Polonia

Al llegar por mar, durante un viaje a Polonia se puede admirar la costa de la bahía de Gdansk, hasta llegar al puerto de Gdynia, elegido por Costa como un punto donde atraca nuestro crucero por el norte de Europa. El Puerto de Gdynia, donde llegamos con nuestro crucero, forma parte de la llamada “triple ciudad” junto a la deliciosa Gdansk y a Sopot, famoso por tener el muelle más largo de Europa. Polonia fue durante mucho tiempo un cruce de culturas entre oriente y occidente, como demuestran muchas características de Gdansk: considerada la "capital marítima" del país, su centro antiguo está todavía muy bien conservado, y alberga edificios góticos y renacentistas, pintorescas calles que parecen salidas de un cuadro, largas avenidas y grandes plazas, como la Plaza del Mercado Largo o la Ruta Real. A las afueras de Gdansk, construido a finales del siglo XIII por la orden de Caballeros Teutónicos, el castillo de Malbork bien merece una visita, ya que permite sumergirse totalmente en la atmósfera medieval.