UNA FABULOSA PAUSA DE RELAX EN LA PLAYA DE MORNE ROUGE

  • Puerto

    Granada

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Actividad en el agua, Drink included

  • Precio

    Adultos

    EUR35.0

  • Horas de duración

    7

  • Código excursión

    02MY

Descripción

L a increíble paleta de colores del Caribe nos envuelve con la fascinación irresistible de una playa privada absolutamente maravillosa: el relax se convierte en poesía entre la fresca sombra de los almendros el brillo de las aguas y un ambiente como mínimo paradisíaco.



Lo que vamos a ver
  • Tour por el fascinante puerto Carenage
  • Parada de casi 6 horas en el Kalinago Beach Resort
  • Deliciosa bebida de bienvenida
  • Maravillosas aguas tranquilas, suave arena blanca
  • Bronceado relajante y espectaculares baños para grandes y pequeños
  • Bar restaurante en la playa


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto a bordo de un autobús y recorremos la fascinante Carenage, una espléndida ensenada que abraza el pintoresco puerto de la ciudad y avanzamos por a costa en dirección al sur.
  • Llegamos así al Kalinago Beach Resort, situado en una zona privada de la playa de Morne Rouge, donde el blanco de la suave arena se difumina sobre el azul del mar, salpicado por la fresca sombra de grandes almendros.
  • A nuestra llegada, nos reciben afablemente con una deliciosa bebida de bienvenida con alcohol o a nuestro gusto, y nos acomodamos en la fabulosa playa dispuestos a disfrutar de una espléndida jornada de relax.
  • Las aguas que bañan Morne Rouge son tranquilas y están protegidas, el ideal incluso para nadadores inexpertos y niños, que pueden divertirse entre el mar y la arena con total seguridad.
  • Durante las seis horas a nuestra disposición, podemos vivir el Caribe como más nos guste, tumbados plácidamente al sol, paseando por la orilla o sumergiéndonos en las impecables aguas del mar.
  • Si sentimos un cierto desfallecimiento o ganas de beber, el resort dispone de un bar restaurante en la playa, donde podemos comprar comida y bebida, dejándonos seducir por el menú gourmet que alterna platos criollos con especialidades internacionales.