Manila

Las miles de islas que forman Filipinas están en una de las zonas más ricas en biodiversidad del mundo, mientras que la mezcla de grupos étnicos que viven allí forman un patrimonio antropológico único.

El dominio español, la ocupación japonesa y la soberanía americana dejaron huellas indelebles, que se mezclan con la matriz indígena, creando una cultura única. Del tiempo que se detiene en las cuevas de Boracay al ritmo rápido del centro cultural de Manila, la capital; del aroma de las hierbas medicinales en los mercados al aire libre, al susurro del viento en las terrazas donde se extienden los campos de arroz en las cordilleras de Filipinas; de un espectáculo de danzas tradicionales al sabor agridulce de la cocina local: nuestro crucero por el Pacífico no se olvida de nada. Durante la parada al puerto de Manila descubrirás un patrimonio histórico apasionante y tesoros culturales que la convirtieron en la capital de Filipinas desde sus orígenes como colonia española. Después de visitar el maravilloso distrito histórico de intramuros, cuyos edificios conservan los vestigios de la época del colonialismo español, podrás explorar el campo de batalla de la isla de Corregidor que data de la época de la Segunda Guerra Mundial.

 

No puedes perderte:

• Intramuros

• Isla de Corregidor

• Parque Rizal

Excursiones que no te puedes perder

Algunas de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en un crucero.