EL ENCANTADOR PUEBLO DE OIA Y RELAX EN LA PLAYA DE PERISSA

  • Puerto

    Santorini

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Visita panorámica, Actividad en el agua, Meal included

  • Precio

    Adultos

    EUR95.0

  • Horas de duración

    6.5

  • Código excursión

    1915

Descripción

Enrocado en los acantilados, el pueblo de Oia nos sorprende con sus típicas casas blancas, callejuelas estrechas, balcones engalanados de llamativas flores y tiendas de estilo antiguo. Disfrutamos de un poco de relax en la playa negra de Perissa, para después acabar con una visita a la pintoresca Fira, la capital de la isla: un espectáculo para los ojos y para el alma.



Lo que vamos a ver
  • Oia 
  • Playa de Ammoudi y Armeni (panorámica) 
  • Playa de Perissa 
  • Almuerzo en restaurante típico 
  • Fira


Lo que haremos
  • Desde el barco llegamos al puerto de Athinios en lancha. Iniciamos nuestra excursión dirigiéndonos al pintoresco pueblo de Oia. 
  • En Oia nos perdemos por las maravillosas callejuelas pavimentadas de mármol, donde todo es un sube y baja, y a las que se asoman casas típicas de color blanco y ocre con los tejados azules en forma de cúpula que son el sello de identidad de toda la isla. El pueblo nos sorprende con unas inigualables vistas panorámicas de las vecinas islas de Folegandros y Sikinos, y del volcán, actualmente inactivo. 
  • Después bajamos al mar al encuentro de dos pintorescas playas: Ammoudi y Armeni. Allí se levanta la espléndida ermita de San Nikolaos. 
  • Continuamos rumbo a un paraíso del bienestar: la playa de Perissa, conocida por sus aguas cristalinas y su arena de lava de color negro. Cedemos al reclamo del mar y nos sumergimos en sus aguas limpias, para después descansar al sol en las tumbonas. 
  • Después de unas horas de relax en la playa, cedemos a los placeres de la buena mesa: nos espera un delicioso almuerzo a base de especialidades gastronómicas locales en un restaurante de la zona. Continuamos hacia la última etapa de nuestra excursión: el centro de Fira, capital de la isla, muy conocida por sus casitas pintadas de blanco al socaire de los pronunciados acantilados: un espectáculo para los ojos y para el alma.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas; se recomienda reservar con antelación.
  • Se recomienda ponerse el bañador antes de comenzar la excursión.
  • Los niños comparten la hamaca con sus padres.
  • Excursión no recomendada a personas con dificultades para caminar.