Casablanca

Casablanca, ciudad misteriosa .... La ciudad que inspiró la famosa película de Curtiz es también el corazón de una cultura gastronómica muy variada.

Casablanca, el auténtico centro neurálgico del comercio marroquí, es una ciudad que no te puedes perder. Caracterizada por una gran influencia francesa, Casablanca representa la fusión de estilos arquitectónicos moriscos y una cultura muy "occidental". No puedes volver de Casablanca sin haber ido a disfrutar de su magnífico minarete en la mezquita de Hassan II. Y disfrutar de un paseo por el Parque de la Liga Árabe y el Palacio Real, situados en el barrio de Habous. Antes de zarpar del puerto de Casablanca tienes que dar una vuelta por la antigua Medina y sus pequeños comercios, es el destino perfecto para degustar la cocina tradicional marroquí.

No puedes perderte:

• El Parque de la Liga Árabe

• El barrio de Habous

• La mezquita de Hassan II