TOUR PANORÁMICO POR BRUSELAS

  • Puerto

    Brujas

  • Nivel de dificultad

    Fácil

  • Tipo

    Visita panorámica, Cultural, Lunch not included

  • Precio

    Adultos

    EUR100.0

  • Horas de duración

    8.0

  • Código excursión

    2787

Descripción

Visitamos Bruselas, capital no solo de Bélgica, sino también de Europa, por lo que alberga algunas de sus instituciones más importantes, entre las que se encuentra el Parlamento Europeo. Con un tour panorámico en dos tiempos y un agradable paseo por el centro, descubrimos esta ciudad multicultural de mil caras con un pasado rico en historias y un presente al ritmo de los tiempos, capaz de ofrecer grandes sorpresas y fuertes emociones.



Lo que vamos a ver
  • Tour panorámico de entrada a Bruselas
  • Estadio Rey Balduino y Grand Palais du Centenaire
  • Parada fotográfica en el Atomium
  • Pabellón Chino, Torre Japonesa, Castillo Real de Laeken
  • Excursión a pie por el centro
  • Galerías Reales Saint-Hubert, rue des Bouchers
  • Grand Place
  • Manneken Pis
  • Tiempo libre para ir de compras
  • Tour panorámico de despedida de Bruselas
  • Palacio Real, Parlamento Europeo, Parque de Cincuentenario, Basílica del Sagrado Corazón de Koekelberg


Lo que haremos
  • Desde Zeebrugge recorremos en autobús la autopista que nos conduce a la capital belga, la cosmopolita Bruselas, ciudad de interesantes contrastes, con sus edificios modernos y su arquitectura flamenca, templo de la gastronomía e importante centro administrativo de Europa.
  • En el transcurso del tour panorámico que nos lleva a explorar la ciudad, podemos admirar algunas de sus joyas: el Estadio del Rey Balduino, históricas instalaciones deportivas polivalentes construidas a finales de los años veinte, y el Grand Palais du Centenaire, grandioso edificio de estilo Art Deco construido para celebrar el primer centenario de la independencia de Bélgica. Hacemos una parada en el Atomium para inmortalizar el increíble monumento de acero que representa la estructura atómica de una enorme molécula de hierro, con una altura de 102 metros, construido con ocasión de la Exposición Universal celebrada en Bruselas en 1958.
  • Volvemos a subir al autobús para dirigirnos al centro de la ciudad. Durante el recorrido vemos el Pabellón Chino, que alberga una interesante colección de porcelanas chinas, la Torre Japonesa que acoge las muestras permanentes dedicadas a Japón, y el castillo real de Laeken, residencia del Rey de Bélgica.
  • Dejamos el autobús en las inmediaciones de la estación central y proseguimos a pie para descubrir el casco histórico, comenzando por las famosas Galerías Reales Saint-Hubert, el lugar para las compras por excelencia y una de las galerías cubiertas más bellas de Europa, y recorremos la famosa rue des Bouchers (literalmente calle de los carniceros) con sus numerosos bares y restaurantes. A algunas manzanas se encuentra la maravillosa Grand Place, plaza central e histórica de la ciudad que nos deja sin aliento con las casas barrocas de los gremios y el bello ayuntamiento. No sorprende que esté registrada en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
  • El tour nos lleva al Maneken Pis, ¡el niño más famosos de Bruselas! Esta estatua de bronce es el símbolo de la libertad de espíritu de los habitantes de la ciudad.
  • Tenemos entonces un poco de tiempo libre para ir a la caza de los típicos souvenirs belgas (bombones, encajes y telas) o sentarnos tranquilos en un bar a saborear una de las numerosas cervezas elaborados en el país.
  • Volvemos a subir al autobús y rodeamos el Palacio Real, residencia oficial del rey de Bélgica, el Parlamento Europeo, el Parque del Cincuentenario, con un arco de triunfo que celebra el quincuagésimo aniversario de la independencia de Bélgica, y por último la Basílica del Sagrado Corazón de Koekelberg, la mayor construcción Art Deco del mundo, para después retomar la autopista de regreso a Brujas.

Qué hay que saber
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • Se aconseja llevar calzado cómodo.
  • La excursión no es aconsejable para los pasajeros con movilidad reducida.