EL PARAÍSO DE REPENTE EN LA PLAYA DE ANSE DU SUOUFFLEUR

  • Puerto

    Guadalupe

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Actividad en el agua, Lunch not included

  • Precio

    Adultos

    EUR40.0

  • Horas de duración

    7

  • Código excursión

    02MZ

Descripción

¿Quién no ha deseado pasar un día en el paraíso? Una fabulosa playa de suave arena bañada por espectaculares aguas cristalinas con todas las tonalidades de azul y sombreada por frondosos árboles movidos por la flagrante brisa marina: un escenario de ensueño para una jornada de relax verdaderamente incomparable.



Lo que vamos a ver
  • Tour panorámico por el interior rural
  • Playa de Anse du Souffleur: un oasis caribeño
  • Mares turquesas, arena suave y mucha sombra bajo los árboles
  • Espectaculares baños de mar


Lo que haremos
  • Cómodamente sentados a bordo de un autobús, emprendemos un tour panorámico por el interior de la isla, acompañados por un guía, y durante el trayecto admiramos la sucesión de plantaciones de caña de azúcar y antiguos molinos de viento, que nos transportan a un mundo bucólico y encantado.
  • Nuestro destino es un fabuloso arenal en la costa nororiental de Grande Terre: la playa de Anse du Souffleur, que se cierra ante nuestros ojos con su irresistible mar turquesa que acaricia la suave arena blanca.
  • Una vez que ponemos pie en este escenario de ensueño, tenemos a nuestra disposición 5 horas y media para disfrutar a tope del sol y del mar: podemos tumbarnos perezosamente en la playa y broncearnos, zambullirnos en el mar con gafas y tubo para descubrir el fondo marino o descansar a la sombra de las coccolobas que salpican la bahía.
  • La playa de Anse du Suffleur es el destino ideal para grandes y pequeños: Las aguas son tranquilas y los espacios amplios, los servicios esenciales pero no invasivos. Detrás de la playa corre una blanca calle entre los árboles, a lo largo de la cual encontramos de vez en cuando puestecillos variopintos y un par de restaurantes que ofrecen todo lo necesario para recuperarnos comiendo y bebiendo.
  • Quien tenga ganas de dar un breve paseo, puede llegar hasta el extremo septentrional de la playa, donde se encuentra un pintoresco y conmovedor cementerio con tumbas excavadas en la arena y decoradas con conchas.