Civitavecchia / Roma

Civitavecchia, que ya era un puerto en tiempos de los etruscos, es el acceso a Roma por mar. ¿Hace falta decir más? Aquí todo refleja el glorioso poder de un pueblo que gobernó el mundo.

Ubicado dentro de una curva, protegida al norte por el río Mignone y al sur por el Marangone, el puerto de Civitavecchia fue construido en la costa del mar Tirreno en la época etrusca, y aún conserva sus vestigios. En especial, el Fuerte Michelangelo y el casco antiguo con sus muros del siglo IX son testigos del esplendor del pasado medieval. De todos modos, hay que aprovechar esta escala para visitar Roma, la grandiosa capital con sus monumentos famosos en todo el mundo: los Foros, el Coliseo, el Panteón, la Columna Trajana, la Basílica de San Pedro, los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina, la Fontana di Trevi, la plaza Navona, la laza Venecia, la plaza de España y mucho más.

No puedes perderte:

• La majestuosa Catedral de San Francisco de Asís

• Fuerte Michelangelo

• La Rocca, fortaleza impenetrable