Polinesia Francesa

El viaje a la Polinesia Francesa es un verdadero mito para los amantes del mar. Salpicada con cien islas, su mar es de postal, con las playas de arena blancas y las palmeras meciéndose con el viento como telón de fondo a nuestro crucero por el océano Pacífico. Desde nuestra llegada en el crucero quedamos impresionados por la luz que brilla en el mar. A la vez, entendemos por qué Gauguin se retiró aquí para pintar la belleza. Todos los lugares que visitamos pertenecen al icono feliz del paraíso terrenal. La isla más importante y más poblada es Tahití, con su capital Papeete, luego están Moorea, Bora Bora y muchas más, todas ellas con playas deslumbrantes y un mar con mil tonos de turquesa y fragantes flores. Nos acompañan las danzas y los tambores que aquí son algo más que música: son un lenguaje real de bienvenida y saludo, pero también una forma de agradecer, honrar y rezar a los dioses.

Puertos destacados

Bora Bora

Bora Bora es una de las islas más famosas de la Polinesia y no por casualidad su mar permite inmersiones cuya experiencia será única.