EL MARAVILLOSO CONJUNTO ARQUEOLÓGICO DE BUTRINT

  • Puerto

  • Nivel de dificultad

    Difícil

  • Tipo

    Cultural

  • Precio

    Adultos

    EUR50.0

  • Horas de duración

    4.5

  • Código excursión

    1821

Descripción

Echamos la mirada atrás y retrocedemos miles de años al visitar el espléndido conjunto arqueológico de Butrint, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el que los innumerables restos bien conservados nos hablan de un pasado remoto y fascinante.



Lo que vamos a ver
  • Parque arqueológico de Butrint
  • Acrópolis griega y teatro griego
  • Termas romanas y baptisterio
  • Ksamil: pausa para comer algo
  • Paseo a nuestro aire por Saranda


Lo que haremos
  • Dejamos el puerto de Saranda a bordo de un autobús y llegamos a la ciudad de Butrint, una de las colonias griegas más antiguas y en la actualidad fascinante localidad en la que la extraña combinación entre arqueología y naturaleza virgen crea un ambiente único e inolvidable.
  • Visitamos el conjunto arqueológico de Butrint, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el que se conservan espléndidamente los restos de la antiquísima historia de la ciudad.
  • Entre ellos destacan la acrópolis griega, que puede jactarse aún hoy de contar con elementos arquitectónicos verdaderamente sugerentes y profusamente decorados, y el teatro griego que data del siglo III a.C, testimonio también de los orígenes de la antigua colonia.
  • No faltan las ruinas de época romana, tan espectaculares, como las termas públicas, decoradas por magníficos mosaicos de motivos geométricos, y el baptisterio del siglo VI d.C que se eleva en medio del bosque y presenta aún hoy lujosas decoraciones de mosaico.
  • Una vez terminada la visita del conjunto arqueológico, retomamos el viaje en dirección a Ksamil, una alegre localidad balnearia muy conocida, a poca distancia de Saranda, donde hacemos una parada en un bar local para reponernos.
  • Volvemos después a Saranda, que surge en una bahía con forma de herradura sobre las ruinas de la antigua colonia romana. En la actualidad es un alegre centro balneario, bañado por un maravilloso mar cristalino.
  • Una vez que nos bajamos del autobús, tenemos tiempo libre a nuestra disposición para explorar a nuestro aire el centro, paseando por las calles en busca de los monumentos más bellos y aprovechando para hacer algunas compras o simplemente disfrutando de las maravillosas vistas del paseo marítimo.