UN TOUR FAMILIAR A MEDIDA: JUNIBACKEN O SKANSEN?

  • Puerto

    Estocolmo

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Entretenimiento

  • Precio

    Adultos

    EUR70.0

  • Horas de duración

    4.0

  • Código excursión

    02DL

Descripción

Tenemos la oportunidad de pasar una tarde en familia con distracciones para grandes y pequeños: podemos elegir visitar el Junibacken, donde reviven los personajes famosos cuentos infantiles como Pipi Calzaslargas, o visitar el museo al aire libre de Skansen donde adultos y niños descubren el estilo de vida de los siglos precedentes de una forma divertida.



Lo que vamos a ver
  • Centro cultural infantil Junibacken
  • Tren de los cuentos y casa de Pippi Calzaslargas
  • Museo al aire libre de Skansen
  • Pequeño zoo y actividades lúdicas para niños


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto a bordo de un autobús y nos dirigimos a las dos atracciones familiares más populares de Estocolmo: el centro cultural infantil Junibacken y el museo al aire libre de Skansen**. En las dos horas y media de tiempo libre que tenemos para la visita, ¡solo nos compete a nosotros decidir cuál de los dos lugares visitar!
  • Al entrar en Junibacken, descubrimos un mundo de fábula inspirado en los relatos fantásticos de la autora y artista sueca Astrid Lindgren, a quien se deben personajes extraordinarios que pueblan la fantasía de los niños, como Pipi Calzaslargas.
  • Apenas traspasada la entrada, nos encontramos en la Plaza de los Cuentos, rodeada de viejas farolas y habitada por personajes queridos por los niños. * Subimos a bordo del tren de los cuentos, con el que emprendemos un viaje extraordinario a través de relatos nacidos de la pluma de Astrid Lindgren, reviviendo todas las emociones que su inspiración es capaz de suscitar: risas y lágrimas, diversión y miedo.
  • Entramos después en la casa de Pipi Calzaslargas, perfectamente reconstruida, donde podemos jugar en su cocina, subir al piso de arriba para ver el cuarto de Pipi o hacer una foto con su caballo blanco con lunares negros.
  • Antes de marcharnos de este lugar encantado, tenemos tiempo libre para curiosear por la libreria infantil más grande de Suecia o en la cafetería, decorada con un estilo rústico de bellos tiempos pasados y desde la cual se goza de una espléndida vista al mar.
  • Como alternativa, podemos elegir el museo al aire libre de Skansen, el primero del mundo de ese tipo, con casas y granjas originarias de todo el país que reproducen Suecia en miniatura, ilustrando las condiciones de vida y de trabajo en los siglos pasados.
  • Dentro del museo se encuentra también un pequeño zoo que laberga animales salvajes de las regiones nórdicas como lobos, alces, focas y nutrias, además de numerosas especies autóctonas de interés histórico que forman parte de proyectos de conservación.
  • El museo es interesante para los adultos y divertido para los niños, que son los huéspedes de honor: en Skansen todo está pensado para la diversión de los más pequeños, que pueden montar en poni, descubrir juegos del pasado, observar a los animales y entablar amistad con ellos o dejarse envolver en las tareas cotidianas de la granja.

Qué hay que saber

0