Santa Elena

La isla de Santa Elena es uno de los lugares más aislados del mundo y es famosa por haber sido la última residencia de Napoleón Bonaparte, forzado al exilio. Nosotros podemos llegar fácilmente a bordo de nuestro crucero.
Es un lugar poco conocido y, por lo tanto, inesperado. Sus bellezas naturales son fascinantes, como el Diana’s Peak National Park. Además de la hermosa naturaleza que nos invita a la pesca, el buceo y el avistamiento de ballenas, la isla es famosa por la oportunidad de visitar algunos lugares que recuerdan al gran Napoleón: como su casa en el pueblo de Longwood House, el Briars Pavilion y, por supuesto, su tumba. Jamestown es la capital de la isla, que goza de una posición especial dentro de un estrecho valle entre dos mesetas que la hacen única y adonde llegamos con nuestro crucero Costa a Santa Elena.

Puertos destacados