Lituania

Lituania fue la primera de las Repúblicas Bálticas en recobrar su independencia del dominio ruso. Su cultura manifiesta muchas influencias de los países europeos desde la antigüedad, especialmente en su capital, Vilna.
Durante el viaje a Lituania con el crucero Costa admiramos las costas a las que se asoman ciudades como Vente y Palanga, pequeñas joyas de los antiguos territorios prusianos. Hermoso también el puerto de Klaipėda, el lugar de salida para llegar a la península de Neringa, o istmo de Curlandia, una lengua de tierra que separa el mar Báltico de la Laguna de Curlandia. Sus 100 kilómetros de playas y pinedas habitadas por animales salvajes son un área protegida, patrimonio de la humanidad. Otro lugar emblemático del país es la colina de las cruces, lugar particularmente hermoso cerca de Šiauliai, que debe su nombre a las miles de cruces de diferente tamaño que llenan su superficie.