DOS PERLAS DE DALMACIA: LAS CIUDADES DE NIN Y ZADAR

  • Puerto

  • Nivel de dificultad

    no disponible

  • Tipo

    no disponible

  • Precio

    Adultos

    EUR35.0

  • Horas de duración

    3

  • Código excursión

    02AK

Descripción

Tras un tour panorámico que nos permite admirar los fascinantes paisajes costeros de la región, visitamos a pie la ciudad de Nin, con sus antiguos monumentos y la fascinación por el pasado que surge en cada calle. Después volvemos a Zadar, para visitar paseando a nuestro aire su maravilloso centro histórico.



Lo que vamos a ver
  • Tour panorámico por la costa
  • Ciudad de Nin
  • Visita guiada del centro e Iglesia de la Santa Cruz
  • Tiempo libre en Nin
  • Visita de Zadar: paseo por nuestra cuenta por el centro histórico


Lo que haremos
  • Acompañados por un guía local, emprendemos un fascinante tour panorámico por la costa, siguiendo la línea accidentada, en una sucesión de ensenadas, golfos y promontorios, salpicados de numerosos puertos construidos en localidades protegidas.
  • Llegamos a nuestro primer destino: la ciudad de Nin, un asentamiento antiquísimo que conserva importantes vestigios de su historia, desde la época romana, pasando por la Edad Media y el Renacimiento hasta épocas más recientes.
  • En compañía de nuestro guía, damos un breve paseo por el centro, para admirar los monumentos más significativos, entre los que destaca la Iglesia de la Santa Cruz, que data del siglo IX y es de estilo prerrománico, también conocida como "la catedral más pequeña del mundo".
  • Al final de la visita guiada dispondremos de algo de tiempo libre para explorar Nin por nuestra cuenta, paseando entre callejuelas, antes de volver al autobús y retomar el viaje.
  • Volvemos entonces a la ciudad de Zadar, que conserva aún un notable patrimonio artístico y arquitectónico, fruto de largos siglos en los que se sucedieron distintas invasiones, desde los romanos hasta los venecianos para finalizar con los otomanos.
  • Una vez que llegamos a destino, nos bajamos del autobús y nos dejamos seducir por la ciudad con un paseo a nuestro aire por el centro histórico, situado en una pequeñísima y característica península, donde encontramos una sucesión de espléndidos monumentos y rincones sugerentes, para después volver al barco.

Qué hay que saber
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.
  • Se aconseja vestir calzado cómodo.