olvidar las montañas rusas acuáticas.

Aquaventure propone una “serpiente de agua” de más de un kilómetro y medio con olas y cascadas. ¡A divertirse! También hay una playa espectacular de 700 metros donde relajarse entre una atracción y otra. Esta excursión con Costa tiene todos los ingredientes para que paséis momentos inolvidables con toda la familia.

Dubai Creek

En este lugar con una visión tan orientada al futuro, con edificios y monumentos futuristas, existe también una dimensión que os transporta en el tiempo, a los orígenes de la ciudad. Desde el agua.

El Creek, cuyo nombre original en árabe era Al Khor, es el entrante de agua que ha tenido un papel fundamental para el desarrollo de Dubái. Sin este pequeño arroyo no existiría ni la industria pesquera ni la recolección de perlas, dos motores de la economía tradicional de esta parte del mundo. En la década de 1960, el lecho del arroyo fue dragado para dejar espacio para los barcos más grandes que dieron un nuevo impulso al crecimiento económico de la zona.

Actualmente el arroyo está atravesado por cuatro puentes, y existe también la romántica posibilidad de visitarlo a bordo de un abra, embarcación típica del lugar. Quizás podáis hacerlo vosotros durante vuestra excursión con Costa.

Desierto de Dubái

Cerca de Dubái, con su ostentación y sus construcciones majestuosas, existe otro Dubái, el más antiguo, con su desierto, un lugar totalmente diferente, más natural, que esta ciudad de rascacielos futuristas y lugares artificiales.

Viajar a Dubái también permite descubrir el desierto, una experiencia fascinante en un paisaje mágico, donde se puede pasear a lomos de un camello o tal vez esquiar en las dunas de arena.

Para que podáis entrar en esta dimensión tan especial, hay una excursión con Costa pensada hasta el más mínimo detalle, como siempre. El desierto significa la emoción de ver la puesta de sol mientras se oculta tras las dunas. Significa disfrutar de la hospitalidad de un campamento beduino cenando un suntuoso banquete de estilo árabe, para terminar la velada al ritmo de la música tradicional que acompaña el espectáculo de danza del vientre bajo las estrellas de un cielo mágico.

Dubai Mall

Bienvenidos al centro comercial más grande del mundo con 1.200 tiendas y 150 locales. Tiene todos los números para satisfacer los deseos de los clientes más exigentes del mundo. Pero llamarlo “grande” es quedarse corto. ¡El Dubai Mall es mucho más!

Es un mundo aparte. Además de las compras, ofrece muchas propuestas sorprendentes, como el Dubai Aquarium con más de 140 especies diferentes de peces y que sorprende a todo el mundo con su inconfundible tanque de tres pisos situado en el centro del centro comercial, hasta con un trozo de arrecife de coral adentro. Un mundo por explorar en vuestra excursión con Costa.

En el Dubai Mall también se exhibe un extraño esqueleto de dinosaurio de casi 24 metros de largo. Pero también hay parques temáticos y una espectacular pista olímpica de patinaje sobre hielo. Entre las cosas que no os podéis perder está también el espectáculo de las fuentes danzantes con chorros de agua que se mueven al ritmo de la música, que alcanzan hasta 140 metros de altura y que son especialmente románticas por la noche, cuando juegan con la luz del atardecer. Este es el mejor lugar para admirarlas.

Museo de Dubái

El Museo de Dubái se encuentra en el Fuerte de Al Fahidi, considerada la construcción más antigua de la ciudad (1787), anteriormente palacio real, arsenal y prisión. El museo se inauguró en 1971, año de la creación de los Emiratos Árabes Unidos, con el objetivo de mostrar la historia del lugar. Muestra cómo era la vida en la ciudad antes del descubrimiento del petróleo, desde los orígenes de Dubái como pueblo de pescadores y recolectores de perlas. Pone de manifiesto el contraste entre la ciudad del pasado y la ciudad del futuro.

La exposición muestra antigüedades locales, con objetos que se remontan hasta el año 3000 a.C., junto con productos artesanales objeto de los intercambios comerciales con el resto del mundo, principalmente con los países vecinos de Asia y África. También se exponen antiguas embarcaciones junto con la reconstrucción de una casa tradicional de los primeros años del siglo pasado. La Dubái del pasado para descubrir en una excursión con Costa del presente.

Zoco de Dubái

Dubái es una metrópolis con una enorme proyección de futuro, pero este espíritu vanguardista convive en armonía con sus tradiciones más antiguas, como por ejemplo sus mercados típicos. Los zocos continúan siendo parte de la vida cotidiana de la ciudad, con sus aromas, sus colores y su rica y variada oferta comercial para descubrir en vuestra excursión con Costa. ¿Qué comprar en los zocos de Dubái?

Tejidos artesanales, perfumes a base de madera de oud y collares de oro. Por cierto, el oro en Dubái se vende a precios muy competitivos. En los zocos, como manda la tradición, se puede regatear el precio. Forma parte del juego. No es obligatorio comprar, pero intentar rebajar el precio y negociar con el vendedor puede ser uno de los atractivos de este lugar.

Mezquita de Jumeirah

Jumeirah, que no por casualidad significa “la bella”, cuenta entre sus bellezas también con una espléndida mezquita. La mezquita blanca de Jumeirah, con los dos minaretes que se elevan sobre la cúpula central.

El edificio sagrado, que destaca por la calidad de los ornamentos y decoraciones, se encuentra entre los pocos que permiten la entrada también a personas no practicantes de la religión musulmana. De esta forma, durante las visitas guiadas, los visitantes de otros cultos pueden profundizar en el conocimiento del Islam y la cultura del lugar.

Una oportunidad ideal para informarse y curiosear sobre las celebraciones, rituales y costumbres como, por ejemplo, el ramadán.

Un encuentro destinado a enriquecer la experiencia del viaje que Costa naturalmente ha previsto en sus excursiones.

Acuario de Dubái

En Dubai, sorprenderse se convierte en una costumbre y esto sucede también cuando se visita el Acuario, uno de los más grandes del mundo. Su tarjeta de presentación es el enorme tanque con diez millones de litros de agua que se puede admirar mientras se pasea por el Dubai Mall, otro lugar de récords.

El Acuario de Dubái cuenta con 33 000 animales acuáticos de 140 especies diferentes, incluida una gran manada de tiburones toro, algo muy difícil de ver con tantos ejemplares. Uno de los puntos más sorprendentes es el túnel de 48 metros, realmente increíble, donde se puede caminar junto a los peces mientras nadan encima de vuestras cabezas o a vuestro alrededor. ¡Todo esto también es posible durante una excursión con Costa!

También se puede curiosear en el agua a bordo de un bote con suelo transparente e incluso convertirse en sirena. Este acuario se ve y se vive. ¡Y se recordará!

Dubai Marina

¿Cómo puede ser el puerto deportivo de Dubái? Majestuoso, por supuesto, y no puede ser de otra manera en este lugar. Dubai Marina es uno de los puertos deportivos más grandes del mundo, situado en un canal de 3 kilómetros de largo rodeado de rascacielos venidos directamente del futuro.

The Walk es el nombre del paseo de 1,6 kilómetros de largo repleto de tiendas, locales y restaurantes. La excursión con Costa os lleva hasta aquí, donde es un placer pasear y dejarse sorprender. Quizás empezando por la Cayan Tower, que gira 90 grados en una espiral de 75 pisos. Tal vez al atardecer, cuando las luces naturales de la noche se encuentran con las espectaculares luces de los yates y edificios y entran ganas de celebrar esta maravilla tomando una bebida junto al mar.

Mall of the Emirates

Mall of the Emirates cuenta con una cantidad de tiendas más que respetable, más de 600 y una gran variedad de atracciones, desde cines multisala hasta el Ski Dubai, la primera pista de esquí cubierta de Oriente Medio, que cuenta incluso con un telesilla. Todo ello para volver a insistir en que no hay límites para la imaginación en Dubái.

Las excursiones con Costa también os llevan hasta aquí. Bajo la cúpula del Fashion Dome deslumbran las grandes marcas de la moda y el lujo. Es una visita imprescindible para los que buscan siempre el estilo.

The World

A 4 kilómetros de la costa de Dubai se levanta The World, otro de los lugares que solo aquí podrían construirse. The World es un archipiélago artificial formado por unos 300 islotes que juntos dibujan la forma del globo terrestre.

Este “globo plano” ocupa una extensión de 9 kilómetros de largo y 6 de ancho y está rodeado por una isla de rompeolas ovalada. De esta forma, Dubái ha creado 230 nuevos kilómetros de costa.

Se puede admirar de lejos, desde la terraza panorámica del Buri Khalifa, pero en las excursiones con Costa puede verse más cómodamente, por ejemplo, sobrevolándolo en helicóptero.

Emirates Towers

The Emirates Towers es otro de los complejos símbolo de Dubái, formado en una parte por la Emirates Office Tower y por la otra por el Jumeirah Emirates Towers Hotel, un hotel de 5 estrellas con 40 suites de lujo. Las dos torres parecen mirarse a los ojos, con sus siluetas inconfundibles en el skyline de Dubái. Son iguales aunque diferentes. Una con 54 pisos de altura, la otra 56. Están conectadas entre sí por el centro comercial The Boulevard y rodeadas por amplios jardines con lagos y cascadas abiertos al público.

Viaja a Dubái con un crucero Costa

 

Un mundo por descubrir, dentro y fuera, con la excursión que Costa ha preparado para vosotros. Conocer Dubái y sus lugares más famosos, que hacen que esta ciudad sea única y fascinante, entre vanguardia y tradición, es una experiencia para quien no solo desea viajar sino también conocer. Conocer lo mejor de Dubái: también es posible con un crucero Costa.

Busca tu próximo crucero