UN PASEO POR SORRENTO

  • Puerto

    Nápoles

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita panorámica, Shopping, Lunch not included

  • Precio

    Adultos

    EUR50.0

  • Horas de duración

    5

  • Código excursión

    1892

Descripción

Una excursión para descubrir una perla del golfo de Nápoles: la espléndida Sorrento, con sus callejuelas y plazoletas que enamoran a todos aquellos que tienen la suerte de visitarla.



Lo que vamos a ver
  • Piazza Tasso 
  • Sedil Dominova 
  • Catedral 
  • Iglesia de San Francisco 
  • Marina Grande


Lo que haremos
  • Saliendo del puerto de Nápoles nos dirigimos por autovía, atravesando los pueblos del Vesubio, a Sorrento, la localidad más bella y famosa de la península Sorrentina, una de las perlas del golfo de Nápoles. La leyenda narra que en su mar habitaban las míticas sirenas que, con su melodioso canto, tentaron a Ulises. 
  • Al llegar a Sorrento comenzamos nuestro paseo por sus callejuelas, antiguos decúmanos, llenas de vida gracias a las numerosas tiendas que exponen variadas mercancías. Nos trasladamos a continuación a la Piazza Tasso, que alberga una estatua del famoso poeta sorrentino Torquato Tasso, hasta el Sedil Dominova, testimonio del antiguo "sedile" (asiento) del siglo XIV en que se reunían los nobles para administrar la ciudad. A continuación contemplamos la catedral y la Iglesia de San Francisco, que presenta un claustro y un jardín adyacentes, desde donde disfrutamos de unas espléndidas vistas de la Marina Grande, el barrio de pescadores de Sorrento. 
  • En este momento, antes de regresar al barco, disponemos de algo de tiempo libre que podemos aprovechar realizando algunas compras, probando el famoso licor de limón de esta tierra, el limoncello, o simplemente disfrutando un poco más del ambiente repleto de encanto de esta localidad conocida en todo el mundo y, no por casualidad, muy apreciada desde siempre por los turistas debido a sus maravillas naturales y artísticas, así como a sus tradiciones. 
  • Una curiosidad: según la etimología popular, el nombre deriva de la denominación "sirenide", que quizás antiguamente se atribuyera a la zona debido a la supuesta presencia de las sirenas de la tradición homérica.

Qué hay que saber
  • La excursión se realiza casi toda a pie, por lo que no está recomendada a personas con dificultades para caminar.