Namibia

Un viaje a Namibia nos permite apreciar la increíble perfección de los contrastes creados por la naturaleza, especialmente a lo largo de la costa. Al oeste de la meseta central, que divide el país de norte a sur, las dunas del desierto del Namib llegan hasta el océano. El hermoso puerto de Walvis Bay es el lugar perfecto para avistar pelícanos, focas y flamencos, y no está lejos de la ciudad de Swakopmund, que todavía tiene rastros de la colonización alemana. Pero nuestro crucero Costa por Namibia nos lleva también a lo largo de la Costa de los Esqueletos, un parque natural donde las dunas se alternan con grandes cañones abiertos sobre rocas volcánicas. Continuando hacia el interior, hacia las llanuras, llegamos a la capital Windhoek y al desierto Kalahri. Aquí la sabana ocupa el lugar de la arena roja del Namib. Observamos una vegetación milenaria y avistamos leones, leopardos, rinocerontes, cebras y elefantes.

Puertos destacados