UN FASCINANTE VIAJE POR LA NATURALEZA Y LA ESPIRITUALIDAD JAPONESAS

  • Puerto

    Maizuru

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita panorámica, Lunch not included

  • Precio

    Adultos

    USD79.0

  • Horas de duración

    6

  • Código excursión

    01T5

Descripción

Una excursión inolvidable al norte de Maizuru para descubrir algunos de los paisajes más evocadores de Japón: un pintoresco pueblo pesquero compuesto por casas flotantes que se suceden a lo largo de una sinuosa bahía, un magnífico parque desde el que se puede admirar una de las tres vistas panorámicas entre las más bonitas de todo el país y un templo místico para invocar la sabiduría y el éxito.



Lo que vamos a ver
  • Recorrido panorámico hacia el norte
  • La sugerente y accidentada bahía de Ine
  • Aldea de casas flotantes: las pintorescas funayas
  • Crucero por la bahía: espléndidas vistas de las montañas y de la aldea
  • Visita al sugestivo parque de Kasamatsu
  • Espectaculares vistas sobre el istmo de Amanohashidate
  • Visita al templo budista de Chion-ji
  • Imponente estatua del dios de la sabiduría


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto y nos embarcamos en un agradable recorrido panorámico hacia el norte, admirando los paisajes que pasan delante de nuestra ventanilla, alternando zonas rurales y vistas al mar.
  • De este modo llegamos a la bahía de Ine, una cala accidentada irregular en la que una delgada franja de tierra separa el mar de las montañas que se encuentran detrás, cubiertas por una frondosa vegetación de color verde esmeralda.
  • Aquí visitamos la característica aldea que se extiende a lo largo de toda la costa de la bahía y que recibe el mismo nombre: está formada por unas 230 casas flotantes llamadas funayas, situadas sobre balsas ancladas a la tierra firme, pegadas entre sí, que han otorgado a la localidad el apodo de «la pequeña Venecia de Kioto».
  • Más tarde subiremos a una embarcación para realizar un crucero por la bahía: durante la travesía, admiramos maravillados las casas funaya, dotadas de un cobertizo para botes en la planta baja, colocado directamente al nivel del mar. Los pescadores habitantes de la aldea viven en el primer piso, que también se usa como alojamiento popular para los huéspedes.
  • De vuelta a la tierra firme, llegamos al magnífico parque Kasamatsu, situado en un lugar panorámico en la ladera de una montaña que desciende suavemente hacia el mar.
  • Durante la visita, tenemos la oportunidad de admirar el principal motivo que ha hecho famoso al parque: la espectacular vista de Amanohashidate, un istmo largo y sinuoso de arena blanca cubierto por miles de pinos marítimos, considerado uno de los tres puntos panorámicos más bellos de todo Japón.
  • En el extremo sur del istmo de Amanohashidate, hacemos una parada para visitar el templo de Chion-ji, que nos dejará con la boca abierta gracias a su gran verja de entrada y a su majestuosa pagoda de dos pisos, construida en el siglo XVI.
  • El templo alberga una estatua dedicada a Monju Bosatsu, el dios budista de la sabiduría y del intelecto, uno de los tres más importantes de Japón, que atrae principalmente a estudiantes y personas en busca de estas cualidades para lograr el éxito en la vida y en los estudios.
  • Al igual que los visitantes más devotos, podemos adquirir pequeños objetos en forma de abanico, llamados omikuji, que cuelgan de los pinos situados alrededor el templo como signo de buen presagio. Quién sabe, ¡este gesto podría de verdad traernos suerte!

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • Durante la temporada turística, podrían encontrarse atascos de tráfico.
  • Se aconseja llevar calzado cómodo de paseo.
  • En la época en la que se realiza la excursión no habrá nieve.
  • La visibilidad de los paisajes durante el tour depende de las condiciones atmosféricas.
  • Se recomienda cambiar la propia divisa con yenes japoneses a bordo, puesto que no hay oficinas de cambio en esta zona.