Playa del Carmen es una animada ciudad de la Riviera Maya, en el estado mexicano de Quintana Roo. Se encuentra a 70 kilómetros al sur de Cancún y a 65 kilómetros al norte de Tulum, frente a la conocida isla de Cozumel. En las últimas décadas ha vivido un gran proceso de transformación, convirtiéndose en uno de los destinos turísticos más importantes y populares de todo el Caribe. La apertura de grandes complejos hoteleros a lo largo de la costa y las playas ha contribuido de manera significativa a esta transformación.

Además de disfrutar del sol y sus playas paradisíacas, hay muchas otras cosas que ver y hacer en Playa del Carmen. Es una ciudad muy turística, bastante animada y concurrida. Playas, un clima ideal, vida nocturna, buena gastronomía, arrecifes de coral, ruinas mayas y parques temáticos. Durante tu viaje podrás disfrutar tanto del relax como de la posibilidad de practicar deporte o pasear por la naturaleza. Esta ciudad tiene todos los números para ofrecerte unas vacaciones inolvidables y conocer la vida cotidiana de México. Veamos cuáles son los tesoros que no te puedes perder. 

  • El centro de Playa del Carmen (La Quinta Avenida)
  • La Riviera Maya
  • Cenote La Cueva
  • Cenote Kay
  • Cenote Azul
  • Cenote Naval
  • El río subterráneo Río Secreto
  • El acuario natural de Yal Ku
  • Parque Natural Xplor
  • Parque Xcaret
  • Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an
  • Alrededores de Playa del Carmen: ruinas de Tulum
  • Alrededores de Playa del Carmen: Parque de Xel-Há
  • Alrededores de Playa del Carmen: Chichén Itzá
  • Alrededores de Playa del Carmen: isla de Cozumel
  • Alrededores de Playa del Carmen: Akumal

El centro de Playa del Carmen (La Quinta Avenida)

La Quinta Avenida es el corazón de la ciudad de Playa del Carmen, el lugar ideal para ir de compras, comer, descansar y tomar un refresco. Es un lugar lleno de vida y bullicioso, a cualquier hora del día o de la noche. Aquí, al fin y al cabo, hay todo lo necesario para desconectar. Encontrarás locales para tomar una cerveza o un cóctel, disfrutar de un aperitivo o un helado. Los amantes de las compras encontrarán el lugar ideal y no solo por las boutiques o las cadenas de grandes marcas. Sus calles están repletas de numerosas tiendas de recuerdos y puestos de artesanía mexicana.

Se pueden comprar objetos muy variados, desde sombreros y botellas de tequila y mezcal, hasta vestidos de colores brillantes y pequeños objetos hechos a mano. En esta calle se encuentran también los hoteles más elegantes de Playa del Carmen, y a todo se puede llegar fácilmente a pie: empezando por las playas. La Quinta empieza cerca del Parque Fundadores, junto al muelle desde donde sale el ferry que lleva hasta la isla de Cozumel, y se extiende varios kilómetros hasta la Calle 40. El centro de la vida nocturna es la Calle 12, donde se pueden encontrar algunos de los locales y clubes más populares y famosos de toda la Riviera Maya.

La Riviera Maya

Si quieres disfrutar del bronceado, los acantilados, las olas y los cenotes, piscinas naturales de agua dulce que se forman en las cuevas del litoral caribeño, la Rivera Maya es el sitio ideal. Aquí también encontrarás restaurantes donde probar el pescado y otras especialidades típicas, locales para disfrutar al máximo de la vida nocturna, elegantes spas con tratamientos relajantes, centros comerciales e incluso campos de golf. La Riviera Maya es uno de los mejores destinos para el buceo y el snorkel, al descubrimiento de los mares. En sus costas se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del mundo, que alberga una variedad de especies marinas que te sorprenderá. Podrás estar rodeado de muchos seres curiosos, empezando por peces tropicales, rayas y tiburones ballena. La naturaleza es verdaderamente la protagonista. Te cautivarán sus playas de arena blanca y fina y las aguas cristalinas de color turquesa, ideales para nadar o pasar un día de relax.

Con un ecosistema único, dominado por una exuberante selva tropical, que conserva abundante flora y fauna, y los testimonios de una prestigiosa cultura ancestral. Donde descubrir numerosas cuevas en las que sumergirse. Si prefieres el turismo ecológico alejado de las grandes ciudades, gran parte de la región carece de grandes establecimientos hoteleros y no se han construido edificios. En estas zonas, el paisaje avanza sin límites y se convierte en el hábitat de numerosos animales. Aquí podrás pasear en plena naturaleza, cargar fuerzas y organizar excursiones por la zona. La Riviera Maya incluye una zona de costa que empieza justo al sur de Cancún y llega hasta Tulum: una extensión de aproximadamente 140 kilómetros.

Cenote La Cueva

Un cenote es una cueva rodeada de agua dulce. El paisaje natural de la península de Yucatán hace que estos lugares sean realmente espectaculares. Bucear en los cenotes de la Riviera Maya es una de las actividades acuáticas más populares y demandadas, ya que es una experiencia única. En la región hay al menos siete mil. Estas cuevas subterráneas secretas se forman cuando la piedra caliza se derrumba, dejando un agujero en la tierra que conduce a una piscina de agua a menudo de color turquesa.  Entre los más populares de la zona se encuentra el cenote La Cueva, muy apreciado por los turistas también por su historia, además de por la belleza de sus aguas en contacto con la naturaleza. De hecho, su nombre hace referencia al arco natural que caracteriza su pared.

Estas maravillas forman parte de una enorme red subterránea de ríos y cuevas que permanecen, en su mayor parte, sin explorar, y a menudo están rodeadas de vegetación. Otros son el destino perfecto para un baño por la tarde o el lugar ideal para bucear. Este tipo de depósitos de agua también se han encontrado en Australia, Cuba, Turquía y algunas zonas de Europa.

Cenote Kay

Las ciudades y los centros religiosos mayas se construyeron en estos cenotes por dos motivos principales: eran fuentes importantes de abastecimiento y tenían un valor simbólico. Eran considerados el hogar de Chac, dios de la lluvia. Se han encontrado numerosas construcciones cerca de las ruinas de Chichén Itzá. Uno de los más conocidos es el «Pozo de los sacrificios». Los arqueólogos, después de dragar el fondo, encontraron restos humanos, especialmente de niños, y objetos preciosos. Una prueba de los sacrificios humanos y las ofrendas que se realizaban para buscar la benevolencia del dios de la lluvia.

Es imposible hacer una lista o una clasificación de las cuevas más fascinantes. Una de las más espectaculares es el cenote Kay, una cueva mágica, cubierta de estalactitas donde se puede disfrutar de un masaje y un tratamiento de belleza gratuito. De hecho, allí nadan pequeños peces que eliminan con delicadeza las impurezas de la piel.

Cenote Azul

Es otro de los más populares. Imagina un maravilloso fresco que combina el verde de la vegetación exuberante con azul el intenso de sus aguas. El Cenote Azul, que se encuentra cerca de Chetumal, es todo esto junto. Tiene unos 300 metros de ancho y paredes empinadas con una profundidad de aproximadamente 90 metros. Es un lugar ideal para bucear. Aquí podrás ver diferentes especies marinas, entre peces de colores, estrellas de mar e invitados sorpresa.

Un sistema de canales subterráneos lo conecta con la laguna multicolor de Bacalar, un lugar fuera del tiempo. Una laguna mágica, conocida por los mayas como «la laguna de los siete colores», para explicar los siete matices diferentes del agua según la profundidad. Nadar en un espacio como este será una experiencia única.

Cenote Naval

Es el cenote al aire libre más grande de la Riviera Maya. Una verdadera piscina natural rodeada de un pequeño bosque tropical. El agua es cristalina y permite no solo nadar, sino también practicar snorkel. También podemos decidir zambullirnos desde una tirolesa (una especie de teleférico) y añadir de esta forma un poco de adrenalina a nuestras vacaciones.

El río subterráneo Río Secreto

A menos de 20 kilómetros de Playa del Carmen podemos descubrir Río Secreto, un río subterráneo en la selva del Yucatán, repleto de cenotes y cuevas. La experiencia más emocionante será navegar por él visitando las cuevas equipados con traje de neopreno, linterna y casco de seguridad. Su recorrido es de aproximadamente 600 metros. Un trayecto repleto de belleza entre las estalactitas y estalagmitas formadas durante milenios por el goteo incesante de agua de lluvia sobre roca caliza. Un río subterráneo de extraordinaria belleza natural. Un viaje a través de formaciones y estructuras que transmiten no solo emociones, sino la historia de la Tierra.

El acuario natural de Yal Ku

Una laguna natural, sin salir del estado de Quintana Roo, a 2,5 kilómetros de la pequeña localidad de Akumal. Es una reserva natural que consiste en una especie de acuario repleto de peces tropicales y de especies marinas que se pueden encontrar practicando snorkel o buceando. Aguas tranquilas y transparentes, enmarcadas por rocas de piedra caliza. La playa de la laguna es digna de una postal, un lugar para relajarse y disfrutar de los diferentes matices del agua, su temperatura ideal y la exuberante vegetación de los manglares.

Una entrada del océano que convive con un cenote. También conviven dos ecosistemas, uno de agua dulce y otro de  agua salada con su flora y fauna correspondientes. La laguna es el hábitat de numerosas especies de aves y es especialmente recomendable para familias con niños. El bosque ofrece también la posibilidad de pasear por sus caminos en contacto con la naturaleza virgen.

Parque Natural Xplor

Emociones y adrenalina en contacto con la naturaleza, entre puentes colgantes, paisajes salvajes, vistas impresionantes, fondos marinos y piscinas: todo esto ofrece el Parque Natural Xplor. Tendrás la oportunidad de observar la naturaleza desde las alturas, eligiendo diferentes tipos de tirolesas. Los más atrevidos podrán zambullirse y admirar la belleza de las aguas de los cenotes. Las distintas actividades tienen diferentes circuitos y peculiaridades. También podrás conducir vehículos anfibios por la jungla o lanzarte a nadar en cuevas espectaculares. Para los más deportistas también hay dos circuitos por los que navegar, remar y descubrir las cuevas y las sorprendentes formaciones rocosas. Después de tanto esfuerzo necesitaremos reponer fuerzas, y podremos encontrar diferentes locales donde tomar un aperitivo o refrescarnos.

Parque Xcaret

Nos encontramos a 10 kilómetros de Playa del Carmen, en un área verde con una extensión de ochenta hectáreas que combina diferentes aspectos de la naturaleza y la cultura también a través de proyectos para la revalorización. Prepárate para apreciar la presencia de cientos de especies animales y vegetales. Empezando tal vez con una visita a los acuarios, descubriendo el recorrido de maravillosos ríos subterráneos o relajándote mientras te diviertes en playas repletas de tortugas. Y esto no es todo, porque podrás admirar sorprendentes lagunas con invitados ocasionales como los manatíes o jardines coloridos habitados por mariposas y aves de colores brillantes y alegres.

Y no faltará tampoco la oportunidad de hacer un recorrido a través de la historia. La ciudad de Xcaret destacó por ser un ejemplo de puerto separado de la ciudad mediante un muro de protección. Una gran idea y una táctica para tratar de defender la ciudad en caso de sufrir ataques desde el mar. Este puerto se convirtió en la puerta de entrada de los españoles para desplazarse hasta la isla de Cozumel. Se han desenterrado en la zona ruinas mayas que se pueden visitar. La visita al parque empieza en la plaza principal, diseñada como un espacio alegre y a medida de las familias. Bajo este espacio, construido en estilo colonial, hay una bodega que permitirá degustar vinos mexicanos y una mina de plata.

Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an

Una enorme biosfera en el estado de Quintana Roo, con una extensión de más de cinco mil kilómetros cuadrados y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La enorme extensión de Sian Ka'an, que en lengua maya significa «puerta del cielo», permite albergar diferentes ecosistemas y centenares de especies animales, se calculan al menos 300 especies de aves y 400 de plantas, pero también se pueden encontrar jaguares, tapires, monos y pumas. Una parte de la reserva incluye el arrecife de coral del mar Caribe mexicano, mientras que otra parte se encuentra en tierra firme.

En la costa encontrarás playas de arena blanca, bahías espectaculares y manglares con exuberante vegetación. La reserva custodia también 23 yacimientos arqueológicos de la época del imperio Maya. Muyil fue el más importante, un centro comercial que debía su importancia sobre todo a los intercambios. Como puedes imaginar, son muchas las actividades que ofrece, desde snorkel y buceo sin olvidar la pesca. También podrás organizar excursiones en barca, para admirar las lagunas de agua dulce, rodeadas de manglares, navegando por canales que recuerdan la gran habilidad y visión de futuro de los mayas.

Alrededores de Playa del Carmen: ruinas de Tulum

Una de las visitas más emocionantes de México en la península de Yucatán: una mezcla irresistible de historia y belleza natural. La pequeña localidad de Tulum comprende el yacimiento arqueológico del mismo nombre, que ofrece unas vistas maravillosas del mar. Añade una playa que se vislumbra entre las ruinas y tendrás un lugar rodeado de una atmósfera inolvidable. La ciudad se alza sobre un promontorio rocoso con vistas al mar Caribe. Gracias a su posición, fue la primera ciudad maya a la que llegaron los conquistadores españoles en 1517. En sus orígenes, la ciudad se llamaba Zama (alba), por su posición orientada al este, como si fuera siempre el símbolo de un nuevo día, pasando más tarde a llamarse Tulumque significa «muralla» en lengua maya.

En el yacimiento arqueológico se pueden admirar los restos de las murallas defensivas, que servían como elemento disuasorio para otras poblaciones. En concreto, se desarrollaban a lo largo de tres lados, mientras que el cuarto estaba orientado directamente al mar Caribe. Un pequeño cenote permitía el abastecimiento de agua. Tulum fue en su época uno de los centros comerciales más estratégicos e influyentes del país. Llevaba a cabo intercambios internos con los pueblos del interior y con diferentes estados. Se han conservado hasta nuestros días los edificios construidos en la zona sagrada.

Después de atravesar un muro fronterizo se accede al «Castillo»edificio emblemático de la zona. Dada su posición estratégica, era el edificio desde el que se avistaban las embarcaciones enemigas. Como demuestran algunos hallazgos, también era un lugar donde se realizaban sacrificios humanos y ofrendas para honrar a los dioses. Desde este lugar podrás admirar unas vistas únicas, después de subir una escalera de madera, tendrás enfrente una pequeña bahía. Un momento de relax para admirar el mar Caribe.

Entre los edificios que puedes visitar se encuentra el Templo del Dios Descendente. Un ejemplo de gran arquitectura de la cultura maya. En el edificio con forma de pirámide invertida, las paredes se ensanchan hacia arriba. Se puede admirar en el frontón una representación del dios del sol descendiendo boca abajo. Para los arqueólogos esta divinidad estaba inspirada en el sol o la lluvia, elementos fundamentales ya que se encargan de fecundar la tierra.

Uno de los últimos edificios, «El templo de los frescos», situado en el centro, se construyó hacia el año 1450, y a lo largo de los años ha sufrido distintas transformaciones, que también han influido en su uso. En la época clásica fue un santuario, que se amplió añadiendo otra planta. En su interior se han encontrado representaciones de dioses muy importantes para los mayas, además de representaciones de los dioses de la fertilidad, la luna y la lluvia.

Alrededores de Playa del Carmen: Parque de Xel-Há

El parque ecológico de Xel-Há es, de alguna manera, el hermano mayor del Parque Xcaret, que se encuentra en dirección a Playa del Carmen, más al norte. Sin embargo, el objetivo de su apertura en 1984 fue el mismo, proteger y preservar la vegetación y el ecosistema marino de la Riviera Maya. Con solo verlo podemos admirar su belleza, ya que coexisten dos ecosistemas diferentes entre agua dulce y agua salada, lo que crea un hábitat único tanto para la fauna como para la flora. El mérito de ello es su ensenada natural. Ofrece una gran variedad de actividades, como excursiones al río y la laguna a bordo de unas originales llantas flotantes. La naturaleza será la protagonista, empezando por el enorme acuario donde encontrarás coloridos peces tropicales, para adentrarse después en la reserva de tortugas y terminar buceando con los delfines.

Alrededores de Playa del Carmen: Chichén Itzá

Uno de los sitios arqueológicos más visitados y mejor conservados del mundo. Chichén Itzá es un complejo monumental construido por los mayas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y considerado «una de las nuevas siete maravillas del mundo». La fundación de la ciudad está envuelta en misterio, pero la ubicación probablemente esté determinada por la presencia de dos cenotes, pozos naturales en los que se practicaban sacrificios humanos en honor a los dioses. Las ruinas, con una extensión de más de tres kilómetros,pertenecen seguramente a una gran ciudad, dada la cantidad de edificios construidos y representativos de estilos diferentes, entre las construcciones que se han conservado se encuentra la Pirámide de Kukulkán, una especie de templo dedicado al dios Kukulkán, deidad identificada con una serpiente emplumada. Sus cifras son impresionantes: mide 25 metros de alto y tiene 365 escalones, uno por cada día del año.

Destaca también un campo para juego de pelota (antepasado del fútbol que entusiasmaba a los mayas). Es el testimonio más grande encontrando en Yucatán, ya que mide 116 metros de largo y 68 de ancho. Y además está adornado con bajorrelieves.  Tampoco puedes perderte la visita al Templo de los Guerreros, una pirámide rodeada de varias filas de columnas que representan a los guerreros mayas. En la parte más alta había un altar que se utilizaba para realizar sacrificios. Sorprende también El Caracol, una especie de observatorio astronómico. Los mayas podían calcular los solsticios gracias a las sombras que el sol proyectaba dentro del edificio.

Alrededores de Playa del Carmen: isla de Cozumel

Prepárate para visitar la isla de Cozumel, la tercera isla más grande de México y seguramente una de las más hermosas. El mérito es de un escenario natural capaz de dejarnos sin aliento, salpicado de manglares entre un mar de aguas cristalinas con infinidad de matices y arenas finas y cálidas. Cuenta además con 22 kilómetros de arrecifes de coral. Por esta razón se considera el lugar ideal para practicar snorkel o buceo. Nos encontramos frente a Playa del Carmen, a unos veinte kilómetros de la costa este de Yucatán.

Su nombre significa «isla de las golondrinas». Para los mayas era una isla sagrada donde las mujeres iban a adorar a la diosa de la luna. Una especie de peregrinación para obtener  amor y fertilidad. Aquí encontrarás variedades únicas de animales y plantas. ¿Alguna vez has oído hablar de reyezuelo de Cozumel? ¿O del vireo, el zorro de Cozumel o la rana pescadora coralina? También podrás ver mapaches y colibríes, entre otras muchas especies. Es imposible aburrirse en Cozumel, programando tal vez una visita al Parque Nacional de Chankanaab, o nadando entre delfines. La isla cuenta también con dos universidades. Si no puedes estar ni un momento quieto, también puedes practicar surf, pescar y hacer excursiones en moto, canoa o bicicleta.

Alrededores de Playa del Carmen: Akumal

Cuesta imaginar que hasta 1958, este rincón del paraíso, especialmente para las tortugas, era solo una gigantesca plantación de cocos entre Playa del Carmen y Tulum. Fue el empresario y apasionado del buceo, Pablo Bush Romero, junto con un club exclusivo de deportes acuáticos, el primero en descubrir este lugar y el potencial de Akumal, joya de la Riviera Maya y destino excepcional para practicar snorkel o buceo. El resto ya es historia reciente en esta ciudad de postal, donde todo es superlativo: arena finísima y blanquísima, aguas cristalinas y vegetación exuberante de palmeras que llegan casi a tocar el agua.

Dentro del parque puedes visitar el famoso Cenote Dos Ojos. Cuevas en medio de un paisaje impresionante entre naturaleza virgen y aguas cristalinas de muchas tonalidades en las que podrás bucear. También se pueden programar excursiones entre tiburones ballena, enormes animales de hasta 18 metros de largo, que se alimentan de plancton. No tienen demasiada prisa, ya que pueden llegar a vivir hasta 150 años. Pero las estrellas son las tortugas, con las que se puede nadar e interactuar a pocos metros de la orilla, quién sabe si mientras desovan. También puedes observar las aves, visitar la laguna o caminar por los increíbles senderos que atraviesan la selva. Hay incluso un pequeño yacimiento maya con restos y ruinas muy cerca de Akumal.

Viaja a Playa del Carmen con Costa

 

En pocos años ha pasado de ser un tranquilo pueblo de pescadores a convertirse en un destino moderno, famoso por sus playas, su belleza natural y por los tesoros arqueológicos que oculta. Playa del Carmen será un concentrado explosivo de clima ideal, descubrimientos históricos y vida nocturna. No faltarán tampoco las curiosidades, como la norma de que porcuestión de sobriedad los edificios y los hoteles no pueden superar los 13,5 metros de altura.

También podremos ir de compras por la Quinta Avenida o elegir entre los numerosos restaurantes y locales. Y para los que todavía quieren sorprenderse, muy cerca de allí encontrarán islas que permitirán pasar una tarde de relax absoluto rodeados de una flora y una fauna únicas en el mundo. «Playa», como la llaman los mexicanos, también te permitirá realizar muchas actividades deportivas, desde snorkel hasta buceo, además de excursiones en canoa. Con la mirada puesta en la gastronomía y bebidas típicas mexicanas. Ya solo queda elegir esta encantadora ciudad para pasar las vacaciones y, por qué no, visitarla con las excursiones que ofrece Costa.

¡Zarpa con Costa Cruceros!