PETRÓPOLIS, LA CIUDAD IMPERIAL DE BRASIL

  • Puerto

    Río de Janeiro

  • Nivel de dificultad

    Moderado

  • Tipo

    Cultural, Meal included

  • Precio

    Adultos

    USD100.0

  • Horas de duración

    7.0

  • Código excursión

    5079

Descripción

Petrópolis, ciudad imperial de Brasil, no atrae a los visitantes solo por su clima y sus alrededores agradables, sino también por sus lugares de interés histórico y cultural, que iremos descubriendo a través de esta excursión; el primero de ellos es el antiguo Palacio de Verano del segundo emperador de Brasil, que ahora alberga un museo dedicado a la historia y los artefactos de la época imperial.



Lo que vamos a ver
  • Quitandinha
  • Catedral São Pedro de Alcântara
  • Museo Imperial
  • Museo Santos-Dumont


Lo que haremos
  • Dejaremos atrás el muelle en dirección a Petrópolis, la ciudad imperial de Brasil situada a unos 65 km de Río de Janeiro. Acurrucada entre las colinas boscosas de la Serra dos Órgãos, en el valle de los ríos y Quitandinha y Piabanha, Petrópolis es actualmente un popular destino turístico de verano.
  • Nos detendremos en Quitandinha, un importante edificio que hoy en día alberga un centro de congresos, mientras que en el pasado acogió al mayor casino de América Latina, activo durante solo dos años porque los juegos de azar se prohibieron en Brasil en 1946.
  • A continuación, haremos una parada para visitar la Catedral São Pedro de Alcântara, un lugar de culto de estilo neogótico francés que data de 1939. El edificio, de 70 metros de altura, alberga la Capilla Imperial, donde se conservan los restos de Dom Pedro II, su esposa Dona Teresa Cristina, de su hija, la princesa Isabel, y del Conde D'Eu, el marido de esta última.
  • Entonces llegaremos a la principal atracción de Petrópolis, el Museo Imperial. En el pasado fue la residencia de verano de la familia real, y actualmente en este museo se exhiben valiosas pertenencias del emperador Dom Pedro II y su familia, incluyendo pinturas, alfombras y la famosa corona imperial de oro, adornada con 639 diamantes y de 1,72 kg de peso, elaborada para la coronación del emperador en 1841. Visitaremos asimismo la sala de los vagones y la locomotora imperial.
  • Al salir del museo nos detendremos para el almuerzo, después de lo cual nos esperará la visita a otro interesante museo, el Museo Santos-Dumont. El científico e inventor Santos-Dumont, el padre de la aviación, diseñó en persona este edificio, también llamado "A Encantada". Construido en 1918, después de haber sido la residencia del científico, fue convertido en un museo en 1946. Entre las obras más valiosas destacan los muebles y objetos de decoración.

Qué hay que saber
  • Este recorrido no se realiza los lunes.
  • Las plazas son limitadas, por lo que se aconseja reservar con antelación.
  • Durante la visita en el interior del Museo Imperial será obligatorio llevar pantuflas.